Las compañías de reparto ultrarrápido son cada vez más lentas: por qué ha desaparecido silenciosamente la promesa de entregarte la compra en menos de 10 minutos

Un 'rider' de la compañía alemana Gorillas.
Un 'rider' de la compañía alemana Gorillas.
BI España/Lucas Gª Alcalde

Apenas tienen un año de vida, pero aterrizaron haciendo mucho ruido dispuestas a revolucionar el reparto de última milla con sus motos y bicicletas eléctricas, mochilas de colores, ofertas muy agresivas y la promesa de enviarte cualquier cosa en tan solo 10 minutos.

Sin embargo, a medida que pasan los meses, esa promesa de compañías como Gorillas, Getir o GoPuff (antes Dija), especializadas en los envíos ultrarrápidos, se ha ido desvaneciendo poco a poco de manera silenciosa.

"Yo recuerdo pedir a Gorillas al poco de que llegaran a Madrid, era septiembre creo. Pedí unas cervezas y cronometré el tiempo. Tardaron solo 8 minutos de reloj", comenta Mauro, un usuario de una de estas plataformas de reparto.

Ahora, el tiempo medio de entrega de la empresa alemana Gorillas supera los 15 minutos, aunque no lo han anunciado en ninguna parte. Con Getir o GoPuff sucede más de lo mismo.

La referencia a los 10 minutos ha ido desaparecido paulatinamente de los eslóganes publicitarios, las páginas webs y las redes sociales de todas estas empresas ultrarrápidas en poco más de 5 meses. 

Y no es solo una cuestión de palabras: los envíos en horas de alta demanda son cada vez más lentos. 

A su llegada a España, Gorillas en concreto, garantizaba "la entrega de miles de productos por debajo de los 10 minutos". Sin embargo, esa afirmación ya ha desaparecido y ahora en su página web solo hablan de "minutos" en abstracto. 

Además, los clientes a veces tienen que esperar hasta el doble de ese tiempo que garantizaban para recibir sus pedidos. 

Una publicación de Gorillas de octubre de 2021 en la que hacían alusión a la entrega en 10 minutos.

Getir, la compañía turca valorada en más de 6.000 millones de euros, aseguraba también en un comunicado el pasado verano en su desembarco en España, llegar "con su propuesta de reparto de miles de productos seleccionados a sus clientes en unos 10 minutos". 

Ahora, en la publicidad morada que inunda las calles y autobuses de ciudades como Madrid o Barcelona, ese eslogan ha derivado en un corto y simple "Getir: tu compra en minutos".

Sin embargo, en las ofertas de empleo abiertas en su página web para ser repartidor de esta empresa todavía aseguran que su objetivo es "hacer que nuestros pedidos lleguen en 10 minutos a nuestros clientes".

Por su parte, el gigante estadounidense GoPuff también aterrizaba en verano en España tras hacerse con la compañía británica Dija, que ya operaba en nuestro país. 

Dija también prometía entregas en 10 minutos como se puede ver en sus primeras publicaciones en redes sociales.

Ahora, en la página web de GoPuff establecen un tiempo de espera entre los 15 y 20 minutos. Aunque la letra pequeña recalca que es un tiempo medio de entrega; "no garantizado". En su app el nuevo eslogan reza "pide en segundos, entrega en 30 minutos o menos".

Imagen de la página web de Gorillas actualmente donde ya no especifica el tiempo de espera.

¿Por qué han renunciado a los 10 minutos?

El caso más llamativo en esta lucha por ser los más rápidos es de la empresa Gorillas. 

La publicidad sobre los 10 minutos ha desaparecido de las más de 60 ciudades en las que opera; incluyendo Ámsterdam, Berlín, Londres, París, Madrid, Milán y Múnich en Europa y Nueva York en los Estados Unidos.

Sin embargo, en ningún momento han hecho una declaración oficial al respecto. Simplemente, los 10 minutos han desaparecido.

Viaje a las entrañas de Gorillas: así funciona un supermercado fantasma que te permite tener la compra en casa en 10 minutos

En declaraciones a Business Insider España, un portavoz de la compañía asegura que la medida la han tomado para reforzar la seguridad de sus repartidores.

"La prioridad es y siempre ha sido la seguridad de nuestros empleados, por eso tomamos la decisión de reformular nuestro eslogan".

"En Gorillas ponemos a nuestros repartidores en primer lugar. Siempre. Desde el primer día, les proporcionamos todo lo que necesitan para hacer su trabajo de forma segura y eficiente. Esto incluye un kit de seguridad completo: cascos, chalecos de seguridad reflectantes, chaquetas para el frío, guantes, ropa de lluvia y mucho más", remarca el portavoz a través de un correo electrónico.

