Google podría evitar la investigación de la UE si se compromete a no usar los datos de FitBit para publicidad

FitBit y Google
Reuters
  • Google podría evitar una investigación antimonopolio a gran escala de la UE por la compra de FitBit comprometiéndose a no utilizar los datos de salud para hacer crecer su negocio publicitario. 
  • La Unión Europea está investigando si la adquisición daña a la competencia al otorgar a Google más datos con los que mejorar su motor de búsqueda y su negocio publicitario. 
  • Una veintena de asociaciones de consumidores han dirigido sus preocupaciones sobre la privacidad de los datos de los usuarios de FitBit a las autoridades comunitarias de la competencia, que tienen hasta el próximo 20 de julio para tomar una decisión. 
  • Tanto FitBit como Google han asegurado que los datos no se utilizarán para dirigir los anuncios de la tecnológica. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Google podría evitar una investigación antimonopolio a gran escala de la UE sobre su compra de 2.100 millones de dólares de la compañía de relojes inteligentes Fitbit comprometiéndose a no utilizar los datos de salud para hacer crecer su negocio publicitario, según informa Reuters. 

Actualmente, Google no tiene un peso muy fuerte en el mercado de los wearables, que está dominado por Apple, seguida de Xiaomi, Samsung y Huawei. Con la compra de FitBit en noviembre de 2019 por 2.100 millones de dólares, la tecnológica quería hacerse un hueco en un mercado en el que ya ha intentado entrar otras veces sin éxito. 

Sin embargo, la adquisición ha despertado preocupación sobre la privacidad de los usuarios y la Unión Europea está investigando para determinar si esa operación daña a su competencia al otorgar a la compañía que dirige Sundar Pichai más datos con los que mejorar su motor de búsqueda y su negocio publicitario. 

Leer más: Las causas de la desconocida guerra por las patentes de salud de Google, Apple y Amazon

Las autoridades comunitarias de competencia tienen hasta el próximo 20 de julio para tomar una decisión sobre la compra de la fabricante de relojes inteligentes y wearables deportivos Fitbit por parte de Google. 

En esa fecha, concluirá la fase inicial de la investigación y será en momento en el que la Unión Europea tendrá que anunciar si amplía las pesquisas, si solicita cambios en el acuerdo de compra o si lo bloquea por completo, tal y como le han solicitado unas 20 asociaciones de consumidores comunitarias y de EEUU.

Las fuentes consultadas por Reuters aseguran que el gigante de Silicon Valley podría evitar un resultado desfavorable o que se prolongue la investigación comprometiéndose a no utilizar los datos de los usuarios para su negocio publicitario. 

En su momento, Fitbit ya emitió un comunicado sobre este asunto en el que prometían tomarse en serio la privacidad de los datos de salud. "Los datos de salud y bienestar de Fitbit no se utilizarán para los anuncios de Google"

Sin embargo, las asociaciones de consumidores como la europea BEUC o la estadounidense Consumer Federation of America advirtieron recientemente a los reguladores europeos de que tienen que dar por sentado que Google utilizará los datos "altamente sensibles" de Fitbit para elevar su beneficio. 

Un portavoz de Google ha reiterado a Reuters el compromiso de la compañía: "A lo largo de este proceso hemos sido claros en cuanto a nuestro compromiso de no utilizar los datos de salud y bienestar de Fitbit para los anuncios de Google y nuestra responsabilidad de ofrecer a las personas la posibilidad de elegir y controlar sus datos". 

LEER TAMBIÉN: Vivir como un náufrago en una isla desierta desde 80 euros al día: el negocio que este emprendedor español descubrió con una cámara y un portátil

LEER TAMBIÉN: La cara oculta de la multimillonaria guerra del streaming entre Netflix, Amazon o Disney: el cementerio de los programas invisibles

LEER TAMBIÉN: Usa esta guía si quieres pedirle a tu jefe que te deje trabajar desde casa permanentemente

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro