Just Eat entra en pérdidas pese a aumentar un 33% sus ingresos y se mantiene prudente sobre su vuelta a la rentabilidad en 2022

Un repartidor de la compañía Just Eat.
Un repartidor de la compañía Just Eat.
Just Eat

Just Eat cierra el 2021 con unos ingresos de 5.300 millones de euros, lo que supone un 33% más que durante el 2020. 

La compañía holandesa entra en pérdidas (350 millones de euros) por las inversiones realizadas en los distintos mercados en los que opera para ganar cuota de mercado, especialmente en el segmento de Reino Unido e Irlanda. 

En los ejercicios de 2020 y 2019, Just Eat, uno de los gigantes mundiales del sector del envío de comida a domicilio, tuvo un ebitda (resultado neto ajustado antes de intereses e impuestos) positivo, de 363 y 299 millones de euros respectivamente.

La empresa de reparto resiste a la vuelta a la normalidad después de haber vivido un fuerte acelerón durante la pandemia, aunque desde la compañía no se atreven a proyectar la rentabilidad en el corto plazo.

Su prioridad para este 2022, según ha avanzado su CEO Jitse Groen en una conferencia con los inversores esta mañana, pasa por seguir creciendo y volver a la senda de la rentabilidad, aunque se mantiene cauto y no desvela si esta llegará durante este 2022, e incluso el 2023.

"Las dos (crecimiento y rentabilidad) son una prioridad. Tenemos mucho control sobre el ebitda, hemos elegido invertir en el Reino Unido una buena cantidad de dinero par aumentar nuestra posición en el mercado", comentaba Groen.

"Vamos a ser muy prudentes, si tenemos que invertir más dinero en Reino Unido, lo haremos. No quiero avanzar nada del futuro. Es pronto en el año para hacer una declaración sobre donde vamos a acabar", añadía.

Los pedidos también han crecido durante el 2021 respecto al 2020, llegando hasta los 1.086 millones. Un 33% más que el año anterior cuando fueron 816 millones. 

Las grandes del sector han podido capear el temporal el pasado 2021. Tras haber vivido un fuerte acelerón en sus ingresos durante el primer año de la pandemia, la gran mayoría aumentaron sus ingresos el año pasado, y la palabra rentabilidad empieza a sonar con fuerza ahora en el delivery.

Todo apunta a que muchos de los hábitos de consumo que disparó la pandemia parecen haberse quedado.

Jitse Groen también ha destacado en la conferencia con inversores que cree que el sector en general va a ser más "racional". Un ejemplo de ello, ha señalado, ha sido la salida de Deliveroo de España.

"Deliveroo saliendo de España fue algo racional. Ahora es mucho más difícil levantar capital. Como sector tenía que pasar, estaba claro para salir. Nuestros competidores van a ser más racionales", aseguraba.

"Únicamente soy yo, ¿queréis que siga?": el camino de Oscar Pierre, cofundador de Glovo, para convertir una idea en una empresa de 2.300 millones

En este sentido, Just Eat ha anunciado que saldrá de Portugal y Noruega el próximo mes de abril. 

En el último año, han sido varios los movimientos de este tipo en el sector. Deliveroo saliendo de España es uno de ellos, y la alemana Delivery Hero abandonando el mercado germano es otro.

El envío de comida a domicilio está en un momento marcado por las grandes consolidaciones y la llegada de nuevos competidores en el sector de los envíos ultrarápidos, como Getir o Gorillas.

Por otro lado, la compañía holandesa ha apuntado que el norte de Europa es su segmento más rentable, de hecho, en este 2021 ha sido el único mercado que no ha estado sacudido por los números rojos. 

Además, Jitse Groen ha destacado el mercado español, diciendo que es "excelente", aunque en la presentación de resultados no han desglosado los números de la filial española.

Estos son los datos del 2021 reportados por Just Eat:

  • Usuarios activos mensuales: 99 millones, un 9% más que en 2020.
  • Pedidos realizados: 1.086 millones, un 33% más que en 2020.
  • Facturación: 5.331 millones, un 33% más interanual.
  • Resultado neto ajustado antes de intereses e impuestos (ebitda): pérdidas de 350 millones de euros.

Tras la publicación de resultados, las acciones de Just Eat han subido ligeramente aunque la compañía de reparto, como la mayoría del sector, encadenan 5 meses negros en los mercados, con caídas de hasta el 50% en el precio de sus acciones.

Otros artículos interesantes:

Acuerdo histórico en el ‘delivery’ español: Just Eat pagará a sus ‘riders’ un salario base de 15.200 euros al año, con 30 días de vacaciones y una jornada máxima de 9 horas

Entra en vigor la Ley Rider: estas son las novedades, cambios y los distintos modelos laborales que han elegido Glovo, Uber Eats, Just Eat y Deliveroo frente a la nueva normativa

Glovo anticipa unas pérdidas operativas de 330 millones este año bajo el control de la alemana Delivery Hero

Te recomendamos