Una de las mayores fábricas militares de España paraliza su actividad para producir 5.000 respiradores para los hospitales: "Lo importante es no quedarnos aquí para estar preparados ante futuras crisis"

Trabajadora de Escribano Mechanical
Escribano Mechanical
  • Escribano Mechanical & Engineering nació como un pequeño taller mecanizado en Coslada (Madrid) y creció hasta convertirse en una fábrica de sistemas complejos de defensa que factura 50 millones de euros. 
  • A finales de marzo, la compañía se alió con la única pyme española que fabrica respiradores para aumentar sus capacidades de producción. 
  • El objetivo de la compañía es fabricar 5.000 respiradores en menos de 8 semanas y ya han entregado 700 a los hospitales. 
  • La compañía ha tenido que paralizar su actividad y prevé que se resienta su facturación. 
  • De cara al futuro el presidente de la compañía, Javier Escribano, espera que esta crisis sirva para aprender que no hemos sabido enfrentarnos a la crisis "por haber dependido tanto de la industria extranjera, en vez de haber fomentado la industria nacional".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una fábrica militar que nació como un pequeño taller de la localidad madrileña de Coslada se ha convertido en el parque tecnológico que ha aumentado la capacidad de producción de Hersill, la única pyme española que fabrica respiradores

Fundada en 1987 por el padre de los actuales propietarios de la compañía, Ángel y Javier Escribano, Escribano Mechanical & Engineering era un taller mecanizado centrado en el sector automovilístico. 

Con el tiempo, se redirigió al sector aeroespacial y, más tarde, se convirtió en una fábrica militar produciendo "componentes de misiles para uno de los mayores referentes mundiales, la empresa Raytheon, que sigue siendo uno de nuestros principales clientes", explica Javier Escribano, presidente de la compañía, en una entrevista con Business Insider España. 

Asentada ahora en Alcalá de Henares, la compañía decidió en 2011 "aprovechar todo el conocimiento y experiencia para crear un departamento de ingeniería para dar valor añadido a nuestros clientes y poder ofrecer una solución completa, diseñada y fabricada íntegramente en Escribano", señala el presidente. 

"Desde que empezamos a vender sistemas complejos de defensa, es decir, estaciones remotas de armas y sistemas electroópticos, duplicamos la cifra de facturación anual, la contratación y la extensión de nuestras instalaciones, así como la inversión en tecnología", concluye.

Actualmente cuentan con 319 empleados y presumen de ser "el parque tecnológico más grande de España y uno de los 3 primeros de Europa". La facturación de la compañía ronda los 50 millones de euros y en los últimos 5 años ha invertido más de 60 millones en nuevas tecnologías. 

Leer más: Big data para combatir la pandemia: la CEO de Atrys Health explica cómo colaboran con algunas comunidades autónomas para anticipar el comportamiento del COVID-19

5.000 respiradores en menos de 8 semanas para combatir el coronavirus

Todas esas capacidades fueron puestas a disposición de las autoridades en cuanto estalló la pandemia de COVID-19, explican. "El Ministerio de Industria nos pidió que colaboráramos con Hersill para poder producir 5.000 respiradores. Y así lo hicimos", recuerda Escribano.

Hersill es una pyme de Móstoles que ha resultado ser el único fabricante nacional de respiradores y al que Escribano Mechanical se ha unido para aumentar su capacidad de producción. 

La adaptación a la fabricación de respiradores para hacer frente a la demanda requirió ponerse a trabajar a 3 turnos, adaptar las líneas de producción y crear dos nuevas líneas de montaje, una en Escribano y otra en Hersill.

"Hemos puesto a más de 150 personas de nuestra empresa a trabajar en este proyecto y hemos dejado por lo tanto de trabajar en nuestro negocio, la Defensa", asegura el presidente de la empresa, que ha tenido que paralizar el resto de actividades. 

Lo más complicado para cumplir con los objetivos marcados ha sido el suministro de "componentes que solo se hacen en el extranjero, como las electroválvulas".

Escribano explica que el Ministerio de Industria puso a su disposición todos los recursos posibles "para poder gestionar el envío en tan difícil situación llena de restricciones".

"Para realizar el primer envío de electroválvulas, después de localizar a un fabricante suizo, ya que no era posible traerlas de Estados Unidos, contratamos un avión privado para ir a por ellas. Llegaron el sábado 29 de marzo a las 11 de la noche y esa misma noche lanzamos la fabricación", relata. 

