Las 5 vacunas contra el coronavirus que ya se están probando en humanos en todo el mundo: fortalezas, debilidades y plazos estimados

Vacuna contra el coronavirus.
REUTERS/Joseph Campbell
  • La crisis del coronavirus ha desatado una carrera por encontrar una vacuna contra la enfermedad. 
  • Actualmente hay más de 70 proyectos en desarrollo en todo el mundo y 5 candidatos ya han comenzado las pruebas en humanos. 
  • Biotecnológicas, farmacéuticas e instituciones académicas están detrás de las vacunas que se están testando actualmente en personas. 
  • Los ensayos enfrentan un modelo más rápido —pero que no ha conseguido comercializar ninguna vacuna— con el modelo tradicional de eficacia probada. 
  • Varios expertos aseguran que las medidas de desconfinamiento no se podrán aplicar por completo hasta que se tenga una vacuna. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis del coronavirus ha desatado una carrera por encontrar una vacuna contra la enfermedad y, actualmente, hay 70 proyectos en desarrollo en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. 

De ellos, 5 candidatos ya han recibido autorización para iniciar los ensayos en humanos y el mundo espera con impaciencia los resultados. 

La biotecnológica Moderna fue la primera en iniciarlos, seguida de Inovio y la china CanSino. Recientemente, la alemana BioNTech ha recibido autorización para ponerlos en marcha y Reino Unido ya ha vacunado a los primeros voluntarios de los más de 1.000 que participan en su ensayo. 

Esto no quiere decir que la vacuna vaya a estar pronto disponible para la población. Aunque algunas de estas compañías han tomado atajos para llegar a las pruebas en humanos, los resultados tardan en llegar y los ensayos requieren varias fases que van incluyendo a cada vez más personas de diferentes perfiles para garantizar la seguridad y la efectividad. 

Los más optimistas consideran que habrá vacuna en 2021. Sería la primera vez que se desarrolla una vacuna con esa celeridad. 

"De un año a 18 meses sería algo absolutamente sin precedentes", dice Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de la Universidad de Baylor (EEUU) a National Geographic. "Tal vez con la nueva tecnología, tal vez una inversión suficiente dinero en ella, eso sucederá. Pero tenemos que ser muy cuidadosos con esas estimaciones de tiempo", reflexiona.

Leer más: La vacuna del coronavirus no estará lista antes de finales de 2021, según la segunda farmacéutica más grande del mundo

Los procesos de aprobación pueden llegar a durar una década, así que las compañías están pidiendo flexibilidad en la regulación para tener una vacuna antes. Sin embargo, los expertos advierten de los riesgos y las implicaciones éticas que esto conlleva, ya que puede poner en peligro la seguridad. 

A pesar de todo, hay mucha presión por conseguir una vacuna, ya que muchos expertos —incluido el secretario general de la ONU, António Guterres— coinciden en que las medidas de desconfinamiento no se podrán empezar a aplicar por completo hasta que haya una. 

Otro gran problema en el desarrollo de la vacuna contra el COVID-19 es que no existe un predecesor aprobado para ningún tipo de coronavirus humano a pesar de que ya se han sufrido dos brotes con el SARS y el MERS. 

Las compañías tendrán que mostrar suficiente evidencia de que su candidato es seguro y efectivo. Además, tendrán que responder con claridad a varias preguntas clave para decidir si invertir recursos en un candidato: ¿Cuándo estará disponible la vacuna? ¿Cómo se está desarrollando? ¿Podrá fabricarse en masa?

Los interrogantes que acompañan a la fabricación de una vacuna son varios: esto es lo que se sabe sobre los candidatos que se están probando ahora mismo. 

La biotecnológica estadounidense Moderna fue la primera en empezar los ensayos clínicos en humanos

Reuters

La biotecnológica estadounidense Moderna consiguió un candidato vacunal tan sólo 63 días después de que los científicos chinos secuenciaran el virus de genoma —una información que ha ayudado a acelerar la investigación sobre el virus en todo el mundo— y fue la primera en iniciar los ensayos clínicos en humanos

La compañía obtuvo permiso para alterar el orden establecido en las fases de prueba de la vacuna y comenzar los ensayos en humanos antes que en animales. 

