Estos son los artículos que no pueden faltar en tu botiquín de viaje

Guardar botiquín de viaje en mochila

Getty Images

Cuando llega el momento de irse de viaje también toca hacer las maletas. Preparar el equipaje perfecto es una tarea importante en la que no puede faltar un botiquín de primeros auxilios. Es mejor estar prevenido.

En caso de accidente grave no podrás evitar ir al médico para que te revise los daños. Pero nunca está de más llevar encima un botiquín con lo necesario para tratar las lesiones más leves que no requieran asistencia sanitaria.

Aunque es importante conocer bien el destino al que se va a viajar, y se debe hacer previamente una búsqueda exhaustiva de información sobre si puedes llevar ciertos medicamentos, esto es lo que no puede faltar en un botiquín a la hora de viajar para hacer frente a una situación de emergencia:

Apósitos para curar

El botiquín del viajero siempre ha de estar provisto de lo necesario para curar heridas, u otras lesiones, que puedan darse durante las vacaciones. En especial si tus planes incluyen movimiento, como caminatas, rutas o turismo.

Lo que debes llevar son vendas compresivas, gasas estériles, tiritas, suturas quirúrgicas, antisépticos, etc. que no tengan la fecha de caducidad vencida. Puedes añadir alguna cosa más de utilidad dependiendo del tipo de viaje que vayas a hacer.

¿Quieres ser el primero en recoger la maleta facturada del aeropuerto? Atento a este truco infalible

Medicamentos

Para acabar con posibles dolores que se produzcan durante el viaje es recomendable llevar analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol. También antiácidos para impedir la acidez de estómago durante unos momentos en los que comer se puede ir de las manos.

Los antihistamínicos son necesarios en esta época en la que las reacciones alérgicas, sobre todo generadas por los mosquitos, pueden ser continuas. Las cremas de cortisona también pueden ayudar en este aspecto.

Si tus ojos van a estar en contacto con el agua de las piscinas siempre puedes llevarte gotas oculares de suelo salino para evitar el enrojecimiento. Aunque otra opción con más usos es el suero fisiológico.

Y, por supuesto, no te olvides de todos aquellos medicamentos prescritos para las enfermedades crónicas que padezcas. Acuérdate de llevar contigo un informe en el que se detalle todo lo que necesitas recetado por el médico para evitar problemas a la hora de viajar con medicamentos.

Accesorios para facilitar la cura

Por supuesto, en un botiquín completo no pueden faltar las herramientas necesarias para ayudar en las curas, tales como tijeras, pinzas, guantes, etc. En esta época en la que el uso de mascarilla todavía no ha desaparecido por completo, nunca está de más llevar alguna de repuesto, ¿y qué mejor que el botiquín para guardarlas?

Un termómetro también puede ser una herramienta bastante útil. Más aún en estos momentos. Asegúrate de que tiene pilas suficientes para su funcionamiento.

Todos estos artículos son imprescindibles si quieres preparar un botiquín de viaje perfecto. Puedes comprar kits de primeros auxilios ya preparados en farmacias, gasolineras e internet. Aunque lo más recomendable es hacerse uno mismo para poder personalizarlo según tus necesidades.

Otros artículos interesantes:

Trastorno afectivo estacional: cuando el verano no te hace sentir bien

¿Qué tomar para el dolor de cabeza? Los casos en los que debes tomar ibuprofeno o paracetamol

Así puedes desintoxicar tu cuerpo de medicamentos de forma natural

Te recomendamos