Decepción en la Cumbre del Clima: hay acuerdo para contener el aumento de la temperatura del planeta, pero apenas se reducirá el uso del carbón

Cumbre del Clima en Glasgow
Reuters
  • La Cumbre del Clima llega a su fin con un acuerdo mundial para contener el aumento de la temperatura del planeta, pero también deja algunas decepciones importantes.
  • El mayor desencuentro se ha producido con el compromiso para la reducción del carbón, cuyo final como fuente de energía está lejos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Cumbre del Clima celebrada en Glasgow llega a su fin con un acuerdo mundial para contener la subida de temperaturas del planeta, pero también deja grandes decepciones.

Los países participantes han aprobado el objetivo de contener el calentamiento global en 1,5 grados para el año 2100, una meta que se queda corta para muchos, sobre todo tras una objeción de última hora que aleja el fin del carbón como fuente de energía.

La India, apoyada por China, pidió que se incluyese una variación en el documento, para así cambiar la "eliminación progresiva del carbón" por "reducción progresiva".

Las 200 naciones participantes aprobaron esta enmienda para evitar que se rompiesen las negociaciones, aunque con claras muestras de rechazo.

El presidente de la COP26, Alok Sharma, tuvo que pedir perdón por "cómo se ha desarrollado el proceso", visiblemente emocionado por las lágrimas.

Otro de los pactos a los que se ha llegado en Glasgow es la promesa de reducir las emisiones de dióxido de carbono al 45% para el año 2030.

La Cumbre del Clima también ha instado a los países del primer mundo a que hagan el doble de aportaciones para que los países con menos recursos puedan adaptarse a estos cambios.

Sin embargo, estos avances no convencen ni mucho menos a todos aquellos que están preocupados por el medio ambiente, y no han dudado en mostrar sus reticencias. 

Decepción entre los ecologistas

La eliminación del uso de los combustibles fósiles es una de las peticiones históricas de las organizaciones ecologistas, ya que el carbón es la principal fuente de gases de efecto invernadero.

La negativa de algunos países a desterrar el uso del carbón supone un gran impedimento en la lucha contra el cambio climático, y decepciona a la mayoría de los ecologistas.

Tras conocer el resultado de la COP26, Greenpeace se pronunció afirmando que la decisión "es sumisa, es débil y el objetivo de 1,5 grados apenas está vivo".

"Aunque el acuerdo reconoce la necesidad de reducir las emisiones durante esta década, esos compromisos se han dejado para el año que viene", lamenta la directora de Greenpeace Internacional, Jenniffer Morgan, en su cuenta de Twitter.

"Los jóvenes que han llegado a la edad adulta en una crisis climática no tolerarán muchos más resultados como este", prosigue. 

El responsable de SEO/BirdLife, David Howell, también ha mostrado su descontento, señalando que el acuerdo alcanzado en la Cumbre del Clima es "totalmente insuficiente", y ha hecho hincapié en la importancia de abandonar los combustibles fósiles.

Además, Howell considera que el objetivo de contener la subida de temperaturas a 1,5 grados "está todavía lejos".

Otros artículos interesantes:

Así quedarían 10 ciudades y lugares más famosos del mundo con la subida del nivel del mar como consecuencia del cambio climático

Para los ecologistas el coche eléctrico es el único que puede salvar al planeta

Así es la 'seda de araña vegana' que podría reemplazar al plástico común con una alternativa ecológica basada en plantas

Te recomendamos