Fortalezas: La plataforma tecnológica que utiliza Moderna permite crear una vacuna de una forma más rápida y barata a la habitual utilizando ARN mensajero frente al enfoque tradicional que apuesta por introducir un virus atenuado. "Aquí es donde vamos a transformar el panorama por completo", asegura el CEO de Moderna, Stephane Bancel, a Business Insider, hablando de reducir el coste y acortar los plazos de desarrollo de las vacunas.

Debilidades: La tecnología de Moderna ha desatado grandes expectativas incluso antes de la crisis del coronavirus —la compañía protagonizó en 2018 la mayor salida a Bolsa de una biotecnológica—, pero hasta ahora no ha logrado comercializar ni una sola vacuna o fármaco. Además, las pequeñas instalaciones de la compañía han puesto en cuestión la capacidad de la empresa para fabricar en masa las dosis en caso de probarse su efectividad, algo esencial cuando se trata de combatir una pandemia. "Moderna ya ha comenzado a prepararse para una rápida aceleración de sus capacidades de fabricación que podrían permitir la futura fabricación de millones de dosis", aseguran

Plazo estimado: Llevará al menos de 12 a 18 meses saber si la vacuna de Moderna, o cualquier otra, es segura y efectiva, ha dicho repetidamente Anthony Fauci, líder durante mucho tiempo de la unidad de enfermedades infecciosas del NIH —un grupo de instituciones gubernamentales estadounidenses cuyo objetivo es la investigación médica—, con los que Moderna está colaborando para realizar los ensayos. 

La biotecnológica Inovio apuesta por el ADN para su vacuna

Reuters

La biotecnológica estadounidense Inovio está enfocada en desarrollar tratamientos personalizados contra el cáncer, pero se puso a trabajar en una vacuna contra el COVID-19 cuando estalló la crisis contando con el respaldo de la Fundación Bill y Melinda Gates.

La compañía comenzó la fase I de los ensayos en humanos con 40 voluntarios a principios a de abril. 

Fortalezas: El trabajo de Inovio no empieza de cero, ya que la compañía completó previamente un estudio de fase 1 para una vacuna de ADN candidata para el MERS, donde mostró resultados prometedores. Ademas, la tecnología que apuesta por el ADN también es más rápida que el modelo clásico. En cuanto a la capacidad de fabricación, gracias al apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates y otras ONG, ha podido producir miles de dosis en tan solo dos semanas y asegura que está preparada para fabricar hasta un millón de dosis si los resultados son prometedores.  

Debilidades: Al igual que ocurre con Moderna, la tecnología con ADN todavía no ha producido ninguna vacuna aprobada para humanos, aunque sí para animales. De hecho, Inovio existe desde hace 4 décadas y no ha conseguido aprobar ningún producto. 

Plazo estimado: La compañía espera obtener los primeros datos de los resultados de las pruebas a finales del verano. Su consejero delegado, J. Joseph Kim, ha asegurado que es "posible" que la vacuna esté lista entre un año y 18 meses.

 

 

La farmacéutica china CanSino está probando un candidato

Reuters

Aunque comenzó más tarde los ensayos en humanos, la vacuna de la compañía china CanSino es la más avanzada, ya que fue la primera en llegar a la fase II.

Ha sido desarrollado junto con la Academia de Ciencias Médicas Militares del gigante asiático y utiliza un vector de adenovirus tipo 5 para inducir la respuesta del sistema inmunitario. 

Fortalezas: CanSino tiene ya una vacuna aprobada contra el ébola. Además, según la propia compañía, "la capacidad de producción de las instalaciones actuales puede alcanzar aproximadamente de 70 a 80 millones de dosis, lo que permitirá apoyar nuestros planes de comercialización de nuestros candidatos vacunales". 

