Pasar al contenido principal

España detecta el primer caso de coronavirus en un gato, aunque por el momento no hay evidencias de que las mascotas puedan contagiar a los humanos

España registra su primer caso de un gato afectado con coronavirus
Un veterinario revisa a un gato en el refugio de animales de Riad, Arabia Saudí, el 4 de mayo de 2020. Ahmed Yosri/ Reuters
  • España ha detectado el primer caso de coronavirus en un gato.
  • Se trata de un ejemplar de 4 años de edad llamado Negrito que pertenecía a una familia catalana en la que algunos miembros habían enfermado de COVID-19, informa El País.
  • El animal fue llevado al veterinario con problemas de respiración, alta temperatura e insuficiencia cardiaca y tuvo que ser sacrificado. Al ser analizado el cadáver en el Centro de Investigación en Salud Animal (Cresa) se detectó la presencia del virus SARS-CoV-2.
  • Aún así, como remarca el informe, la carga vírica del animal era muy baja y las lesiones de este parecen provenir de una enfermedad congénita cardiaca que padecía.
  • Hasta la fecha no existen evidencias de que los animales puedan transmitir el virus a las personas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España registra el primer caso confirmado de coronavirus en un gato. El animal infectado, de nombre Negrito y 4 años de edad, pertenecía a una familia catalana en la que varios miembros habían sido afectados de COVID-19, según informa El País. 

Como relata el diario, la mascota fue llevada al veterinario por problemas respiratorios, insuficiencia cardiaca y alta temperatura. Finalmente tuvo que ser sacrificado y su cuerpo fue enviado hace una semana al Centro de Investigación en Salud Animal (Cresa) donde tras un análisis los investigadores detectaron la presencia del virus SARS-CoV-2. Concretamente en la cavidad nasal y un ganglio linfático cercano al intestino.

De acuerdo al informe, la carga vírica presente en el gato era muy baja, por lo que la infección por coronavirus no podía ser causante de las lesiones en el animal. Estas más bien parecían estar relacionadas con una enfermedad congénita del corazón que padecía conocida como cardiomiopatía hipertrófica.

Negrito se coloca así como el sexto gato a nivel mundial en dar positivo en coronavirus. Otros animales infectados hasta ahora incluyen varios grandes felinos en el zoo del Bronx en Nueva York y dos perros en Hong Kong. Una cifra casi anecdótica si se compara con los casi 4 millones de contagios en humanos que se da a nivel global. Asimismo cabe resaltar que los ejemplares contagiados han mostrado siempre niveles muy bajos de carga vírica y hasta la fecha no existen evidencias de que pueda darse un contagio de animal a humanos.

Leer más: Un tigre de un zoológico de Nueva York da positivo por coronaviurs tras estar en contacto con un cuidador asintomático

Investigaciones sobre el nuevo coronavirus realizadas en animales han encontrado que gatos, hurones y en menor medida perros pueden ser susceptibles de infección. Hasta el momento los resultados parecen mostrar más dificultad de contagio en aves y cerdos, como remarca la  Organización Mundial para la Salud Animal (OIE)

De estas especies, los resultados de los análisis apuntan a que los gatos parecen ser los animales con mayor tendencia a la infección. Aunque hasta el momento se trata de estudios realizados en laboratorios, donde los animales fueron expuestos artificialmente al virus.

En este contexto, un estudio realizado por investigadores chinos sobre estos felinos, encontró que los gatos pudieron infectar por gotículas a un ejemplar sano que convivía con ellos. Hallazgos similares se dieron para hurones.

“Esto solo demuestra que los gatos en ocasiones muy aisladas pueden ser víctimas colaterales de la pandemia, pero hay muy poca probabilidad de que puedan infectar a las personas”, explica a El País, Nàtalia Majó, directora del Cresa, que forma parte del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de la Generalitat catalana en relación con el caso español.

La Organización Mundial para la Salud Animal (OIE) también asegura que hasta el momento no hay motivo para considerar a las mascotas como una vía de contagio.

"La propagación actual de COVID-19 es el resultado de la transmisión de humano a humano. Hasta la fecha, no hay evidencia de que los animales de compañía puedan transmitir la enfermedad. Por lo tanto, no hay justificación para tomar medidas contra los animales de compañía que puedan comprometer su bienestar." afirma en su web el organismo.

No obstante la Organización Mundial de la Salud recomienda que los enfermos de COVID‑19 y las personas de riesgo limiten el contacto con sus mascotas y otros animales y que al tocarlas adopten siempre las medidas básicas de higiene. "Esto incluye lavarse las manos después de tocar a los animales, su comida o sus objetos, así como evitar besos, lametazos o compartir alimentos". 

Y además