Pasar al contenido principal

Holanda devuelve 600.000 mascarillas a China por no cumplir con los estándares de seguridad

Una farmacéutica de Barcelona sujeta una mascarilla
Reuters
  • Las autoridades holandesas han retirado 600.000 mascarillas fabricadas en China debido a que no cumplían con los estándares de calidad.

  • En teoría eran mascarillas N95 (equivalentes a las FFP2), con un nivel de filtrado del 95%, pero los hospitales pidieron que se realizaran pruebas de su eficacia.

  • Los análisis han demostrado que las mascarillas no alcanzan el nivel de filtrado de las FFP2 y ni siquiera protegen al nivel de las mascarillas FFP1. "En el mejor de los casos serían FFP 0,8", explica la televisión pública NOS.

  • El caso se produce después de que España haya reconocido esta semana la compra de un lote de test rápidos para diagnosticar el coronavirus con una sensibilidad del 30% cuando deberían superar el 80% a una empresa china que, según el Gobierno asiático, carecía de licencia.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las autoridades holandesas han retirado 600.000 mascarillas fabricadas en China debido a que no cumplían con los estándares de calidad, según ha confirmado el ministerio de salud del gobierno holandés tal y como recoge la web de la televisión pública NOS.

Concretamente se trataba de mascarillas N95 —equivalentes a las FFP2 en Europa— lo que sorprendió al personal médico ya que estas bloquean más del 90% de las partículas transportadas por el aire y desempeñan un papel fundamental en la atención sanitaria. 

Pero esta no es la primera vez que los países europeos han tenido problemas con el equipo médico fabricado en China durante la crisis del coronavirus. 

Así, el inconveniente surge después de que España anunciara que había comprado 640.000 tests rápidos a una empresa china sin licencia. Mientras que la empresa china afirmaba que sus tests rápidos tenían una tasa de precisión del 80%, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica descubrió que se equivocaban en los resultados en un 70% de los casos.

Las mascarillas FFP2 ya habían sido distribuidas a los médicos y enfermeras que trataban a los pacientes más críticos de Covid-19 en Holanda.

"Cuando fueron entregadas a nuestro hospital, inmediatamente rechacé esas mascarillas", ha asegurado una persona que trabaja en uno de los hospitales en donde se distribuyó el material médico en Holanda. 

Los hospitales, según explica NOS, pidieron por iniciativa propia a la Organización de Investigación Científica Aplicada de los Países Bajos (TNO, por sus siglas en neerlandés) que analizara su seguridad. 

El organismo concluyó que las mascarillas no cumplían con los criterios de calidad ya que no encajaban bien y los filtros no funcionaban correctamente. 

"Debido a la escasez, nos hemos encontrado en una situación en la que el único equipo de protección disponible no cumple con los más altos estándares. Esto es un problema en todos los países", ha recogido South China Morning Post tras las declaraciones del ministerio de salud.

Leer más: La carrera de la investigación española para buscar la vacuna contra el coronavirus, desde dentro: "La ciencia es la que nos va a sacar de esto"

Según el principal periódico en inglés de Hong Kong estas mascarillas tenían menos de la mitad de la eficiencia de filtrado requerida para la designación FFP2. "No podemos utilizar esas mascarillas, son inseguras para nuestra gente", sentencia.

No obstante, no queda claro si el lote en cuestión fue enviado a Holanda como una donación o si se trataba de una transacción comercial. 

Aun así no se utilizó todo el cargamento y los nuevos envíos de equipo sanitario serán sometidos a una prueba adicional para garantizar su eficacia. 

Y además