Debilidades: El secretismo en torno a los resultados de CanSino ha levantado algunos interrogantes e inspira desconfianza. Tal como explica la revista Science, la compañía no ha dado detalles sobre los datos que ha recogido de la fase I, que solo CanSino parece haber comprobado. Hay que destacar que, al pasar a la fase II, ha decidido eliminar la dosis más alta que incluía en la primera parte del estudio. El CEO de CanSino ha firmado el manifiesto de la OMS que pide más cooperación internacional para encontrar una vacuna; pero el médico Chen Wei, que lidera la investigación desde  la Academia de Ciencias Médicas Militares, ha definido la búsqueda la vacuna como un intento de crear un "escudo biológico" para defenderse de amenazas externas, señala Fortune

Plazo estimado: La compañía no ha puesta fecha a su vacuna. El cuestionario para apuntarse a la fase II señala que el estudio terminará aproximadamente en enero de 2021. 

La Universidad de Oxford ha reclutado a más de 1.000 voluntarios para probar su vacuna

Reuters

Reino Unido acaba de comenzar el primer ensayo en humanos para una vacuna contra el coronavirus en Europa con un estudio que reúne a más de 1.000 voluntarios. 

La vacuna ha sido desarrollada por la Universidad de Oxford en menos de 3 meses y, durante el ensayo, la mitad de los voluntarios recibirá la vacuna y la otra mitad actuará como grupo de control. 

Utiliza una versión atenuada de un virus del resfriado común (conocido como adenovirus) de chimpancés, que ha sido modificado para que no pueda crecer en los humanos.

Fortalezas: El equipo de Oxford también ha trabajado en el desarrollo de una vacuna contra el MERS usando esta misma plataforma y, en la fase I de los ensayos con humanos, no hubo problemas de seguridad. De hecho, provocaron la respuesta inmune deseada. 

Debilidades: La propia universidad reconoce que no tiene todos los recursos que necesita: "Tenemos algunos fondos, pero aún no los tenemos todos". Sobre todo, asegura que aún no está preparada "para fabricar a gran escala". 

Plazo estimado: El equipo está liderado por Sarah Gilbert, que asegura que podría estar lista en septiembre si todo sigue según lo previsto. Sin embargo, en su comunicado oficial, la Universidad de Oxford es más prudente: "La rapidez con la que alcancemos los números requeridos dependerá de los niveles de contagio del virus en la comunidad. Si la propagación sigue siendo alta, podemos obtener suficientes datos en un par de meses para ver si la vacuna funciona pero, si los niveles de contagio disminuyen, esto podría llevar hasta 6 meses". 

La biotecnológica BioNTech tiene luz verde de Alemania para probar la vacuna que ha desarrollado con Pfizer

Reuters

Recientemente, Alemania acaba de dar luz verde a un ensayo en humanos para una vacuna contra el COVID-19. 

El candidato vacunal ha sido desarrollado por la biotecnológica alemana BioNTech en colaboración con el gigante farmacéutico Pfizer y apuesta por la tecnología de ARN mensajero. 

Fortalezas: Al igual que las biotecnológicas que han apostado por la genética, el modelo es mucho más rápido. Además, la compañía espera obtener pronto autorización para iniciar ensayos en Estados Unidos y China y, con los recursos de Pfizer, la capacidad de fabricación de BioNTech aumenta considerablemente. 

Debilidades: La plataforma de ARN no ha conseguido comercializar una vacuna hasta ahora. 

Plazo estimado: Las compañías no han dado información sobre cuándo esperan tener lista la vacuna. 

LEER TAMBIÉN: Los 17 indicadores que miden el impacto económico real del coronavirus en España, según Fedea

LEER TAMBIÉN: Cómo evitar que se empañen las gafas mientras usas una mascarilla frente al coronavirus

LEER TAMBIÉN: Así es como debes desinfectar una mascarilla higiénica reutilizable

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Ciencia
  4. Salud
  5. Trending
  6. Top