Esto es lo que ganarías en 8 años si invirtieras 50 euros cada mes

Una persona fotografía un billete de 50 euros.
Reuters

Ahorrar es el fin hacia el que muchos se dirigen, pero que no todos consiguen, a veces por contar con unos ingresos insuficientes y otras por mala planificación, exceso de confianza o falta de previsión a largo plazo.

Adoptar hábitos de ahorro es muy recomendable para poder hacer frente a crisis e imprevistos y preparar mejor tu futuro; los expertos consideran que lo ideal sería reservar para este fin entre un 10% y un 20% de tus ingresos mensuales. Pero hoy día, tener el dinero en la cuenta del banco apenas reporta rentabilidad, por lo que merece la pena buscar otras alternativas que consigan que el esfuerzo realizado dé mejores frutos.

Es el momento de empezar a invertir, aunque sea aportando 50 euros al mes.

El mal inversor empieza a hacerlo de forma impulsiva, sin pensarlo demasiado, sin adoptar una estrategia previamente definida. Toma las decisiones en función de posibles modas o tendencias del momento, de los productos en campaña de los bancos, las noticias que ha visto en la televisión o las recomendaciones de un amigo o familiar. Actúa dejándose llevar por las emociones, sin buscar el asesoramiento de alguien que pueda ayudarle a no equivocarse, sin analizar previamente su perfil de riesgo (el nivel de exposición que está dispuesto a soportar a cambio de rentabilidad).

A la hora de construir su cartera invierte directamente en acciones sin tener en cuenta otras posibilidades como los fondos de inversión, elige solo productos financieros españoles, demasiado relacionados entre sí y sin una buena diversificación, e invierte en ellos las cantidades de dinero que decide de forma aleatoria.

En las subidas y bajadas coyunturales de las bolsas, la euforia y el miedo son emociones muy frecuentes que condicionan su comportamiento en estos casos.

Cuando la bolsa sube con fuerza, el error más común del mal inversor es dejarse llevar por el exceso de optimismo y ponerse a invertir de forma extraordinaria cuando los precios del mercado ya están mucho más elevados, pagando más por esos productos.

Paralelamente, cuando se producen fuertes bajadas -que es el momento ideal para realizar esas inversiones extraordinarias porque se puede acceder a productos interesantes por precios mucho más bajos- se deja llevar por el pánico a perder lo que ya tiene invertido y empieza a deshacerse de su cartera, vendiendo más barato incluso de lo que compró y eliminando de raíz toda posibilidad de recuperarse.

Cuando la economía vive un largo periodo de bonanza, el mal inversor tiende a creer que la bolsa siempre sube, y busca la rentabilidad a corto plazo.

Para hacer frente a este problema está la decisión de movilizar bien el dinero generando rendimientos. Aunque apartes 50 euros al mes, con el transcurso del tiempo ese capital crece exponencialmente consiguiendo batir a la inflación.

Por eso, es necesario observar cuánto dinero puedes ganar al invertir 50 euros al mes durante un período de 8 años.

Cuánto dinero ganarías al invertir 50 euros durante 8 años

Los efectos de invertir 50 euros al mes durante 8 años son muy interesantes, aunque depende de la rentabilidad generada durante ese marco temporal. No es lo mismo si decides asumir más riesgos que si buscas unos rendimientos más conservadores.

Muchos expertos creen que la mejor forma de hacerlo, especialmente si no se tiene formación previa, es apostar por productos como los fondos indexados.

Si decidieras meter en una hucha 50 euros al mes durante 8 años habrías conseguido guardar 4.800 euros. Sin embargo, con los efectos de la inflación ese capital quedaría enormemente mermado y perderías tu poder de compra en caso de no movilizarlo. De ahí la importancia de invertir el dinero y hacerlo bien.

Al tratar de hacer rendir 50 euros al mes durante 8 años el esquema cambia por completo, ya que tendrías rendimientos interesantes sobre ese dinero. Suponiendo que tengas una rentabilidad anual del 3% y aportando durante ese periodo de tiempo, al final lograrías cosechar 5.495 euros.

Por el contrario, no hay que quedarse solamente con esa referencia directa. Esos números tienen la capacidad de ser más voluminosos si el porcentaje de rentabilidad fuera del 5%. En este caso, conseguirías llegar hasta los 6.015 euros, mientras que con un retorno anual del 7% tendrías sobre 6.585 euros.

Asimismo, con una rentabilidad del 10% anualizado durante ese mismo período tendrías acumulado un capital de 7.547 euros.

Mirando los números históricos del pasado, lo cual no quiere decir que se tenga que repetir en el tiempo, se pueden obtener retornos aún más importantes.

Está la posibilidad de meter tus inversiones en un ETF que replicase el comportamiento del S&P 500, cuyo rendimiento anualizado ha sido del 14,35% en la última década. Si se coge ese porcentaje como referencia, en 8 años podrías haber logrado disponer en tu haber de 9.196 euros.

De este modo, es un volumen de capital cosechado que desvela que poner a trabajar tu capital es vital para garantizar una rentabilidad más alta con el paso de los años. A más largo plazo, más trabajará el interés compuesto. Es fundamental seguir una planificación adecuada para alcanzar las metas financieras que tengas en mente.

Otros artículos interesantes:

3 principales peligros de no invertir tus ahorros

Cómo ahorrar si eres autónomo y cobras diferente cada mes

7 consejos que te ayudan a ahorrar en la factura de la luz cuando teletrabajas

Te recomendamos