Las grandes empresas se preparan para un nuevo confinamiento: estos son los planes de Telefónica, Iberdrola, Repsol o Aena

Las grandes empresas se preparan para un nuevo confinamiento

Reuters

  • El coronavirus y los rebrotes producidos en agosto han hecho que las empresas no vuelvan a la normalidad en septiembre. 
  • Las grandes empresas españolas, como Telefónica, Aena, Repsol, Naturgy, Endesa, Cellnex, Iberdrola, MásMóvil y Enagás han preparado un regreso a la oficina precavido y gradual.
  • El aforo en sus sedes será limitado, habrá turnos para que los empleados acudan a sus puestos, con grupos estables y, sobre todo, mucho teletrabajo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Septiembre es el mes en el que todo recobra la normalidad. Política y empresa vuelven al trabajo y el metro se llena de nuevo de bostezos a primera hora de la mañana. Pero este es un año atípico. El coronavirus y especialmente los rebrotes vividos en España este agosto provocarán que la vuelta sea a medio gas y con el freno de mano preparado por si hay que volver a parar.

Las grandes empresas españolas han diseñado una vuelta de vacaciones precavida y gradual. Desde Telefónica hasta Aena, pasando por Repsol, Naturgy, Endesa, Cellnex, Iberdrola, MásMóvil y Enagás, han explicado a Economía Digital que sus oficinas van a tener el aforo limitado y van a funcionar con turnos, con grupos estables y mucho teletrabajo.

Leer más: Mascarillas obligatorias, 'sitios calientes', nada de objetos personales y hasta una app interna para la desescalada: así preparan Santander y BBVA el regreso de 15.000 empleados a sus ciudades financieras

Además, claro está, las han rediseñado para que se cumpla la distancia de seguridad y el uso de mascarillas y geles e higiene de manos es obligatoria. Muchas también hacen test PCR a su plantilla. Las precauciones serán todavía mayores para la parte de la plantilla de estas empresas que tiene una tarea que no es de oficina. Por ejemplo, empleados que trabajan de cara al público o en centrales y factorías.

Más allá de estas medidas, todas las empresas cuentan con planes de contingencia para volver a enviar a su plantilla a teletrabajar desde casa si los rebrotes van a más y se produce un nuevo confinamiento masivo, sea en toda España o en alguna región en concreto. "Nuestra obligación es estar preparados para todo. Eso no significa que creamos que habrá otro estado de alarma, pero tenemos que contemplarlo", explican fuentes de una de estas grandes compañías.

Las IBEX se preparan para lo peor

Endesa es una de las grandes empresas españolas que ha pensado protocolos para adaptarse a los escenarios menos deseados. "Estamos elaborando un nuevo modelo de trabajo analizando diferentes escenarios más flexibles que el modelo previo a la pandemia. Todavía no está cerrado", explican fuentes de la energética controlada por el grupo italiano Enel.

"Tenemos contemplados todos los escenarios", explican desde Enagás, como si la vuelta al cole se frena o revierte. "Hay planes de contingencia, estamos preparados para todos los escenarios, pero el que prevemos es el de un repunte". Naturgy ha planificado ya a meses vista aunque, como se desconoce la evolución de la pandemia, su plan es "absolutamente flexible y adaptable a los acontecimientos que puedan ir desarrollándose".

En general, las empresas están preparadas para lo peor porque ya casi operan como si el confinamiento estuviera vigente. Están lejos de recuperar la normalidad y además ahora tienen una estructura más flexible. "Funcionamos con una presencia de la plantilla en las oficinas de menos del 10% desde marzo y no prevemos cambios. Esperaremos a la estabilización de la pandemia para ver si los hacemos", explica un portavoz de Cellnex.

En Telefónica, por ejemplo, no pierden de vista al colectivo de empleados especialmente sensibles, los mayores de 60 años y aquellos con mayores dependientes a su cargo. La compañía de telecomunicaciones indica que seguirán su actividad en teletrabajo y no aparecerán por el distrito Telefónica, la base de operaciones que la compañía tiene en Las Tablas (Madrid).

Algo similar está haciendo el gigante aeroportuario Aena, empresa en la que todavía trabajan de manera mixta (remota y presencial) 3.000 personas. La compañía sigue de cerca los casos de empleados que puedan presentar síntomas o que hayan dado positivos, así como los contactos estrechos dentro del entorno laboral.

Leer más: Los trabajadores en ERTE desde marzo cobrarán la mitad a partir de septiembre salvo que se modifique la reforma laboral

El motivo principal es que prácticamente la totalidad de la plantilla ha prestado su jornada con normalidad, puesto que muchas de las ocupaciones vinculadas a la operativa diaria aeroportuaria se han debido de desarrollar en el lugar de trabajo habitual para poder mantener operativos los aeropuertos. No obstante, la compañía afirma que "no ha habido brotes dentro de los lugares de trabajo".

"Si nos confinan, tenemos más fácil la gestión, porque ya sabemos cómo hay que operar", explican fuentes de Repsol, que aseguran que ya se actuó con previsión en marzo porque sus equipos en Asia veían lo que venía. "Desde enero, la empresa empezó a provisionarse de ordenadores y ya tenemos todos los datos en la nube" para facilitar el teletrabajo.

Leer más: Tengo que trabajar y mi hijo debe guardar cuarentena por coronavirus, ¿puedo acogerme a la baja médica u otra medida que me permita conciliar?

Las empresas, en definitiva, cambian sus planes en función de cómo lo hace la curva de contagios. En Iberdrola existe un nuevo protocolo desde mediados de la pasada semana. La compañía energética decidió volver a realizar test este mes de septiembre. Esta vez, añaden, "serán rápidos y a toda la plantilla". En paralelo, siguen activas el resto de medidas, tanto las de flexibilidad y conciliación, como los programas de información, sensibilización (protocolos, recomendaciones de prevención, buenas prácticas, etc) y los servicios de ayuda de prevención, motivación y gestión de crisis.

Otros consideran que su plan desarrollado hasta el momento frente al coronavirus ha funcionado. Es el caso de MásMóvil, cuyo protocolo sigue intacto desde que se tomaron las primeras medidas contra la pandemia una vez se levantó el estado de alarma. Los trabajadores de la compañía amarilla trabajan de lunes a jueves para permanecer desde el día siguiente 10 días en casa. Es una dinámica que se lleva a cabo en 2 grupos, con el objetivo de que solo coincida un número reducido de personas. Además este horario presencial es solo hasta la hora de comer.

 

 Artículo original de Economía Digital.

 

LEER TAMBIÉN: 3 beneficios de hacer sentadillas y cómo hacerlas correctamente

LEER TAMBIÉN: Estas son las profesiones con más psicópatas del mundo, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: ¿Habrá confinamiento el 18 de septiembre? La verdad sobre el rumor que circula en internet

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño