La sangría de despidos en el sector del reparto ultrarrápido continúa: Gopuff despide al 10% de los empleados a nivel global y "reevalúa" su posición en mercados como España

Un repartidor de GoPuff entrega un pedido.
Un repartidor de GoPuff entrega un pedido.
GoPuff

La startup californiana de entregas ultrarrápidas Gopuff ha recortado el 10% de su plantilla a nivel global, según un correo electrónico interno al que ha tenido acceso Business Insider, y posteriormente ha confirmado un portavoz de la empresa.

En el correo electrónico, los cofundadores de Gopuff, Rafael Ilishayev y Yakir Gola, aseguran que estos "tiempos inciertos" les han empujado a "acelerar nuestra línea de tiempo para la rentabilidad."

"Durante los últimos 18 meses, Gopuff había operado en un mercado que incentivaba el crecimiento, la escala, las pruebas y la inversión, pero el mercado ha cambiado rápidamente", señalan.

La empresa emplea al menos a 10.000 personas, y un portavoz de la compañía ha afirmado que 1.500 personas serán despedidas.  En marzo, Gopuff ya despidió al 3% de los empleados, es decir, a más de 400 personas. 

Mientras se prepara para una recesión económica, Gopuff también planea cerrar 76 almacenes o alrededor del 12% de su huella global, según un memorando a los inversores compartido con Business Insider.  

Getir, Gorillas y GoPuff crecen a velocidad de vértigo y no paran de quemar dinero: ¿existe una burbuja en el sector de los envíos ultrarrápidos?

Una persona cercana a la empresa ha compartido que la mayoría de los recortes de empleo provendrán del despido de los empleados que trabajaban en las dark stores. Gopuff también está "reevaluando" sus operaciones en Francia y España, pero está doblando su negocio en el Reino Unido.

La reducción del número de almacenes ahorrará a Gopuff unos 100 millones de dólares en costes (alrededor de 100 millones de euros), y la empresa proyecta ahora que tendrá un flujo de caja libre positivo en 2024, según señala esta fuente. 

Aunque la empresa había planeado salir a bolsa este año, eso ya no está en sus planes inmediatos.

No hay planes de reducir el salario de los repartidores, lo que, según un portavoz, depende más de la dinámica del mercado que de estas medidas de reducción de costes.

Gopuff es una de las muchas empresas tecnológicas que están recortando gastos ante el temor de una recesión que se otea en el horizonte. Tesla tiene previsto despedir al 10% de su plantilla de asalariados. Coinbase, la bolsa de criptomonedas, dijo que reduciría su personal en un 18%. 

Cuenta atrás para el final de la aventura de Gorillas en España: los empleados hablan de un ambiente tóxico, malas decisiones estratégicas y un modelo de negocio poco rentable

En el sector de los envíos ultrarrápidos los despidos han marcado las últimas semanas. Gorillas y Getir despedían al 14% de sus plantillas respectivamente y anunciaban recortes en sus estrategias de expansión.

GoPuff llegó a España en el verano de 2021 tras adquirir la británica Dija. En enero materializó el cambio completo como marca y ha estado luchando con Gorillas y Getir con una política de descuentos agresiva. 

Ahora, la situación macroeconómica y la reticencia de los grandes fondos a seguir financiando startups con modelos de negocio en fases de crecimiento, les ha obligado a cambiar de estrategia. 

En apenas 6 años, Gopuff ha levantado 4.800 millones de dólares (unos 4.800 millones de euros al cambio actual) provenientes de diferentes fondos de inversión como SoftBank o Luxor Capital, según los datos de Dealroom.

¿Trabajas en alguna empresa del sector como Gorillas, Getir o GoPuff? ¿Quieres compartir algo? Puedes ponerte en contacto con el periodista Lucas García Alcalde a través del correo electrónico seguro (lucas.garcia.alcalde(at)protonmail.com). Utiliza una cuenta de email no laboral.

Otros artículos interesantes:

El futuro de los 'supermercados fantasma' en Europa pende de un hilo con la regulación en Madrid y el veto de Barcelona: "No queremos 'dark stores' en la ciudad"

El 'delivery' entra en una nueva etapa: desafíos para Glovo, Uber Eats, Just Eat y otros gigantes del reparto a domicilio tras el fin del 'boom' de la pandemia

Las compañías de reparto ultrarrápido son cada vez más lentas: por qué ha desaparecido silenciosamente la promesa de entregarte la compra en menos de 10 minutos

Te recomendamos