Pasar al contenido principal

Estados Unidos aprueba el uso del fármaco experimental remdesivir para tratar a pacientes de coronavirus en estado grave

Una doctora de un hospital de Crémona (Italia), junto a un paciente infectado de coronavirus
Reuters
  • Aunque todavía quedan meses o años para conseguir una vacuna contra el coronavirus, la ciencia empieza a encontrar algunos fármacos que pueden ayudar a que los contagiados se recuperen.
  • Estados Unidos ha aprobado el uso del fármaco experimental remdesivir para usar en los enfermos de COVID-19, después de unos resultados prometedores en un ensayo clínico.
  • Sin embargo, se trata de una aprobación por la vía de emergencia y sin que el estudio se haya completado.
  • En sus orígenes, el remdesivir fue desarrollado para curar el ébola y la hepatitis, pero no funcionó.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ciencia sigue avanzando en su lucha por encontrar un tratamiento eficaz contra el COVID-19. Aunque la vacuna todavía queda lejos, con el paso de las semanas se van descubriendo tratamientos y medicinas que pueden ser útiles a la hora de recuperar a los pacientes.

Es el caso del fármaco experimental remdesivir, cuya eficacia se lleva investigando en un estudio clínico desde que estalló la pandemia.

Aunque todavía incompletos, los primeros resultados del ensayo son esperanzadores, ya que los pacientes que tomaron este fármaco se han recuperado un 31% más rápido que aquellos que participaron en el estudio dentro de un grupo placebo. Los investigadores piensan que, al aplicarse en enfermos que todavía no se encuentran en un estado grave, la infección puede detenerse, consiguiendo que la vida de estas personas no quede en peligro.

En sus orígenes, el remdesivir fue desarrollado para tratar el ébola y la hepatitis, aunque no llegó a mostrar resultados. Sin embargo, ahora es uno de los tratamientos más prometedores para vencer al coronavirus.

Este fármaco localiza el genoma del virus y funciona bloqueando la proteína ARN polimerasa, que es la encargada de multiplicar las copias del virus. Gracias a este método la infección queda bloqueada y deja de avanzar, tal y como explica El País. Por el momento, sólo se está utilizando en pacientes hospitalizados, aplicándose por vía intravenosa.

Leer más: La pandemia de coronavirus podría durar 2 años y no estará controlada hasta que se hayan inmunizado dos tercios de la población mundial, según advierte un reciente estudio

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ha aprobado el uso del remdesivir para tratar a pacientes de coronavirus. Esta decisión se ha declarado por la vía de emergencia, sin seguir el protocolo formal, debido a la situación de pandemia. De este modo, se convierte en el primer tratamiento aprobado oficialmente para el COVID-19.

Que se haya decretado por la vía de emergencia puede traer algunos inconvenientes. La propia FDA explica en un documento oficial que en estos casos se debe decidir si el fármaco "es más últil que perjudicial para el uso en emergencias". Hay que recordar que el ensayo todavía no cuenta con resultados completos, y que todavía no se conoce con exactitud como se comporta en el organismo humano a la hora de tratar casos de COVID-19.

Sin embargo, según publicó The New York Times el pasado miércoles, el antiviral remdesivir puede utilizarse en pacientes de coronavirus desde el mismo momento en el que se aprueba su uso por vía de emergencia, aunque no se hayan seguido todos los protocolos habituales.

En un contexto en el que todavía no parece cercana una vacuna, este tipo de tratamientos pueden conseguir que el COVID-19 sea una amenaza menos peligrosa. Si el remdesivir logra que los pacientes de coronavirus no sufran grandes empeoramientos en su estado de salud será más sencillo evitar el colapso sanitario.

Y además