Un estudiante de Matemáticas de 20 años gana 110 millones con las 'acciones meme'

BBB Freeman

Un joven universitario ha revolucionado todo el sector inversor estadounidense con una jugada maestra digna de viejas glorias. Se trata de Jake Freeman, un estudiante que se ha hecho millonario ganando 110 millones de dólares gracias a las 'acciones meme' casi de la noche a la mañana. 

La polémica sobre el chico y lo que hay detrás de esta estrategia de inversión está servida y no hay nada claro al respecto. Principalmente, porque para hacer tal hazaña ha necesitado de un capital de 27 millones cuyo origen no está nada claro. 

'Acciones meme'

El estudiante aprovechó la locura de las 'acciones meme' para convertirse en uno de los inversores más jóvenes en generar una ganancia de nueve cifras. Así lo recogía la semana pasada el Financial Times, que informó de que había ganado 110 millones de dólares tras vender acciones del debilitado retailer Bed Bath & Beyond.

El joven estudia Matemáticas Aplicadas y Economía en la Universidad del Sur de California. En un movimiento inteligente vendió el total de sus acciones, el 6% de la empresa. Vendió a 27 dólares por acción tras haberlas comprado,semanas antes, por debajo de los 5,50 dólares.

 

Una partida digna de veteranos que ha revolucionado a todo el sector inversor. El objetivo de Freeman fue Bed Bath & Beyond, una cadena estadounidense que opera en buena parte de América con una red de almacenes de artículos para el hogar.

Ni siquiera el propio Freeman esperaba firmar tal azaña: "En un principio, esperaba que pudiera llegar a los 8 o 9 dólares por acción. Me sorprendió mucho que subieran tan rápido", reconoció en declaraciones al Financial Times

El inicio de su "lotería"

Este inversor ya había intentado hacer alguna jugada similar anteriormente, pero no le salió. Finalmente, empezó a operar CON Bed Bath & Beyond este verano. Lo hizo a raíz de la caída del mercado que había golpeado a valores que antes estaban en alza, como AMC o GameStop

Ya había pasado varias veces algo similar: el valor de estas acciones se disparaban gracias a los operadores particulares. Al subir, estos operadores conseguían diseñar un levantamiento de cortos en los hedge funds que apostaron a que los precios de las acciones caerían

Con todo, Freeman creía que la volatilidad de estos valores podía utilizarse como mecanismo de supervivencia. Fue así como empezó a buscar un minorista en crisis en el que invertir.

Un plan para salvar la deuda

Dirigió entonces su atención a estos almacenes, eran una de las acciones favoritas de los memes que se había desplomado en medio de una caída de las ventas y tenían una crisis de liquidez que amenazaba su supervivencia.

Freeman apostaba que con un reajuste adecuado de su deuda, podrían reducir su tasa de quiebra, tanto era así que se lo propuso a la propia empresa. El plan era aprovechar la alta volatilidad del precio de las acciones para ofrecer a los titulares de bonos un acuerdo que redujera la carga de su deuda principal de 1.200 millones de dólares a 500 millones

Al final, lo importante era dar garantías de compra de acciones y pagarés convertibles a los propietarios de la deuda a cambio de reducir el apalancamiento de la empresa. De este modo, si la empresa reparaba su balance y el precio de las acciones se recuperaba, los bonos subirían de valor.

Este joven millonario gracias al Dogecoin asegura que no tiene planes de vender y espera que la criptodivisa siga subiendo

GettyImages 1232802181

Es cierto que la sugerencia era poco convencional, pero cabe recordar que es algo que ya intentó la agencia de alquiler de coches Hertz en 2020.

El 20 de julio, Freeman dio a conocer su inversión en Bed Bath en una presentación de valores, a la que adjuntó una carta con sus recomendaciones. El siguiente paso fue empezar a hablar de su inversión en Twitter, Reddit y GMEdd.com para dar a conocer su plan entre inversores minoristas. 

No hubo que esperar mucho y las acciones comenzaron a subir como la espuma ya en agosto. El motivo fue un impulso en Reddit, donde los moderadores del canal WallStreetBets habían levantado la prohibición de hablar sobre el valor. 

