Pasar al contenido principal

La factura por salvar la economía asciende ya a 7 billones y sigue subiendo

Dos personas pasan al lado de un billete de un dólar.

Reuters/AMR ABDALLAH DALSH

  • Las deudas contraídas por gobiernos y bancos centrales para solucionar el drama del coronavirus podría endeudar a administraciones y entidades mundiales por valor de hasta 7 billones de euros, y ascendiendo.
  • Sólo en Estados Unidos los paquetes de inyecciones superan los 2 billones de euros a fecha de este viernes.
  • Los esfuerzos combinados de estas entidades hasta la fecha eclipsan ya a las respuestas ejecutadas contra la crisis financiera de 2008.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Luchar contra la depresión es el principal objetivo que encara actualmente la economía global. Los gobiernos de las principales potencias mundiales llevan semanas invirtiendo miles de millones de euros en frenar el impacto del coronavirus en las bolsas, y aun así quizás no sea suficiente.

Las deudas contraídas por ejecutivos y bancos centrales para paliar el efecto del Covid-19 en la sociedad ascienden hasta los 7 billones de euros hasta la fecha, aunque previsiblemente seguirán incrementándose en el futuro.

Leer más: El Gobierno pide a las empresas que den ejemplo y prohíbe los despidos temporalmente

Según un análisis realizado por CNN Business, el monto absoluto incluye no sólo los gastos derivados de las administraciones, sino también la impresión de dinero contante y la compra de activos como bonos y fondos de acciones.

Aunque la cifra es aproximada, el cálculo incluye también operaciones como el reciente paquete de ayuda que se está abriendo paso en el Congreso de los EEUU (2 billones de euros) o los estímulos anticipados que llegarán a Japón el próximo mes (30 billones de yenes, unos 250 millones de euros). En Europa también se han sumado las inyecciones de los gobiernos de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España para paliar la crisis.

Leer más: Los clubes de fútbol, los últimos en sumarse a la lista de los ERTE: así preparan las empresas oleadas de despidos temporales por la crisis del coronavirus

Los esfuerzos combinados de estas entidades hasta la fecha eclipsan ya, en menos de un mes, a las respuestas ejecutadas contra la crisis financiera de 2008, que en la época batió récords de gasto. Ni aun así parece que el esfuerzo vaya a ser suficiente.

"El paquete de estímulo [de casi 2 billones de euros] es probablemente el mínimo necesario para compensar el arrastre actual del brote", indicó el economista del Banco de América Joseph Song. "La economía [estadounidense] probablemente necesitará cerca de 3 billones en estímulo fiscal, si no más".

Leer más: El peor de los escenarios económicos de la crisis del coronavirus retrasa ya al tercer trimestre de 2023 la recuperación de la eurozona, según un estudio de McKinsey

Los líderes del G20, que representan a las economías más grandes del mundo, indicaron el jueves que harían "lo que sea necesario" para minimizar el impacto económico de la pandemia y restaurar el crecimiento económico global. El compromiso de los estímulos, asegura la Mesa, ascenderá hasta los 5 billones de euros.

Sin embargo, este gasto masivo sólo podrá mitigar parte de la recesión. La solución para estabilizar la economía es clara, aunque imposible en el corto plazo: que bares y restaurantes comiencen a abrirse, la gente regrese al trabajo y se pierda el miedo a viajar. Incluso entonces llevará tiempo, algo que los chinos están empezando a descubrir.

"No será posible volver al mismo nivel de producción y actividad de inmediato", precisa Chetan Ahya, jefe de economía de Morgan Stanley. "La última vez que el crecimiento económico mundial estuvo tan deprimido durante el tiempo de paz fue en 1938", sentencia.

Y además