La monstruosa deuda mundial se dispara hasta los 233 billones de euros en 2020 y seguirá creciendo en 2021: ya supone un 355% del PIB global

Un trader de la bolsa de Frankfurt reacciona con nerviosismo a la evolución de los mercados

Reuters

  • Los expertos del Instituto de Finanzas Internacionales prevén que la deuda mundial pública y privada seguirá creciendo en 2021 tras dispararse el año pasado por el impacto de la pandemia.
  • La deuda mundial alcanzó los 233 billones de euros a finales de 2020, un 355% del PIB global, tras aumentar en casi 20 billones a lo largo del año pasado, especialmente en el sector privado de Francia, España y Grecia y en la deuda pública de Sudáfrica e India.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A lo largo del año pasado, gobiernos, compañías y hogares de todo el mundo aumentaron sus niveles de deuda hasta cifras históricas para hacer frente al impacto económico del coronavirus. En 2021, a pesar de que la pandemia comienza a remitir lentamente debido a la campaña de vacunación y al levantamiento progresivo de las restricciones, el endeudamiento mundial seguirá incrementándose.

Así lo han advertido los expertos del Instituto de Finanzas Internacionales (IFI), que han asegurado que los gobiernos, las empresas y las familias no tendrán más opción que seguir endeudándose durante este año para evitar los riesgos persistentes de impago o de quiebra, lo que supondrá seguir aumentando el enorme volumen de deuda pública y privada que no ha dejado de incrementarse en los últimos años, según recoge Bloomberg.

De hecho, el director de investigación sobre sostenibilidad del IFI, Emre Tiftik, y la economista Khadija Mahmood han destacado la importancia de planear a escala global "una estrategia de salida bien diseñada para estas extraordinarias medidas fiscales", que ha supuesto que a finales de 2020 la deuda pública y privada global alcance los 233 billones de euros, que equivale a un 355% del PIB mundial y que supone su máximo histórico.

El IFI calcula que la deuda pública, corporativa y familiar se incrementó en casi 20 billones de euros a lo largo de 2020 a consecuencia de las necesidades económicas que generó el impacto de la pandemia. Esa cifra supone más de 7 billones más de lo inicialmente estimado por el IFI en noviembre, cuando estimó que el pasivo mundial se incrementaría en 12,7 billones de euros en 2020 hasta un 365% del PIB mundial.

De hecho, el instituto lleva varios años alertando sobre el rápido incremento del endeudamiento mundial y la aceleración de esta tendencia, destacando que 2019 se cerró con una ratio del 320% de deuda respecto al PIB global, hasta un volumen bruto de 220 billones de euros, mientras que en 2018 la deuda se situaba en el 318%, que equivalía a 214 billones. 

El coronavirus dispara la deuda pública de las economías desarrolladas: estos son los 13 países que más se han endeudado durante la pandemia

En lo que respecta a 2020, el IFI asegura que el aumento de la deuda de la industria no financiera ha sido especialmente pronunciado en economías desarrolladas como Francia, España o Grecia debido al aumento de los préstamos estatales, señalando que las empresas ajenas al sector financiero han elevado su dependencia del apoyo gubernamental, lo que incrementa los niveles de riesgo ya existentes.

En los mercados emergentes, los expertos destacan que la deuda ha alcanzado el 250% del PIB por los estímulos contra el coronavirus y señalan que China ha experimentado el mayor incremento del año pasado en su ratio de deuda sobre PIB, seguido de Turquía, Corea del Sur y los Emiratos Árabes, mientras que los mayores aumentos en deuda pública se experimentaron en Sudáfrica e India y la mayor acumulación de pasivo empresarial se produjo en Perú y Rusia.

En 2021, según el IFI, los gobiernos que están sufriendo los mayores déficits presupuestarios elevarán su nivel de deuda en unos 8,3 billones de euros, lo que elevará su endeudamiento total hasta los 76,2 billones de euros. Por este motivo, los expertos advierten de la necesidad de que los gobiernos comiencen a estudiar cuando retirar las medidas de estímulo sin que dañe a sus economías o eleve los riesgos de impagos y quiebras.

En este sentido, en las últimas semanas un centenar de economistas encabezados por el francés Thomas Piketty han propuesto al Banco Central Europeo (BCE) que cancele la deuda de los países de la eurozona a cambio de que destinen una cantidad equivalente a financiar proyectos de reconstrucción ambiental y social ante el impacto del coronavirus, una medida que ha sido criticada por el propio BCE y la Comisión Europea, asegurando que incumple los tratados comunitarios.

LEER TAMBIÉN: El Banco Mundial advierte de que la actual "oleada de deuda" es la mayor, más rápida y más generalizada de los últimos 50 años

LEER TAMBIÉN: El planeta se ahoga bajo el peso de una monstruosa deuda de 220 billones de euros, que equivale a un 320% del PIB mundial

LEER TAMBIÉN: Calviño no considera prioritario el plan para condonar 385.000 millones de euros deuda pública española al que se oponen el BCE y la patronal

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”