Pasar al contenido principal

2.000 millones de personas no podrán usar la tecnología para prevenir contagios de COVID-19 porque sus móviles no serán compatibles, según alertan los expertos

Un hombre con mascarilla y guantes consulta su app de coronavirus.
REUTERS/Hamad I Mohammed

  • Analistas advierten en el Financial Times que 2.000 millones de personas no podrán usar la tecnología que registra y previene contagios de coronavirus por tener móviles obsoletos.
  • Esta brecha digital afectará sobre todo a personas mayores y personas con menos recursos, inciden: dos colectivos muy vulnerables en la pandemia de COVID-19.
  • Además, Forbes avanza que los teléfonos de Huawei que no son compatibles con los servicios de Google no serán compatibles con los nuevos protocolos hasta que Google no haga una versión para el Android de código de abierto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La brecha digital es particularmente sensible a la salud: al menos 2.000 millones de personas no podrán utilizar la tecnología en la que trabajan Apple y Google, que usará los móviles para registrar los contactos físicos y prevenir nuevos contagios de COVID-19, como ya hacen las apps de otros países.

De estas 2.000 millones de personas, muchas serán mayores y gente con menos recursos: dos de los colectivos más vulnerable a la pandemia de coronavirus. Son los datos que varios expertos y analistas del sector han compartido en un reportaje del Financial Times.

Leer más: España tendrá una app para que puedas vigilar contagios de coronavirus entre tus vecinos, pero no será efectiva hasta que se la descarguen 23 millones de personas

Aunque Apple y Google han confirmado una alianza para desarrollar esta tecnología —sus sistemas operativos iOS y Android están presentes en la mayoría de terminales activos, unos 3.500 millones—, lo cierto es que esta funcionalidad solo será compatible con determinados componentes electrónicos, solo presentes en los teléfonos más recientes.

De hecho, el diario económico detalla que esta tecnología no sería compatible con determinados chips y software presentes en cientos de miles de teléfonos que todavía están en uso, sobre todo en aquellos dispositivos con una antigüedad superior a 5 años.

Así lo explica por ejemplo Ben Wood, analista en CCS Insight: "Esta subyacente limitación tecnológica se debe a que todavía hay algunos teléfonos en uso que no tienen por qué tener necesariamente bluetooth o el último sistema operativo". "Si estás en un grupo vulnerable y tienes un dispositivo viejo o un teléfono básico, no accederás a muchos de los beneficios que estas nuevas apps podrían ofrecer".

Leer más: España tendrá que comunicar antes de junio cómo rastreará a los ciudadanos para combatir el coronavirus

La tecnología en la que trabajan Apple y Google se basa en una comunicación inalámbrica de baja intensidad vía bluetooth, conocida como Bluetooth Low Energy (LE). Pero lo que ocurre es que los semiconductores que permiten establecer este tipo de conexiones no están presentes en al menos un cuarto de los teléfonos que están en uso hoy por hoy. Además, 1.500 millones de personas todavía usan teléfonos básicos que no usan ni iOS ni Android.

"Con todo, cerca de 2.000 millones de personas no disfrutarán las ventajas de esta iniciativa global", dice Neil Shah, analista de Counterpoint. La brecha digital además no sería solo generacional: también geográfica. 2 de cada 3 adultos podrían tener un teléfono compatible... en Reino Unido. Shah avanza: "En India podrías ver al 60% o al 70% de la población descartada desde el principio".

Este es un problema fundamental, teniendo en cuenta que las autoridades plantean que al menos un 60% de la población adulta se descargue y ejecute este tipo de aplicaciones, basadas en estas tecnologías, para que sean eficaces. En España eso implica que 23 millones de personas tendrán que instalarse la app.

Qué pasa con Huawei: sus smartphones no pueden usar los servicios de Google

China no ha mostrado interés alguno en la tecnología en la que están trabajando Google y Apple. El país ya ha usado su propia tecnología para controlar a sus ciudadanos y no necesitan que grandes compañías extranjeras le desarrollen un software o un protocolo para prevenir nuevos contagios cuyo principal aliciente sea la privacidad.

Leer más: La mayor asociación de hackers de Europa exige 10 condiciones a las apps de los gobiernos para rastrear el coronavirus para preservar la privacidad de los ciudadanos

Pero desde el momento en el que los teléfonos compatibles con estas comunicaciones bluetooth serán, esencialmente, iOS y Android, se arroja otra pregunta. Una pregunta que se ha planteado Forbes en este artículo. ¿Qué ocurre con los usuarios de Huawei de todo el mundo, cuyos últimos teléfonos no son compatibles con Google, por estar la firma china presente en la Entity List de Estados Unidos?

La tecnología será compatible con las apps que lancen los gobiernos para trazar los contactos gracias a las actualizaciones que se introducirán en los sistemas operativos de las dos grandes tecnológicas, Apple y Google. En el caso de Google, esta actualización de SO aparecerá a través de Google Play Services. Pero terminales como el Huawei P30 o Huawei P40 usan una versión de Android de código libre.

Según Forbes, Google confía en que el 80% de los teléfonos Android fuera de China sean compatibles. Además, ha dicho que publicará un framework —un marco de desarrollo— compatible con todos los terminales Android que no tengan soporte oficial. Pero como advierte el medio económico, la compañía no ha determinado cuánto tardará en llegar ese framework.

Y además