El fundador de Twitter pide perdón por sus decisiones sobre la moderación en la plataforma: dice que hizo "lo incorrecto para internet y la sociedad"

Hannah Getahun,
Katherine Tangalakis-Lippert
| Traducido por: 
El actual dueño y director general de Twitter, Elon Musk (izquierda), y el fundador de la red social, Jack Dorsey.
El actual dueño y director general de Twitter, Elon Musk (izquierda), y el fundador de la red social, Jack Dorsey.

FREDERIC J. BROWN/AFP via Getty Images/Joe Raedle/Getty Images

  • En una publicación de su blog, el fundador de Twitter, Jack Dorsey, ha asegurado que se le debería culpar solo a él de qué contenidos tienen cabida en la red social y cuáles no.
  • Dorsey, que ha aprovechado para denunciar los ataques que han sufrido sus antiguos compañeros de trabajo y exponer su visión del futuro de las redes sociales, ha reconocido que llevó a Twitter a hacer "lo incorrecto para Internet y la sociedad".

En una entrada de su blog que ha sido publicada este martes, el fundador y antiguo director general de Twitter, Jack Dorsey, se ha pronunciado acerca de los denominados "Archivos de Twitter" y ha indicado que, bajo su liderazgo, llevó a la red social a hacer lo "incorrecto para internet y para la sociedad".

En primer lugar, Dorsey especifica los 3 principios en los que él cree que se deben basar las redes sociales: (1) Las plataformas "deben resistir el control corporativo y gubernamental", (2) "solo el autor original puede eliminar el contenido que genera" y (3) "la moderación se implementa mejor mediante la selección algorítmica".

"El Twitter que yo dirigía y el Twitter que hay ahora no cumplen ninguno de estos principios. Esto es culpa mía y solo mía", señala el fundador de la red social en su blog, afirmando que "dejó de presionar" para aplicar estos principios en la plataforma cuando un "activista anónimo entró en el accionariado en 2020".

Aunque Dorsey no deja claro a qué activista se refiere, el New York Times informó ese año de que el fondo de inversión Elliott Management había adquirido una participación de unos 1.000 millones de dólares en la compañía —cerca de 940 millones de euros en la actualidad— y había pedido la destitución del CEO de la organización (Dorsey, en aquel momento). 

Varias sombras y, al fondo, el símbolo de Twitter.

En su blog, el fundador de Twitter sostiene que las empresas que dirigen redes sociales han acumulado demasiado poder y que la decisión de Twitter de vetar el acceso al expresidente estadounidense Donald Trump fue una muestra de ese poder llevado al extremo

"Como he dicho antes, hicimos lo correcto para el negocio en ese momento, pero lo incorrecto para internet y la sociedad", expresa Dorsey.

Los "Archivos de Twitter" han arrojado luz sobre las prácticas de moderación de contenidos que se llevaron a cabo bajo el mando de Dorsey. 

Se trata de una serie de documentos internos y correos electrónicos que fueron enviados durante la época en la que el fundador de Twitter estuvo al mando y que han sido entregados por el actual CEO de la red social, Elon Musk, a periodistas independientes como Bari Weiss o Matt Taibbi.

En estos archivos se incluyen debates entre empleados para decidir si vetar o no a Trump tras el asalto al Capitolio estadounidense, pruebas de que la plataforma limitó el alcance de contenidos relacionados con el portátil de Hunter Biden —hijo de Joe Biden— o indicios de que Twitter aceptó peticiones tanto de Biden como de Trump para eliminar publicaciones durante la última campaña electoral. 

Los empleados de Twitter han publicado 180 críticas en la plataforma de empleo Blind desde que Elon Musk tomó el mando de la compañía.

Aunque algunos de estos documentos revelan datos que no se conocían o detalles sobre las prácticas de moderación de contenidos de Twitter, muchas de las decisiones políticas y la justificación de las mismas, como la prohibición de Trump, ya se habían reconocido previamente por el propio Dorsey en su declaración frente al Senado en 2020 o en su testimonio ante el Congreso estadounidense.

El contenido que revelan los "Archivos de Twitter" ha provocado un incremento de las amenazas que sufre el antiguo jefe de confianza y seguridad de la compañía, Yoel Roth

Musk se ha sumado a las críticas a Roth con un hilo en el que ha publicado un extracto de un artículo escrito por el exdirectivo de Twitter en el que parece que Roth aboga por crear una versión de Grindr para adolescentes queer. El multimillonario se ha mostrado de acuerdo con los tuits que califican a Roth de "asqueroso".

Dorsey ha condenado en su blog las amenazas que está sufriendo el antiguo jefe de confianza y seguridad de Twitter, pero no ha llegado a reprochar a Musk por alentarlas. Dichas amenazas habrían llegado a tal extremo que Roth se ha visto obligado a abandonar su residencia habitual por miedo a que corra peligro su propia vida o la de su familia

"Los actuales ataques a mis antiguos compañeros podrían ser peligrosos y no solucionan nada", señala Dorsey. "Si queréis culpar a alguien, dirigíos hacia mí y hacia mis acciones o la falta de ellas".

 

El fundador y antiguo director general de Twitter se ha disculpado en los últimos meses por haber contribuido a hacer crecer "la empresa demasiado rápido". Dorsey ha reconocido también que clausurar Vine siempre ha sido su "mayor arrepentimiento" y que está de acuerdo con la decisión de Musk de revertir la prohibición de Twitter de Trump, alegando que se trata de "una decisión de negocios". 

En abril, Dorsey reconoció que era "parcialmente culpable" de haber dañado "profundamente internet".

Su postura actual contrasta con las declaraciones que dio cuando se produjo el veto de Trump, momento en el que dijo que era "la decisión correcta", y con su testimonio ante el Congreso, en el que reconoció "cierta" responsabilidad por la desinformación difundida en su plataforma que habría contribuido al ataque al Capitolio, pero defendió que había que tener en cuenta "un ecosistema más amplio".

El investigador sobre extremismo en redes sociales, J.M. Berger, explica a Business Insider que, cuando Dorsey cofundó Twitter en 2006, su planteamiento sobre la moderación de contenidos era favorable a promover la libertad de expresión, lo que provocó que la organización tuviera que "ser arrastrada" a la moderación de contenidos.

"Debido a las opiniones personales de Jack Dorsey sobre la libertad de expresión y cualesquiera que sean sus simpatías ideológicas, Twitter tuvo que ser arrastrado —pataleando y gritando— a la era de la moderación de contenidos", indica el experto en redes sociales. "Así que Twitter fue la última de las 3 grandes plataformas en implementar un sistema de moderación robusto".

Elon Musk y Jack Dorsey.

Las controvertidas decisiones que el fundador de Twitter tomó al intentar moderar la red social han sido comidilla para haters, incluido el propio Musk. Desde que el CEO de Tesla compró Twitter ha subrayado los fallos que cree Dorsey cometió y ha implementado un enfoque más cercano al "absolutismo de la libertad de expresión", con una importante disminución de la moderación de contenidos. 

"La forma en que la moderación de Twitter ha cambiado desde que [Elon ha] tomado el control se ha inclinado a favorecer a la extrema derecha", apunta Berger, el experto en redes sociales, a Business Insider. El investigador sobre discursos de odio en redes sociales cree que el multimillonario está "empoderando intencionadamente a los extremistas de derechas".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.