Los hombres acaparan el 'delivery': solo una mujer ocupa el puesto de CEO entre los 15 gigantes del sector a nivel global

Ilustración de una mujer en la cima

Getty

Pocos sectores en el mundo tecnológico se escapan de la brecha de género. El reparto de comida a domicilio no es la excepción. 

Aunque la mayoría de estas empresas cuenta con programas destinados a promover la igualdad y la diversidad dentro de sus equipos, las grandes compañías del sector suspenden respecto al número de mujeres que ocupan altos cargos.

Las 15 compañías más grandes de esta industria han sido fundadas por hombres. Y no solo eso, aunque la mayoría de esos fundadores -como suele ser habitual, al menos en una primera etapa- desempeñan el cargo de CEO, solo una de las grandes empresas del delivery a nivel globalcuenta actualmente con una mujer como directora ejecutiva. 

Se trata de Instacart, una compañía estadounidense fundada en 2012 que no opera en Europa, y que el pasado verano designaba a Fidji Simo como CEO después de que el fundador de Instacart, Apoorva Mehta, pasara a ser presidente ejecutivo. 

Aunque probablemente en España Fidji Simo sea una figura desconocida, antes de convertirse en CEO de Instacart pasó 10 años en Facebook, donde llegó a ser jefa de la aplicación. Además, forma parte del consejo de administración del gigante del e-commerce Shopify.

Sin embargo, el caso de Simo es la excepción que confirma la regla en el sector. La escasísima presencia de mujeres en el puesto ejecutivo más alto es un problema que se repite a lo largo de todo el mundo y en todas las industrias. 

Según el informe Women in the boardroom de la consultora Deloitte, solamente un 5% de mujeres desempeñan el cargo de directora ejecutiva en una compañía: en el S&P 500 solo el 6,2% de los CEO del índice son mujeres, según datos de Catalyst.

El año pasado, en la lista 500 Fortune -un directorio que mide las 500 empresas más grandes del mundo- se alcanzó una cifra récord nunca vista hasta la fecha; 23 de esas 500 empresas tenían al frente una mujer. El año anterior el número había sido de 14. 

Son cifras alarmantemente bajas.

El principal problema no es que las mujeres no ocupen cargos importantes en la toma de decisiones, que también, sino que no participen del diseño y el desarrollo del proyecto desde la propia semilla.

Así lo asegura Teresa Alarcos, fundadora y presidenta de la W Startup Community además de autora de los libros Emprendedoras (2021) y Female entrepreneurs (2022) en los que investiga y analiza el rol de la mujer en el ecosistema emprendedor digital.

"Las mujeres tienen que estar en el diseño de las plataformas. Tienen que ser cofundadoras y partícipes de la generación de valor de las compañías. Hay muchas mujeres en cargos intermedios, pero no fundadoras que tengan equity", señala Alarcos.

El ecosistema emprendedor español se consolida con el sector 'fintech' a la cabeza, aunque el papel de la mujer sigue siendo la asignatura pendiente

Los grandes del sector del reparto de comida a domicilio aparecieron hace aproximadamente una década. Si bien, algunas fueron muy pioneras como en el caso de Just Eat, que fue fundada en 2001, la mayoría surgieron tras la crisis financiera de 2008.

Aunque han cambiado muchas cosas en los últimos 10 años y poco a poco aparecen más mujeres liderando compañías tecnológicas, además de formar parte de los fondos de capital riesgo, la imagen del delivery en la que predomina aplastantemente la gestión de los hombres es llamativa.

Quiénes son los CEO del 'delivery' ahora mismo:

Si tienes problemas para visualizar el gráfico puedes pinchar aquí.

"La logística es una industria tradicionalmente muy masculina", señala Alarcos. "Las mujeres hemos entrado un poco más tarde en este sector".

La mayoría de los actuales CEO del sector del reparto de comida tienen un perfil tecnológico muy marcado. Muchos de ellos vienen del campo de lo que se conoce como rama STEM (acrónimo de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés).

Algunos ejemplos como Dara Khosrowshahi, CEO de Uber y Uber Eats, Niklas Ostberg, CEO y cofundador de Delivery Hero, Tony Xu, CEO y cofundador de DoorDash o el propio Óscar Pierre de Glovo, han estudiado algún tipo de ingeniería ya sea electrónica, aeroespacial o industrial.

La UNESCO estima que solo un 30% de las mujeres de todo el mundo estudia carreras del campo STEM. Aunque el porcentaje cae hasta el 3% y el 8% en aquellos grados relacionados con tecnologías de la información o ingenierías.

Puede parecer obvio que a menor número de estudiantes mujeres en estas ramas del conocimiento, menor número luego de empresas tecnológicas y disruptivas lideradas por mujeres, pero Alarcos asegura que la brecha no viene dada únicamente por los estudios sino por otra serie factores.

"El principal problema que se encuentran las mujeres es la falta de financiación. Es muy importante que haya mujeres inversoras, todavía hay muy pocas. La mayor parte de la gente que pone dinero son hombres". 

