Pasar al contenido principal

Estos son los estímulos que podría aplicar Mario Draghi si la economía europea no remonta... y que han sacado a Trump de sus casillas

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters
  • El presidente del BCE, Mario Draghi, ha anunciado que estudiará "en las próximas semanas" aplicar estímulos adicionales para reactivar la economía europea si no mejoran las perspectivas.
  • Draghi señala como amenazas a los bajos niveles de inflación, el "creciente riesgo del proteccionismo", los factores geopolíticos y la vulnerabilidad de los mercados emergentes.
  • Para combatir esas amenazas, Draghi podría anunciar una nueva rebaja de los tipos de interés o la reactivación del programa de expansión cuantitativa.
  • El presidente de EE.UU. Donald Trump ha acusado a Draghi de manipular con sus declaraciones la cotización del euro frente al dólar, "haciendo injustamente fácil para ellos que compitan contra EE.UU.".

La economía europea podría necesitar una nueva ronda de estímulos monetarios para frenar la desaceleración económica y los riesgos que supone una inflación más baja de lo previsto. Así lo ha asegurado este martes el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en unas declaraciones que han tenido repercusión en los mercados y que han provocado la ira del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Aprovechando la sesión de apertura del encuentro anual del BCE en la localidad portuguesa de Sintra, Draghi ha anunciado que el Consejo de Gobierno de la institución deliberará las "próximas semanas" cómo adaptar sus instrumentos monetarios para afrontar los riesgos para la estabilidad de precios. Esto supone un cambio de opinión en un momento en el que la inflación de la eurozona se sitúa en el 1,2%, a 8 décimas del objetivo fijado por el BCE.

Leer más: Este gráfico desvela por qué el retraso de la subida de los tipos de interés del BCE es un peligro para los ahorros de las familias españolas

Además del riesgo de una posible deflación, Draghi ha asegurado que "no se han disipado" otros factores problemáticos para Europa, mencionando el "creciente riesgo del proteccionismo", los factores geopolíticos y la vulnerabilidad de las economías emergentes. Para afrontarlos, el presidente del BCE ha asegurado que "se requerirán estímulos adicionales" si no hay cambios de perspectiva en las próximas semanas.

Las palabras de Draghi espolean a los mercados... y a Trump 

Estas declaraciones han tenido consecuencias inmediatas en los mercados. Así, el rendimiento del bono español a 10 años retrocedía a un nuevo mínimo histórico del 0,443% y el Ibex 35 dejaba atrás pérdidas del 0,7% para acumular subidas de más de un punto porcentual, al igual que el resto de bolsas europeas, que abrieron la sesión con caídas leves para cosechar subidas de entre el 1,3% y el 2,3% a media tarde.

Del mismo modo, las palabras del presidente del BCE también coincidieron con la caída en la cotización del euro frente al dólar, lo que ha motivado un airado tweet del presidente de EE.UU. Donald Trump contra Draghi, al que ha acusado de manipular el valor del euro, "haciendo injustamente fácil para ellos que compitan contra EE.UU.". 

Trump no ha dudado en acusar a Draghi de intentar dañar a EE.UU. a través de comentarios que ha calificado de "injustos" y ha criticado que "ellos (entendemos que se refiere al BCE o a Europa en su conjunto) se han salido con la suya durante años, junto con China y otros".

Las 2 herramientas con las que cuenta el BCE

En sus declaraciones, Mario Draghi, que acaba mandato el 31 de octubre y no tiene un sucesor claro, ha dejado entrever que el BCE hará uso de los diferentes instrumentos a su disposición, incluyendo modificar las perspectivas de la institución, reducir los tipos de interés o reactivar las compras de activos dentro del programa de expansión cuantitativa, sobre el que ha destacado que el BCE "cuenta con un considerable margen".

Para Paul Diggle, economista político de Aberdeen Standard Investments, estas declaraciones señalan la vuelta de la compra de bonos por parte del BCE. "Mario Draghi ha enviado hoy una señal equívoca de que el BCE tiene la intención de renovar la flexibilización de su política monetaria durante su discurso en la reunión de Sintra", ha asegurado en una comunicación a la prensa.

Leer más: Así es cómo la riqueza de los hogares europeos está ahora "impulsada exclusivamente" por los tipos de interés negativos

Respecto a las medidas que Draghi puede poner en marcha, Diggle señala que el BCE "sigue teniendo la potencia de actuación necesaria y sigue siendo consciente de que los datos de la actividad económica no han dejado de deteriorarse". Por ello, considera que los estímulos que podría poner en marcha el banco central se concretarán en dos iniciativas:

  • Reanudando el programa de expansión cuantitativa, que considera que "es probablemente el método preferido por el BCE para demostrar que está dispuesto a hacer algo audaz". Diggle señala que esta medida podría ser adecuada para combatir la bajada de la inflación, siempre que los socios europeos estén de acuerdo, y afirma que este programa "fue liquidado de forma prematura a finales de 2018". 
  • Reduciendo el tipo de interés de los depósitos, "la herramienta que menos prefiere el BCE en esta fase", según Diggle, que señala que el tipo de interés de los depósitos que ya se sitúa en el -0,4%, aunque "estudios que ha llevado a cabo recientemente el BCE sugieren que unos nuevos recortes ayudarían a estimular la economía". Por ello, el economista señala que si la Reserva Federal recorta sus tipos, el BCE probablemente pueda llegar al -0,6%.

Sin embargo, Paul Diggle se muestra poco optimista respecto al efecto de estos estímulos, debido a su efecto limitado en el pasado. "Europa nunca salió del estancamiento económico a pesar de todos los esfuerzos llevados a cabo por el BCE. Así que es lógico preguntar si esta vez será diferente. Probablemente no", ha asegurado.

Y además

Lo más popular