Si este verano has pasado mucho calor y estás pensando en comprar un aire acondicionado estos consejos te ayudarán a escoger el mejor para ahorrar en tu factura de la luz

Dormir con el calor del verano.
Getty Images
  • Si estás pensando en hacerte con un aire acondicionado pero el gasto te preocupa, estos consejos pueden ayudarte a reducir su impacto en tu factura de la luz.
  • Según Arturo Cardenal, CEO del comparador de facturas de luz y gas Watiofy, la propia elección del equipo puede influir en el posterior gasto.
  • Asegurarte de que el aparato se ajusta al espacio que debe enfriar, optar por eficiencia energética y colocar la unidad lejos de zonas con sol son sencillas maneras que te llevarán a ahorrar en tu gasto energético.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque existen formas de mantenerse fresco en verano sin necesidad de tecnología, tener aire acondicionado puede hacerte mucho más llevadero el calor de estos meses.

El mes de agosto se estrenó de la mano de una ola de calor que disparó los termómetros hasta temperaturas realmente abrasadoras haciendo que cualquier mínimo movimiento, e incluso dormir, resultara imposible.

Si has decidido no volver a pasar por ello y optar por el aire acondicionado, quizás te estés preguntando cuánto puede suponer sumar un extra más a tu factura de la luz, y más si sigues teletrabajando desde casa.

Según algunas estimaciones el aire acondicionado en verano puede conllevar un incremento mensual en la factura de hasta 31 euros. Aunque este gasto puede oscilar en función de varios factores, como explica a Business Insider España Arturo Cardenal, CEO de Watiofy comparador de facturas de luz y gas.

Leer más: Cuánto vas a gastar de más en aire acondicionado y otras facturas con el teletrabajo

Si estás pensando en hacerte con un aire acondicionado o tienes uno y quieres cambiar, estos consejos sobre su compra y uso te ayudarán a evitar un sablazo en tus facturas, según Cardenal.

Comprueba que el equipo se ajusta al espacio que debe enfriar

Lo primero que debes tener en cuenta es que el equipo de aire acondicionado que decidas comprar tiene que tener la capacidad idónea para refrigerar el volumen de superficie al que va destinado.

Si te quedas corto y adquieres uno que no cuenta con la capacidad suficiente para enfriar de manera adecuada todo el espacio terminarás gastando más electricidad.

"El equipo va a estar intentando llegar y nunca terminará de alcanzar la temperatura confort por lo cual estará constantemente funcionamiento", explica Cardenal.

Pero ojo, tampoco vale lo de "burro grande ande o no ande", advierte el especialista.

"Es importante que no compremos un equipo que esté sobredimensionado porque el funcionamiento por exceso hará que el equipo arranque y pare más veces y eso también consume más".

"Por lo cual una elección idónea al espacio a enfriar es algo muy importante para conseguir el ahorro", resume.

Leer más:Los mejores aparatos de aire acondicionado, según la OCU

Para ayudarte a escoger el mejor aire acondicionado para tu casa debes saber que existen referencias marcadas por metro cuadrado. También puedes consultar tablas tabuladas que dan una equivalencia entre metros cuadrados y potencia por tipo de equipo. 

Y, por supuesto, no dudes en pedir asesoramiento al vendedor o al técnico que vaya a instalarlo. 

Busca la eficiencia energética

Decidirte por la mayor eficiencia energética posible es un paso más a reducir el gasto en tu aire acondicionado.

"Intenta siempre ir, dentro de una relación calidad/precio en función de tu bolsillo, a la mayor calificación energética posible porque los ahorros son importantes. Entre un equipo antiguo y un equipo nuevo que tenga una triple A lo mismo tienes un ahorro de un 40%", asegura el CEO de Watiofy.

"Hoy en día lo que nos encontramos mucho en nuestro estudios de tarifas y facturas son consumos elevados de electricidad y potencia para locales o viviendas con equipos de aire acondicionado comprados a lo mejor hace 15 años. Un equipo de hoy a uno de ese tiempo consume la mitad".

