Los efectos en tu cuerpo de comer arroz integral (en lugar de blanco)

Arroz

Getty Images

  • Pasarte al arroz integral nada tiene que ver con dietas o modas.
  • El arroz blanco está altamente procesado y puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. Efectos nocivos que esquivarás con la versión "marrón".

Ese es un pequeño paso en tu cesta de la compra; un gran salto para tu salud. Hablamos de cambiar el arroz blanco de tus platos por la versión integral. 

El primero es mucho más común que el segundo porque tiene una vida útil más larga y se transporta más fácilmente. Además se cocina antes y dura más. Sin embargo, el arroz blanco también es menos nutritivo. Por lo que esto se notará en lo que aportas a tu cuerpo y sus efectos en el bienestar.

Comerás más fibra lo que mejora tu microbiota

La fibra es un nutriente que es bueno comer en cantidades adecuadas. No solo te ayuda a evitar el estreñimiento al beneficiar el tránsito intestinal. Además ayuda a tener una microbiota saludable lo que ejerce protección frente a enfermedades que incluyen el cáncer de colon. 

Se cree que los "bichitos" de tu intestino podrían tener algo que ver con vivir más. Algunos tipos de fibra soluble también pueden ayudar potencialmente a perder peso al hacerte sentir lleno.

Aunque se debería aspirar a consumir unos 25 gramos diarios, los españoles de media consumen entre 5,6 y 12,7 gramos al día de fibra. La versión integral de los productos, incluyendo el arroz aporta más fibra que los refinados o blancos. Una taza de arroz blanco aporta unos 0,6 gramos de fibra frente a los 3,5 que lleva la de integral.

Reducirás los picos de azúcar en sangre

El arroz blanco tiene un índice glucémico más alto que el  integral. Esto conlleva que una porción de arroz blanco proporciona un pico de azúcar en sangre más rápido, lo que, según la Facultad de Medicina de Harvard, "tiene casi el mismo efecto que comer azúcar puro". El arroz integral, en embargo, tiene un índice glucémico más bajo, lo que es mejor para prevenir enfermedades como la diabetes.

Obtendrás más nutrientes

El arroz integral tiene 2 partes distintivas de las que carece el arroz blanco: el salvado, que es la capa comestible exterior del grano de arroz y el germen, que es la parte reproductora del grano. Estas no solo le dan el color, además es donde se ubican buena parte de los nutrientes.

Al optar por el integral obtendrás más calcio: importante para la salud de los dientes y los huesos, grasas insaturadas, fósforo, vitaminas B1 (tiamina) y B3 (niacina) que ayudan a que el sistema nervioso funcione correctamente y magnesio. Aunque el arroz no es un alimento proteínico la versión integral aporta algo más que la refinada.

Ambas versiones pueden estar naturalmente contaminadas con un carcinógeno llamado arsénico. Lavar el arroz integral, cocinarlo en agua adicional y luego enjuagarlo nuevamente eliminará alrededor del 50% de este carcinógeno, aunque también eliminará algunos de los nutrientes más beneficiosos.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.