La compañía ha fabricado desde entonces entre unos 600 y 700 ventiladores pulmonares para cumplir con los objetivos del Ministerio, que le pedía 5.000 ventiladores en menos de 8 semanas. "Ya hemos suministrado unos 700 a diferentes hospitales y centros sanitarios de todas las comunidades autónomas de España. Estas necesidades y prioridades las coordina y gestiona el Ministerio de Sanidad. El primer sitio a donde suministramos fue a IFEMA", explica el presidente. 

Leer más: Ifeel, la startup española de psicólogos online, ofrece consultas gratuitas durante la cuarentena mientras su demanda se dispara un 70%

Ha faltado preparación frente a la crisis por "haber dependido tanto de la industria extranjera, en vez de haber fomentado la industria nacional"

Escribano cree que así harán frente a la demanda, pero señala que "lo importante es no quedarnos aquí y, además de tener una reserva estratégica, mantener unas capacidades para estar preparados ante una nueva situación de crisis y hacer frente a la misma con capacidades tecnológicas nacionales y así no depender de terceros". 

Y es que para Escribano esa tiene que ser la gran lección de cara al futuro: aprender de lo que nos ha pasado por no haber estado "preparados para afrontar una crisis como esta por haber dependido tanto de la industria extranjera, en vez de haber fomentado la industria nacional".

"En estos casos, con lo único con lo que seguro puedes contar es con la industria nacional", señala. En ese sentido, la empresa cree que el gobierno deberá impulsar la industria y las capacidades y tecnología nacionales para ayudar a la recuperación económica y ayudar a posicionar la industria internacionalmente. 

"Así, nuestros jóvenes ingenieros, altamente preparados y cualificados podrán tener la oportunidad el día de mañana de trabajar en tecnología e innovación en España y serán parte de ello y no tendrán que irse fuera, perdiendo así nuestro talento".

La empresa señala que han recibido ayuda de muchos proveedores, empresas y voluntarios. Destaca, sobre todo, la labor de Correos, "que nos gestiona y coordina todo el transporte de respiradores a los diferentes centros repartidos por toda España, han trabajado a destajo y se ofrecieron desde el principio a ayudarnos". 

Leer más: "Creo que nadie fue capaz de avistar el alcance de propagación que ha tenido este virus": uno de los mayores fabricantes de respiradores a nivel mundial explica cómo se afronta la situación en España

"No se puede poner en juego la vida de una persona", advierte el presidente aludiendo a los respiradores 3D

Respecto al debate sobre si se debe autorizar el uso de respiradores fabricados con tecnología 3D, desde Escribano aseguran que "no tiene ningún sentido". 

"No se puede fabricar un respirador con tecnología 3D, estamos hablando de un equipo con una precisión y especificación elevada, que requiere un mecanizado de alta precisión y la seguridad de su funcionamiento dado su aplicación en pacientes con leves o graves insuficiencias respiratorias", señalan.

La empresa asegura que la homologación es fundamental porque "no se puede poner en juego la vida de una persona". El respirador fabricado por Escribano es el VITAE 40 de la empresa Hersill que está homologado y certificado por Sanidad.

En el caso de respiradores que se están fabricando en tiempo récord por otros medios, desde la compañía afirman que "realizándose con las especificaciones requeridas, por supuesto valoramos que se certifique". Escribano explica que ellos mismos ha conseguido que "nos certifiquen el VITAE 40-19 con un cambio mecánico menor, que supone la integración de una válvula diferente". 

La paralización de la actividad normal de la empresa tendrá su coste, como reconoce el propio presidente, que asegura que disminuirá la facturación. "Habrá que recuperarse poco a poco y trabajando más que nunca en cuanto podamos reiniciar la actividad completamente y con todo nuestro personal. Hemos recibido un contrato de Sanidad para los respiradores ofertando un precio justo, similar al que tenía, sin aumento sustancial del coste, salvo el que supone adquirir componentes con urgencia como las electroválvulas", explica. 

LEER TAMBIÉN: Nannyfy reorienta su negocio por el coronavirus y factura en marzo lo mismo que en todo 2019: ahora las canguros de esta startup española dan clases por videollamada y vigilan a tus hijos

LEER TAMBIÉN: Esta pyme madrileña ha fabricado más de 1.200 viseras 3D para proteger a los sanitarios y ahora está creando válvulas para convertir máscaras de buceo en respiradores

LEER TAMBIÉN: La startup española que ha conquistado el mercado internacional con su tecnología antipirateo rastrea la Red para detectar la venta ilegal de medicamentos y estafas relacionadas con el coronavirus

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. España
  4. Empresa
  5. Tecnología
  6. Trending
  7. Top
  8. Smart Business