Pasar al contenido principal

Este gráfico demuestra que las pruebas de anticuerpos de todo el mundo sugieren que muy pocas personas han desarrollado inmunidad al coronavirus

Una mujer lleva una mascarilla mientras espera en una parada de autobús el 26 de junio de 2020 en Estocolmo, Suecia.
Una mujer lleva una mascarilla mientras espera en una parada de autobús el 26 de junio de 2020 en Estocolmo, Suecia. Stina St Jernkvist/TT News Agency/AFP vía Getty Images

  • Las pruebas de anticuerpos pueden medir si el cuerpo de una persona ha desarrollado una respuesta protectora a una enfermedad, como el coronavirus.
  • En todo el mundo, los estudios de anticuerpos sugieren que, en la mayoría de los lugares, menos de 1 de cada 10 personas pueden tener algún grado de protección a la reinfección con COVID-19.
  • "El problema con las pruebas de anticuerpos en este momento es que no sabemos lo que significan", ha reconocido a Business Insider un científico de vacunas y experto en virus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Millones de personas en todo el mundo se han contagiado con el nuevo coronavirus, pero incluso aquellos que se han recuperado con éxito de la enfermedad pueden no ser inmunes a la reinfección.

Las pruebas de anticuerpos del coronavirus, que no deben confundirse con las pruebas de laringe que registran una enfermedad continua en el cuerpo, son extracciones de sangre que tienen como objetivo medir si las personas han sido infectadas previamente por el coronavirus.

Estas pruebas de anticuerpos determinan si un individuo ha desarrollado una respuesta inmune protectora contra el coronavirus, produciendo proteínas en forma de 'Y' llamadas inmunoglobulinas.

Leer más: Por qué el estilo de vida actual atraerá más pandemias como la del COVID-19

Las pruebas todavía no son completamente exactas, pero se están realizando en países de todo el mundo como un indicador inicial de cuántas personas pueden haber enfermado hasta ahora.

Los resultados de estas pruebas de anticuerpos, aunque todavía son preliminares, sugieren que al mundo le queda un largo camino por recorrer antes de que sea casi inmune a este virus, aunque la enfermedad pueda conferir algún grado de protección contra otra infección de coronavirus (algo de lo que los científicos todavía no están seguros).

Aquí hay una muestra de los resultados de pruebas recientes de anticuerpos de ciudades, condados y países de todo el mundo. Puedes ver cómo el norte de Italia y la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, que han sido duramente golpeadas por la pandemia, tienen porcentajes mucho más altos de pruebas de anticuerpos positivos —algo que no se ve en España, por ejemplo— que la mayoría de los demás lugares del mundo, donde todavía sólo una fracción de la población —menos de 1 de cada 10 personas en la mayoría de los lugares— ha desarrollado una respuesta inmune detectable a este virus:

Gráfico de anticuerpos.
Yuqing Liu / Business Insider

"Creo que el problema con las pruebas de anticuerpos en este momento es que no sabemos lo que significan", ha reconocido a Business Insider Florian Krammer, científico de vacunas y experto en virus de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí en Nueva York, EEUU.

"Sabemos por otros coronavirus, como los del resfriado común humano, que probablemente se obtiene inmunidad durante un periodo de tiempo, una vez que se infectan y generan anticuerpos, no es tan fácil reinfectarse... pero no es perfecto".

De hecho, un estudio reciente de anticuerpos en España sugiere que la respuesta inmunológica de algunas personas al virus ya está disminuyendo, sólo meses después de la infección. Otra investigación  previa (aún no revisado por pares) de las infecciones por coronavirus en China indicó también que algunos pacientes (especialmente los menores de 40 años) podrían no desarrollar anticuerpos.

Leer más: Los anticuerpos contra el coronavirus pueden desaparecer 2 o 3 meses después de la recuperación, según un estudio

"La pregunta crítica es ¿cuántos anticuerpos necesitas para estar protegido?", dice Krammer.

Cada vez hay más pruebas que apuntan a la idea de que la inmunidad de grupo, en la que suficientes personas han desarrollado anticuerpos protectores contra una enfermedad como el coronavirus, ya sea mediante la infección o la vacunación, no es algo que vaya a ser posible sin vacunas

"No hay mucho que podamos hacer hasta que haya una vacuna, y con una vacuna se puede alcanzar la inmunidad de grupo muy rápidamente", apunta Krammer. 

El principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos parece estar de acuerdo con él en eso. 

"Creo que la solución duradera, para lo que estamos en este momento, claramente tiene que ser una vacuna", ha señalado con anterioridad el doctor Anthony Fauci a The Hill. 

"Esperamos que para finales de este año y principios de 2021, tengamos una vacuna que podamos empezar a desplegar". 

Y además