Pasar al contenido principal

Las empresas correrán con los gastos del teletrabajo y ofrecerán horarios flexibles, según el anteproyecto de ley del Gobierno

Una mujer teletrabaja mientras cuida de su hija

Reuters

  • El anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia que ha elaborado el Ministerio de Trabajo establece que las empresas correrán con los gastos que el teletrabajo suponga a sus empleados, según ha avanzado El País.
  • Además, los empleados que teletrabajen podrán negociar horarios flexibles y tendrán derecho a la desconexión digital para evitar abusos.
  • Trabajo ha remitido este anteproyecto de ley a los sindicatos y la patronal para negociar los detalles antes de que lo apruebe el Consejo de Ministros e inicie su tramitación parlamentaria.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Para gran parte de los trabajadores, el confinamiento por coronavirus ha sido sinónimo de teletrabajo, del mismo modo que para los de sectores como la industria, el comercio o el turismo ha significado un parón forzado y en muchos casos, ha venido acompañado de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Sin embargo, aquellos que han podido mantener su actividad desde casa han tenido que afrontar problemas en cuanto a la conciliación con la vida laboral y personal, los horarios interminables, la carencia de espacio o de medios y el aumento en los gastos del hogar, debido al aumento en el consumo eléctrico o en telecomunicaciones derivado de trasladar la oficina al salón de tu casa.

Leer más: El coronavirus ha supuesto un espaldarazo definitivo para el teletrabajo: apenas un 5% de los españoles trabajaba desde casa en 2019, frente al 34% que asegura hacerlo en la actualidad

Ante esta situación, varios gobiernos de la Unión Europea se han propuesto legislar las condiciones del teletrabajo. En el caso de España, el Gobierno aprobó el 21 de mayo un real decreto-ley con más de 30 nuevas medidas económicas, que incluye prorrogar 2 meses más la prioridad del teletrabajo, mientras que a principios de junio anunció que estaba elaborando una normativa para que el teletrabajo no implique pérdida de derechos laborales o de salario.

Ese anuncio se ha concretado en el anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia que ha elaborado el Ministerio de Trabajo, en el que establece varias pautas básicas para reequilibrar las relaciones entre empresa y trabajador en remoto en cuanto a gastos, organización de horarios, desconexión digital o igualdad laboral, según ha avanzado El País.

En concreto, el anteproyecto señala que las empresas deben correr con los gastos y costes "directos e indirectos, relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral", como recoge el diario del grupo Prisa, que aclara que el texto no define cómo ha de realizarse esta compensación o qué gastos concretos cubre.

Además, la norma establece que el teletrabajo debe ser siempre voluntario, que los empleados que teletrabajen podrán negociar horarios flexibles, aunque manteniendo la duración actual de su jornada, también deberán acordar con la empresa los medios de control y los tiempos de disponibilidad absoluta obligatoria y se reconoce el derecho a la desconexión digital para evitar abusos y horas extra encubiertas.

Por otra parte, el anteproyecto de Trabajo establece que las empresas deben recurrir al teletrabajo si se producen razones de fuerza mayor y “siempre que resulte técnica y razonablemente posible” y que esta medida deberá adoptarse antes de recurrir a los ERTE, al tiempo que reconoce los motivos de fuerza mayor familiar, por los que el empleado puede trabajar a distancia en el 60% de su jornada.

 Leer más: 9 profesiones tradicionales que están contratando a más gente para trabajar desde casa

Otro de los ejes de la futura ley del teletrabajo, según El País, es el de evitar desigualdades entre quienes trabajan en sus casas y quienes ya hayan vuelto a las oficinas y asegurar que los teletrabajadores “no sufrirán perjuicio en sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad en el empleo y promoción profesional”.

El ministerio que dirige Yolanda Díaz ya ha remitido este anteproyecto de ley a los sindicatos y la patronal para negociar los detalles antes de que sea aprobado en Consejo de Ministros e inicie su tramitación parlamentaria. Los agentes sociales ya se han pronunciado al respecto de la regulación del teletrabajo, que ambas partes respaldan, aunque con evidentes matices.

Unai Sordo, secretario general de Comisiones Obreras, ha destacado este viernes en una entrevista en Onda Cero la "urgencia de regular el teletrabajo", aunque ha precisado que es necesario abordar esta tarea "desde el marco del diálogo social". Para Sordo, es crucial evitar que se imponga el teletrabajo y ha advertido de que podría generar situaciones de desigualdad.

El presidente de CEOE Antonio Garamendi ha asegurado en la COPE que el teletrabajo "está muy bien como complemento o en favor de la conciliación familiar, pero si se plantea como una rigidez y como derecho será un problema" que prevé que reduzca el empleo en España. Sin embargo, el líder de la patronal se ha preguntado por qué no contratar a trabajadores en "Portugal o la India para que haga ese mismo trabajo desde casa".

Y además