España paraliza durante 15 días la vacunación con las dosis de AstraZeneca

Vacuna de AstraZeneca

Reuters

  • España paraliza la vacunación con la inyección de AstraZeneca tras detectarse varios casos de trombos en personas que han sido vacunadas con esta dosis. 
  • Nuestro país se suma así a la oleada de gobiernos europeos que han decidido suspender la administración con esta vacuna hasta esclarecer si hay una relación causal con los episodios tromboembólicos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España apuesta por paralizar la vacunación con la inyección de AstraZeneca durante 15 días tras detectarse varios casos de trombos en personas que han sido vacunadas con esta dosis. 

Así lo ha decidido el Consejo Interterritorial de Sanidad que ha convocado de urgencia la ministra de Sanidad, Carolina Darias, según han adelantado varios medios. 

Actualmente esta vacuna se ha administrado a las personas menores de 55 años, ya que España no ha permitido su aprobación para los grupos de mayor edad al considerar que no hay suficiente evidencia. 

La detección de episodios tromoembólicos en algunas personas, especialmente mujeres, que han sido inmunizadas han hecho que se adopte esa medida por precaución. Las personas pendientes de vacunarse recibirán las dosis de otros fabricantes y las que ya han recibido la primera dosis de AstraZeneca deben esperar a que se resuelva la investigación. 

Se sospecha también que todo pueda estar causado por un lote concreto de la vacuna de la compañía, el ABV5300. De hecho, algunas comunidades autónomas ya habían dejado de administrar las dosis de ese lote como medida de precaución. 

El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis

Nuestro país se suma así a Dinamarca, Alemania, Francia, Países Bajos, Irlanda, Bulgaria, Austria, Italia, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo, que también han adoptado la misma decisión. 

Las decisiones contradicen la recomendación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) que ha asegurado que no hay suficientes pruebas como para dejar de seguir vacunando. 

"En la actualidad no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna. La posición del comité de seguridad de la EMA es que los beneficios de la vacuna siguen siendo mayores que sus riesgos y la vacuna puede seguir administrándose mientras se investigan los casos de eventos tromboembólicos", ha asegurado el organismo en una declaración reciente. 

La Organización Mundial de la Salud también se ha posicionado en esa línea, asegurando que la vacuna debería seguir siendo distribuida mientras se investiga si existe una relación causal con la aparición de coágulos. 

¿Cuándo terminará la pandemia del COVID-19? Los aprendizajes que se pueden extraer de la historia

La compañía también defiende su vacuna, asegurando que los datos no revelan ninguna relación causal entre los trombos y la administración de las dosis. 

"Una cuidadosa revisión de todos los datos de seguridad disponibles de más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea (UE) y el Reino Unido con la vacuna COVID-19 AstraZeneca no ha mostrado evidencia de un mayor riesgo de embolia pulmonar, trombosis venosa profunda (TVP) o trombocitopenia, en ningún grupo de edad definido, género, lote o en ningún país en particular", asegura la compañía en un comunicado

"Hasta ahora, en la UE y el Reino Unido, se han notificado 15 casos de TVP y 22 de embolia pulmonar entre las personas a las que se les administró la vacuna, según el número de casos que la empresa ha recibido hasta el 8 de marzo. Esto es mucho más bajo de lo que se esperaría que ocurriera naturalmente en una población general de este tamaño y es similar en otras vacunas COVID-19 autorizadas",  concluye

LEER TAMBIÉN: Crece la tensión entre Reino Unido y la Unión Europea mientras se cruzan acusaciones por las vacunas

LEER TAMBIÉN: El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis

LEER TAMBIÉN: Pfizer y BioNTech podrían aumentar su capacidad de fabricación a 3.000 millones de dosis de cara al año que viene

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo