Así crean y gastan su fortuna Beyoncé y Jay-Z, el 'primer matrimonio millonario' de la industria musical

  • A Beyoncé y a Jay-Z se les llama 'la primera pareja multimillonaria de la industria musical', pero no solo ganan dinero gracias a su música: son dos auténticos empresarios. 
  • Con su fortuna compran inmuebles, ropa, joyas, jets privados, hacen donaciones caritativas y mucho más. Así es como han creado este enorme imperio económico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En el año 2018, el patrimonio neto de Beyoncé era de 290 millones de euros y el de Jay-Z era de 740 millones de euros. Combinadas estas cifras, la pareja vale la friolera de 1.000 millones de euros. Como músicos, encabezan las listas de éxitos musicales y, por supuesto, han ganado mucho dinero gracias a ello. Pero también han ingresado millones a través de otras actividades empresariales, lo que los convierte en uno de los matrimonios más ricos del mundo. Su gira conjunta, ‘On the Run II Tour’, recaudó 190 millones de euros, lo que supuso una media de 4,35 millones de ingresos por concierto. En 2018, Beyoncé fue cabeza de cartel en Coachella y se calcula que recibió entre 6,6 y 9,8 millones de euros por esa actuación. Luego firmó un acuerdo de 50 millones de euros con Netflix que incluía la producción del documental ‘Homecoming’ que narra su preparación para el festival. ‘Homecoming’ se estrenó el 17 de abril de 2019.

La fortuna de Beyoncé no solo procede de sus actuaciones en directo. En 2010, lanzó una fragancia llamada ‘Heat’. Ganó 60.000 euros solo el primer día y más de 270 millones de euros en total. En 2015, lanzó un servicio de entrega de comida vegana y, al año siguiente, vio la luz su línea de ropa deportiva: Ivy Park. Y, como la mayoría de las ‘celebrities’, Beyoncé ha ganado mucho dinero gracias a los patrocinios. Por nombrar solo algunos: Tommy Hilfiger, L’Oréal, American Express, Pepsi…

Beyoncé también tiene una participación en la plataforma de streaming musical de Jay-Z: Tidal. El señor Carter compró la empresa en 2015 por 46 millones de euros, pero esta se revalorizó cuando Sprint compró un tercio de la empresa a principios de 2017. Ahora vale 500 millones de euros. Los álbumes y las giras en directo de Jay-Z le han aportado millones de euros a lo largo de sus más de 30 años de carrera en el rap.

La mayor cuantía que consiguió en un solo movimiento fue en 2017, durante su ‘4:44 Tour’. En esa gira consiguió hacerse con 40 millones de euros. Ese mismo año, Jay-Z firmó un contrato de 10 años con Live Nation valorado en 165 millones de euros. Live Nation es la propietaria del sello del rapero, Roc Nation. Roc Nation representa a numerosos artistas musicales y deportistas. En 1999, cofundó la empresa Rocawear, que vendió en 2007 por unos 140 millones de euros. Al parecer, tiene una participación en Armand de Brignac, una empresa que fabrica un champán de 250 euros apodado ‘Ace of Spades’, y tiene su propia marca de coñac, D’USSÉ.

Así vive y gasta su fortuna Warren Buffett, el respetado gurú de las inversiones: de repartir periódicos a convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo

Jay-Z fue uno de los primeros inversores de Uber, en 2011, y en 2018 creó su propio fondo de capital riesgo llamado Marcy Venture Partners. También se hizo con acciones de los Brooklyn Nets. Según sus propias palabras “nunca fue solo una inversión; se trataba de los Nets y de Brooklyn”. Se estima que su participación en el equipo estaba valorada en 300.000 euros cuando se vio obligado a vender sus acciones por un conflicto de interés con Roc Nation Sports.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿en qué se gastan todo ese dinero? Una de las formas son los inmuebles. Algunas de las viviendas que tienen son esta casa en los Hamptons, esta iglesia reformada en Nueva Orleans y una mansión de 70 millones de euros en Bel Air, en California. Beyoncé y Jay-Z también se gastan el dinero en su familia. Se dice que Beyoncé pagó 4 millones de euros por una casa en Houston para su madre. También se dice que la pareja ha gastado más de 65.000 euros en cunas de oro a juego para sus gemelos y que le compraron un vestido de 9.000 euros a su hija Blue Ivy para que acudiera a los MTV Video Music Awards.

También gastan su dinero en otras cosas: entradas con vistas privilegiadas a partidos de baloncesto, restaurantes caros, ropa bonita, joyas y regalos que se hacen el uno al otro. En una ocasión, Beyoncé le compró a Jay-Z un jet privado de 24 millones de euros por el Día del Padre. Pero Beyoncé y Jay-Z no solo gastan su patrimonio en casas lujosas, regalos y vacaciones. 

También destinan parte a obras de caridad. Tras el paso del huracán Harvey por Houston, la ciudad natal de Beyoncé, la artista dedicó tiempo y dinero a ayudar a las víctimas. Tanto ella como Jay-Z ayudan a financiar becas para jóvenes en situación de exclusión social. Jay-Z también ha producido películas que conciencian sobre temas como el racismo en la justicia penal. La pareja ha gastado millones en obras de caridad y ha hecho algunas compras extravagantes. Con fuentes de ingresos tan variadas, quién sabe lo que le espera a la primera pareja multimillonaria de la industria musical.

LEER TAMBIÉN: Por qué los 7 millones que se gastó de su bolsillo The Weeknd en actuar en la Superbowl son una inversión: la pandemia marcará si acaba siendo rentable

LEER TAMBIÉN: A qué se dedicaban estos 20 actores antes de triunfar en el cine

LEER TAMBIÉN: 10 famosos que a pesar de tener grandes fortunas llevan una vida sencilla

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices