Cómo usar una báscula de cocina para controlar lo que comes

mujer pesando alimentos
  • Si estás siguiendo una dieta personalizada para mantener a raya los kilos o mejorar tu masa muscular por deporte deberás controlar lo que comes.
  • Saber utilizar una báscula de cocina te permitirá controlar el peso de los alimentos y saber con precisión lo que ingieres.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una báscula de cocina no solo es útil a la hora de calcular proporciones exactas cuando estás siguiendo una receta. También te será esencial para controlar lo que comes si estás siguiendo una dieta. 

Por ejemplo, si estás inmerso en el conteo de macros (es decir a los macronutrientes que tu cuerpo necesita en mayor proporción, como carbohidratos, grasas y proteínas), necesitarás saber qué proporción de estos nutrientes lleva cada alimento. Y así verificar la cantidad que debes ingerir en función de tus necesidades.

Para controlar lo que comes, entonces nada más eficaz que una báscula de cocina. Pero para ello debes saber utilizarla de manera correcta. Tranquilo nada más fácil.

Lo primero es comprobar que tu báscula está programada en las unidades de medida adecuadas (kilogramos, onzas, gramos...) en función de tus necesidades y de lo que te resulte más fácil. 

Puedes pesar los alimentos directamente en la balanza. Aunque si lo haces así asegúrate de limpiarla cada vez que la uses.

Si vas a ponerlos en un recipiente, deberás indicar a tu báscula que no cuente ese peso. Para ello, solo debes buscar la función "tara" que te permite poner en cero el peso los envases con los que se mide.

Esta función también será muy útil para calcular alimentos complejos de medir. Por ejemplo si quieres tomar una cantidad exacta de paté o mantequilla sobre una tostada. De esta forma, coloca la rebanada en la báscula, tara y después añade lo que vayas a untar para averiguar la cantidad exacta.

Algunos alimentos cambios de peso al ser cocinados. Como la carne que tiende a perder agua o el arroz que por el contrario crece.

¿Deberías pesar los alimentos crudos o cocinados? Hacerlos una vez elaborados puede ser más complejo, en función sobre todo del plato. Aunque si lo haces en crudo deberás tener en cuenta esa variación de peso y volumen.

Para ello, puedes guiarte de este resumen explicativo compartido por la cuenta de Instagram de CrossFit España. 

  • Las carnes a la plancha, salteadas o asadas tienden a disminuir un 20 % (100gr de carne cruda son 80 gr de cocinada) .
  • Los pescados al vapor, al horno, fritos y escalfados tienden a disminuir un 15 % (150gr de pescado crudo son 130gr de cocinada) .
  • La pasta aumenta dos veces y media su peso ( 45 gr cruda de pasta es 115gr cocida).
  • El arroz triplica su peso de crudo a cocido (45gr crudo de arroz es 135gr cocido). .
  • Las legumbres aumentan 3 veces su peso al cocerlas ( 60 gr de legumbres crudas son 180gr de cocidas).
  • Las patatas y hortalizas no presentan cambios significativos pero se observa una ligera tendencia a la pérdida de peso cuando se han cocinado al vapor

Con todo esto en mente ya solo te queda hacerte con una buena báscula de cocina que pese tus alimentos con la mayor precisión.

Otros artículos interesantes:

Del kétchup al guacamole pasando por la soja: ¿son saludables tus salsas favoritas?

Qué es la dieta Gavelston, el plan de alimentación pensado para no ganar peso durante la menopausia

4 sopas depurativas con las que ayudar a tu cuerpo a liberarse del exceso de las fiestas

Te recomendamos