Cómo regar las plantas en vacaciones: 4 trucos infalibles

Mujer regando sus plantas en casa

Getty Images

En verano muchos españoles se van de vacaciones, alejándose de la rutina para pasar unos días de relax, pero entonces surge la duda de qué hacer con las plantas que uno tiene en casa cuando te marchas.

Viajar cuando se tiene una mascota es más fácil, puedes llevarte a tu fiel amigo de vacaciones, ya que algunas playas permiten perros. Pero cuando se trata de las plantas es otra cosa. Estas hay que dejarlas en casa. Y tienen que ser atendidas como siempre.

Una opción es que, si tienes tan solo un par de plantas, se las dejes a un vecino. Si tienes más, siempre puedes dejarle la llave de tu piso a alguien de confianza al que no le importe regar tus plantas de vez en cuando, de esta forma impides que se marchiten.

Aunque puedes evitar tener que prescindir de nadie para regar tus plantas en vacaciones cuando no estés en casa. Con estos trucos disfrutarás de unas vacaciones perfectas sin tener que preocuparte por el estado de tus plantas.

Sistema de riego por goteo

Para crear tu propio sistema de goteo casero solo necesitas dos cosas: un cordón de algodón y un recipiente con agua. El truco es bien sencillo. Entierra uno de los extremos del cordón en la tierra de la maceta. El otro ha de estar sumergido en agua, en el recipiente que se ha llenado, y que debe estar colocado a una altura superior.

El agua se transportará por el cordón haciendo que llegue a la tierra cuando esta lo requiera. No es necesario que el cordón sea de algodón, sino que puede estar hecho de otro material, pero siempre que este sea absorbente.

Sistema de riego por goteo con botella de plástico

Otro sencillo truco para mantener tus plantas cuando no estás es casa consiste en hacer un agujero en el tapón de una botella con la ayuda de una aguja caliente. Cuando este se haya hecho solo tienes que volcar la botella dejándola reposar en la maceta. De esta forma las gotas irán cayendo poco a poco en la tierra a modo de riego.

Una cosa que debes tener en cuenta es que, si haces el agujero más grande, las gotas caerán más rápido. Si a la hora de hacer el agujero, este te ha quedado un poco más ancho de lo que querías, puedes poner un poco de algodón en la salida del agua para obstaculizar un poco el paso.

Las 100 islas más impresionantes y bonitas de todo el mundo

Conos de cerámica para regar las plantas

¿Quieres un truco que sea más fácil todavía? Entonces este es el tuyo. Lo único que necesitas es un cono de cerámica o terracota. Puedes comprarlo en tiendas de jardinería por un precio bastante económico. Además, puede servirte a modo de riego incluso cuando no estás fuera.

Lo único que debes hacer es introducir el extremo más delgado en la tierra, llenar el cono de agua y el sistema de autorriego ya se encargará por sí solo de mantener frescas tus plantas.

Macetas de autorriego

También existe la solución perfecta para quienes no quieren arriesgarse mucho con trucos caseros por muy bien que funcionen. Por eso existe la opción de comprar macetas con autorriego que te permitirán irte de vacaciones sin preocupación alguna.

En Business Insider España puedes encontrar una selección de las mejores macetas con autorriego para tener tus plantas bien cuidadas mientras estás relajado frente al mar.

Asegúrate también, antes de irte de viaje, no bajar las persianas del todo, ya que las plantas necesitan la luz del sol para realizar la fotosíntesis. Colócalas en un lugar donde no les dé tampoco la luz directa del sol.

Para que haya humedad, puedes colocar barreños con agua por diferentes lugares de la estancia, así tus plantas estarán más frescas. Aunque con los trucos anteriores tus plantas estarán más que bien cuando regreses.

Otros artículos interesantes:

Los viajes más baratos y románticos del mundo para hacer en pareja

Las mejores ideas para decorar tu casa con plantas, según los expertos

Estas son las 10 plantas que deberías tener en tu dormitorio para mejorar tu salud, según la NASA

Te recomendamos