La razón es que la tecnología ha cambiado muchísimo en los últimos años enfocándose en "conseguir la máxima eficiencia energética posible". O dicho de otra forma: en utilizar menos energía para producir el mismo confort.

Leer más: Ventajas y desventajas de invertir en electrodomésticos de clase A

Puede entonces que lo mismo te interese más cambiar el equipo que seguir pagando lo que estás pagando de energía, sopesa Cardenal.

Su consejo "ante equipos que tengan muchos años" es hacer un estudio de la factura y de lo que rinden unos aparatos y otros y plantearse la sustitución.

La ubicación de los equipos también cuenta

La ubicación de los equipos también puede influir en el gasto energético derivado de su uso.

Lo aconsejable es colocar la zona exterior en espacios donde haya circulación de aire y no esté muy encajonado. Mientras que la unidad interior debe ubicarse en espacios en los que no dé mucho el sol, pues "si le da más calor esto hará que le cuesta trabajar más".

Lo mismo sucede con los termostatos de ambiente que tienen los aires acondicionados. 

"Si está recibiendo mucho sol la lectura de temperatura puede estar un poco falseada". Lo que hará que perciba la habitación más caliente de lo que realmente pude estar y con ello esté encendido más tiempo del que debería.

Asegúrate de mantener temperaturas estables de confort

Aunque tengas aire acondicionado ,no se trata de recrear el polo en tu cuarto para disfrutar del gusto de dormir con edredón. Excederte en la temperatura tendrá consecuencias nefastas para el medio ambiente y elevará tu factura de luz a cifras que seguramente no te gusten.

Como normal general en cualquier sistema de climatización, ya sea la calefacción o el aire acondicionado, se debe mantener las temperaturas de confort. Para el verano está se coloca entre los 24 y 25 grados.

"Cada grado que bajamos se estima que se consume un 8% más de energía", asegura.

Un uso razonable del aire acondicionado también conlleva no tener este encendido más allá de lo necesario.

Si eres de los que cuando sale de casa deja el aire acondicionado encendido para que cuando vuelvas esté fresquito, en opinión de Cardenal: "Estás enfriando el espacio con un gasto de energía brutal".

A diferencia de lo que ocurre con ciertas calefacciones, el aire acondicionado no requiere de mucho tiempo para llegar a la temperatura deseada. Por lo que puedes esperar a llegar a casa para encenderlo. Si aún así no quieres esperar ni esos minutos, una opción evidente es hacer uso de los programadores.

Leer más: 9 claves para dormir con el aire acondicionado encendido y evitar problemas.

"Es apropiado tener un sistema que te permita programar para evitar este desperdicio. Si vas a salir, puedes programarlo para que empiece a refrescar la habitación media hora antes de llegar. Ese uso racional de la energía es muy importante para ahorrar", concluye Cardenal.

Un correcto mantenimiento te hará gastar menos

Mantener en buen estado tu aire acondicionado ayudará a tu salud y tu economía.

"Cuanto más sucio esté el filtro más energía gastarás, ya que la suciedad que va acumulándose hace que el paso del aire sea más difícil, con lo cual a la máquina le cuesta más succionarlo y debe trabajar más" ,reseña el especialista.

Además al limpiarlo también eliminarás posibles ácaros y alérgenos.

Pero, ¿cada cuánto limpiarlo?

"Un mantenimiento idóneo para los equipos de aire acondicionado de manera anual es recomendable", considera Cardenal.

Esto básicamente se refiere a la limpieza de los filtros de las unidades interiores. 

"Limpia estos con agua y jabón y déjalos secar al aire", recomienda.

Otros artículos interesantes:

Además de hacer dieta y ejercicio hay un tercer pilar clave para adelgazar y estar sano, según un experto

Crean una nueva mascarilla alternativa a las N95: se puede llevar más de 12 horas, esterilizarse, reutilizarse y puede llegar a durar más de 10 años

Esta es la marca que fabrica los exitosos electrodomésticos de Lidl

Te recomendamos

Y además