"No esperaba que el precio se disparara como lo hizo. Sí esperaba que, a medida que la compañía estructurara mejor su balance, se desbloqueara el valor. Sentí que a esos niveles elevados, la empresa no valía la pena desde el punto de vista del riesgo/recompensa", afirmó el joven a MarketWatch

El momento de vender

Las acciones no paraban de subir después de que Ryan Cohen, el presidente de GameStop y una figura de las acciones meme, presentara hace una semana documentos detallando una compra anterior en febrero y marzo de un gran número de opciones de compra en Bed Bath, derivados que pueden ofrecer una ganancia inesperada si una acción sube de valor.

Freeman no esperó más y decidió que el repunte había hecho que las acciones de Bed Bath superaran con creces su valor intrínseco y vendió toda su participación. Lo hizo en el momento preciso. 

La fiebre de las 'acciones meme' sigue arruinando a los 'hedge funds' y algunas de las prácticas habituales de Wall Street: los especuladores en AMD se suman a la lista

WallStreetBets de Reddit.

Al día siguiente, Cohen reveló sus planes de vender también su participación, de aproximadamente el 12%, y las acciones se desplomaron. Al final de la semana solo valían 11 dólares. 

La polémica se avivó, pero Freeman defiende que nunca ha hablado con Cohen, quien, sin embargo, no ha querido hacer comentarios al respecto.

De este modo, y tan firmar su salida, le tocó el premio gordo de las acciones de memes y no solo por su inteligente idea, también por seguir una regla mucho más simple y antigua: comprar barato, vender caro.

Teorías conspiradoras

Como es normal, este estrellato hacia la riqueza ha dado mucho de qué hablar. Tanto en Twitter como en Reddit se especuló sobre si Freeman existía realmente o actuaba como representante de otra persona. Y es que todo el mundo se preguntaba cómo un joven inversor aficionado podía haber ganado tanto dinero en una apuesta tan concreta en tan poco tiempo.

La gran incógnita estaba clara: cómo había reunido 27 millones de dólares de capital. La respuesta aviva la polémica porque lo hizo a través de Freeman Capital Management, un fondo registrado en Wyoming, según los archivos de la Comisión de Bolsa y Valores.

Precisamente Wyoming es un estado que se ha convertido en un imán para quienes quieren crean sociedades de responsabilidad limitada debido a sus bajos impuestos y a las estrictas normas de privacidad. El joven se ha negado a revelar los datos de sus inversores, pero se limita a afirmar a diferentes medios que lo ha hecho gracias a la ayuda de amigos y familiares.

Empezar a invertir a los 13 años

Según señala el Financial Times, fue el tío de Freeman quien le enseñó el mundillo de las inversiones. Lo hizo cuando Jake tenía tan solo 13 años. Su primera inversión fue de 500 dólares y con el tiempo, sus padres le proporcionaron más dinero para seguir prosperando. 

En general, compañeros y profesores dicen de él que es muy inteligente y bastante maduro para su edad. Lo describen como ambicioso y alguien con sed de conocimiento. Pasaba sus vacaciones haciendo prácticas en algún fondo de inversión.

Está claro que es un fuera de serie, porque tras ser investigado ante las polémicas, ha salido a la luz que se ha saltado un curso y terminará la carrera antes de tiempo

Además, en declaraciones a MarketWatch, señaló que, tras todo lo ocurrido, ahora quiere centrarse en mantener un diálogo "constructivo" con la junta de Mind Medicine, empresa biotecnológica de la que ha comprado acciones recientemente. Igualmente, continuará con sus estudios.


Otros artículos interesantes:

La fiebre de las 'acciones meme' sigue arruinando a los 'hedge funds' y algunas de las prácticas habituales de Wall Street: los especuladores en AMD se suman a la lista

De usar cupones de comida a millonario en 13 años: las lecciones que aprendió este joven rico cuando no llegaba a fin de mes

De los inversores particulares a los gigantescos fondos de inversión, los mayores perdedores de la bolsa tienen una horrible cosa en común

Te recomendamos