Una nueva investigación relaciona una rara afección neurológica, capaz de generar una inflamación de la médula espinal, con el COVID-19

Médico en hospital tratando paciente de COVID-19

Reuters/ CARLOS OSORIO

  • Una reciente investigación vincula una rara afección neurológica conocida como mielitis transversa aguda (ATM) como posible efecto neurológico del COVID-19 en la salud.
  • Tras una revisión de estudios de casos desde marzo de 2020 hasta enero de 2021, la ATM fue identificada hasta en 43 pacientes de coronavirus de 21 países diferentes. También se han detectado 3 casos de ATM en los ensayos de la vacuna AstraZeneca.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más de un año después de que se informara de los primeros casos de coronavirus en China, los expertos sanitarios siguen indagando los efectos del SARS-CoV-2 en la salud.

En este escenario, un nuevo análisis ha relacionado el COVID-19 con una rara afección neurológica conocida como mielitis transversa aguda (ATM). 

Ya era conocida la capacidad del virus para afectar al sistema nervioso central y periférico en algunos pacientes, con efectos que van desde la pérdida del gusto y el olfato hasta la "niebla cerebral" o la ansiedad. Ahora parece que una nuevo efecto podría añadirse a esta lista.

La mielitis transversa aguda (ATM) se caracteriza por una inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal.

Como explica la Clínica Mayo, esta afección interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo, pudiendo ocasionar dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y el intestino.

Si bien la ATM es una afección neurológica rara en adultos, —con una incidencia estimada que oscila entre 1,34 y 4,6 casos por millón al año con una edad media de 35-40 años— ha sido detectada en algunos pacientes con coronavirus.

Un caso de infección por SARS-CoV-2 en Panamá que desarrolló mielitis transversa aguda (ATM), fue uno de los primeros indicios que llevó a los investigadores a estudiar el posible vínculo entre COVID-19 y esta afección neurológica.

Para ello los científicos llevaron a cabo una revisión clínica sobre estudios previos y análisis de casos desde marzo de 2020 hasta enero de 2021. 

Publicada en Frontiers in Immunology, la investigación identificó la ATM hasta en 43 casos de COVID-19 en adultos de 21 países. Las edades comprendidas de estos casos varian ampliamente desde menores de entre 3 y 14 años hasta adultos de 21 a 73 años.

Cómo afecta el coronavirus al cerebro: todo lo que se sabe hasta ahora

"Encontramos que la ATM es una complicación neurológica inesperadamente frecuente del COVID-19. La mayoría de los casos (68%) tuvieron una latencia de 10 días a 6 semanas que puede indicar complicaciones neurológicas postinfecciosas mediadas por la respuesta del huésped al virus", afirman los autores en el estudio.

La incidencia de ATM entre los pacientes con COVID-19 detectada se coloca en los  0,5 casos por millón. Dado que se trata de una rara afección, esta cifra justifica, según los autores, más investigación sobre este posible efecto.

"Esta revisión confirma que la ATM no es infrecuente como complicación neurológica asociada a la infección por COVID-19 en todo el mundo, responsable quizás del 1,2% de todas las complicaciones neurológicas provocadas por este coronavirus. Ocurre de forma aguda en un pequeño número de pacientes como una manifestación parainfecciosa, pero la mayoría de los casos de ATM asociado al SARS-CoV-2 tienen períodos de latencia más largos que sugieren un origen posinfeccioso" afirma el estudio.

Todos los pacientes con esta afección mostraron inicio agudo de parálisis, nivel sensorial y déficit de esfínteres debido a lesiones de la médula espinal. Las principales manifestaciones clínicas fueron cuadriplejía (58% de los casos) y paraplejía (42%).

Asimismo el equipo de científicos remarca que los 3 casos de ATM dados en los ensayos de la vacuna de AstraZeneca. Analizar esto también poodría proporcionar una pista sobre los mecanismos inmunitarios involucrados en este efecto sobre el sistema neurológico.

"Estos hechos sugieren que los antígenos virales probables en el SARS-CoV-2 se dirigen a la médula espinal –quizás también presente en la vacuna COVID-19 AZD1222 o su adyuvante de adenovirus de chimpancé– y pueden inducir mecanismos inmunes que conducen a ATM. Se debe fomentar la investigación para identificar los antígenos responsables y la inmunopatogénesis de la ATM asociada a COVID-19", concluyen los autores.

Otros artículos interesantes:

Una pastilla para tratar el COVID-19, que se puede tomar en casa, estaría lista a finales de 2021, según el CEO de Pfizer

Un estudio compara el riesgo de muertes por los posibles efectos secundarios frente a las muertes de coronavirus resultantes de paralizar la inmunización: "Los beneficios superan cualquier riesgo"

Este gráfico muestra qué le pasa a tu cuerpo al contagiarse con el COVID-19

Te recomendamos

Y además