"Además, nos centramos totalmente en su bienestar y no en los compromisos de tiempo de entrega. Por eso, optamos por actualizar nuestra promesa de ofrecer la entrega en minutos en lugar de en un tiempo determinado, poco después del lanzamiento el año pasado".

Más allá de este compromiso que declara la empresa con sus trabajadores, a los que la compañía tienen en plantilla con un contrato laboral, fuentes del sector aseguran que la operativa en un tiempo tan escaso es algo muy difícil de cumplir a medida que aumentan los pedidos.

Y no solo eso, para poder hacer frente a semejante margen de tiempo, la clave está en tener una amplia red de supermercados fantasma en los núcleos urbanos. Gorillas cuenta con apenas 10 de estos almacenes en Madrid y otros 10 en Barcelona.

Además, aunque la publicidad de los 10 minutos haya desaparecido, sí que hay pedidos que se realizan a esa velocidad, por lo que los riders continúan recorriendo las calles a toda prisa para cumplir con sus entregas.

Según ha podido saber Business Insider España, en concreto esta empresa de reparto ultrarrápido, en ciudades más pequeñas como Valencia o Alicante, sí que puede cumplir con esos márgenes de entrega tan ajustados. 

En cambio, en ciudades más grandes y con un mayor volumen de pedidos como Madrid y Barcelona es prácticamente imposible. 

Otras empresas de reparto como Glovo, que también están inmersas en los envíos ultrarrápidos desde hace un par de años, ha preferido desde el principio no hacer mención a un rango de tiempo determinado, aunque en algunos pedidos sí que puedan bajar de los 15 minutos, e incluso llegar a los 10.

A la pregunta de este diario sobre cuál es la media de entrega de un pedido en España, Gorillas se ha limitado a responder vagamente "nuestro promedio a nivel nacional todavía se mantiene en un rango extremadamente satisfactorio para nuestros usuarios". 

Otro eslogan utilizado por Gorillas es faster than you (más rápido que tú) pero durante los últimos meses son muchos los usuarios en todo el mundo que aseguran haber esperado incluso más de una hora para recibir sus pedidos. 

Una captura de pantalla de la app de Gorillas en el que estima la entrega en casi media hora.

La empresa alemana afirma a Business Insider España que no volverán a las entregas en 10 minutos. "No es algo que valoramos actualmente", recalca el portavoz.

En el caso de Getir, aseguran también a través de un portavoz que entregan "alrededor de 10 minutos" y al igual que Gorillas apuntan que la desaparición de esos minutos se debe a la seguridad de sus empleados. 

Tampoco lo han comunicado públicamente hasta ahora.

"Nuestros empleados y su seguridad son lo primero", ha respondido un portavoz de la empresa a Business Insider España.

"Es por eso que nuestros pasajeros reciben formación y training general, que incluye cursos de seguridad, viajes de prueba y mejores prácticas de servicio al cliente", afirma. "No ejercemos ningún tipo de presión en cuanto a los tiempos de nuestros repartidores", añade.

Getir, a pesar de las preguntas de Business Insider España, no ha especificado en cuanto tiempo de media realizan cada pedido en nuestro país.

Otro de los eslóganes publicitarios de la compañía de reparto es el siguiente: "Cada minuto importa. Piénsalo, la vida pasa demasiado rápido". "En Getir, en lugar de productos, vendemos tiempo a nuestros usuarios", asegura el portavoz de la compañía.

La guerra por el tiempo poco a poco se ralentiza. Todas estas compañías aparecieron dispuestas a acabar con los viajes al supermercado. Sin embargo, su operativa actual está lejos de ser perfecta. 

En los almacenes de las empresas de envíos ultrarápidos no hay robots automatizados, sino personas corriendo por los pasillos a la vez que recogen los productos de las estanterías para arañar segundos al cronómetro.

Como apunta Brittain Ladd, experto y consultor del sector logístico, "esta industria necesita entender que su necesidad de la velocidad les está matando. Es hora de pivotar".

GoPuff no ha respondido a los múltiples intentos de Business Insider España para participar en este reportaje.

Otros artículos interesantes:

¿Burbuja a punto de estallar en los envíos ultrarrápidos? La startup alemana Gorillas pierde 3.000 millones de euros de valoración mientras busca conquistar a DoorDash

Esa hamburguesa que has pedido a través de Glovo ha salido de una 'cocina fantasma' y probablemente ni te lo imaginas

Óscar Pierre habla tras la adquisición de Glovo por parte de Delivery Hero: "Seguimos nuestro camino con más independencia que antes. No siento que tenga un jefe, lo tengo, y es súperfácil"

Te recomendamos