"A veces las mujeres usamos un lenguaje financiero menos agresivo a la hora de hacer proyecciones", añade.

Alarcos habla de una aversión al riesgo por parte de las mujeres "atávico", algo innato en ellas, que hace que midan muy bien esos riesgos a la hora de invertir. Según esta experta en emprendimiento femenino, a menudo, esto es algo que no se entiende, sobre todo cuando se presentan modelos de negocio que tienen una sensibilidad diferente a la que puede tener un hombre.

Las 18 startups lideradas por mujeres que no deberías perder de vista, según las inversoras españolas más relevantes del panorama nacional

En las principales compañías del sector como Uber, Delivery Hero, Just Eat, Deliveroo o el gigante chino Meituan, la diferencia entre hombres y mujeres en los equipos ejecutivos es abismal.

En estas empresas tanto los fundadores o cofundadores, como los CEO, los jefes de operaciones (COO por sus siglas en inglés) o directores financieros (CTO) son todos hombres. 

Solo aparecen algunas mujeres en cargos relacionados con los recursos humanos, la comunicación o el marketing, como Nikki Krishnamurthy, actual jefa de personal de Uber, o la que hasta hace un mes y medio era también jefa de personal de Delivery Hero, Jeri Doris

A pesar de eso, en su página web, la propia Delivery Hero establece lo siguiente:

"Nuestro objetivo es garantizar la paridad de género en toda la organización y en todos los niveles". La empresa alemana asegura tener cerca de un 30% de mujeres en plantilla, y aspira al 50% en los próximos 5 años. 

Otra compañía del sector, la francesa Stuart, aseguraba recientemente con motivo del Día de la Mujer en un comunicado que de sus 700 empleados, el 40% son mujeres. En concreto, en sus equipos tecnológicos únicamente el 25% son mujeres.

La situación en España

Si nos centramos en España, 2 de estas plataformas de reparto cuentan con mujeres al mando.

La directora general de España de Uber Eats es la neozelandesa Courtney Tims, y la directora general de la empresa de envíos ultrarápidos alemana Gorillas es Magdalena Szuszkiewicz.

"Las empresas deben darse cuenta de que es más beneficioso contratar mujeres en puestos de liderazgo: si el espacio en el que se encuentra la empresa está poblado principalmente por hombres, agregar una mujer brinda una perspectiva diferente", comenta Szuszkiewicz.

"Las empresas que implementan programas que impulsan la inclusión y la igualdad de género obtienen mejores resultados que las empresas que no lo hacen", remarca.

La holandesa Just Eat, por su parte, anunciaba recientemente que ha alcanzado la paridad de género en su comité de dirección en España. Aunque en nuestro país al frente de la compañía está Patrick Bergareche, el comité está compuesto por 7 hombres y 7 mujeres.

En el caso de la catalana Glovo, el 40% de sus trabajadores de todo el mundo son mujeres. Entre los 12 altos cargos de la compañía, tan solo hay una mujer: Ana Champetier, vicepresidenta de innovación culinaria.

Si se pone el foco no en puestos de alta dirección, sino en los repartidores, la paridad está a años luz. Según un informe de Adigital de 2020, el 87% de los riders de las plataformas en España son hombres.

Largo camino para alcanzar la paridad

En el estudio de Deloitte citado al principio, señalan que desde 2019 la paridad entre hombres y mujeres en puestos de dirección ha mejorado un 2%.

Sin embargo, la estimación de los consultores es que la paridad total en altos cargos no llegará hasta el año 2045, algo que desde la consultora señalan es "inaceptablemente despacio". 

"El talento de la mujer y del hombre deben ir juntos. Las startups con equipos mixtos tienen una mejor rentabilidad. Está demostrado que las compañías en las que los consejos hay igualdad entre hombres y mujeres son más eficientes", recalca Alarcos.

La experta hace alusión a un estudio de 2019 realizado por S&P Global Market que determinó que las empresas cotizadas con mujeres en el puesto de director general o director financiero eran más rentables. 

El estudio además establecía que esas empresas tenían un mayor rendimiento bursátil en comparación con las empresas con hombres en los puestos más altos.

Curiosamente, el sector del reparto de comida a domicilio no vive actualmente su mejor momento en los mercados con caídas de entre el 40% y el 60% en los últimos meses.

Como señalaba un inversor alemán en Twitter al CEO de Delivery Hero, después de que este se disculpara tras el descalabro en bolsa de la compañía; "parece que hay demasiada testosterona en este negocio. Al menos en el nivel de la alta dirección".

Otros artículos interesantes:

Esa hamburguesa que has pedido a través de Glovo ha salido de una 'cocina fantasma' y probablemente ni te lo imaginas

La compra de Glovo ha sido la primera campanada del 2022: qué ocurre con el resto de unicornios españoles y los recién llegados a este selecto club

Al sector turístico le faltan mujeres: solo lideran el 23% de las grandes empresas que operan en España

Te recomendamos