Pasar al contenido principal

El Gobierno de Trump ataca a Huawei por ser una amenaza "para la hegemonía tecnológica estadounidense", según el CEO de la empresa china

El CEO del grupo Huawei, Richard Yu, en la presentación del Huawei Mate 30.
REUTERS/Michael Dalder

  • El CEO de Huawei, Richard Yu, cree que las últimas decisiones de Estados Unidos sobre Huawei no responden a ninguna amenaza de ciberseguridad, a pesar de lo que diga la Administración Trump.
  • En un post que recoge este lunes Bloomberg, Yu asegura que las críticas y vetos del Ejecutivo norteamericano se deben a que Huawei supone una amenzada a la "hegemonía tecnológica estadounidense".
  • Es la primera reacción de un directivo de la multinacional china a los últimos 2 movimientos de Trump: prorrogar la ley que permite la inclusión de Huawei en una lista negra y la necesidad de contar con una licencia para vender componentes a la marca.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Para Huawei, los vetos y críticas que reciben por parte del Gobierno de Estados Unidos no se deben a que la compañía sea una amenaza para la ciberseguridad. "Son una mera excusa". Según ha escrito el propio CEO de la compañía china, Richard Yu, en un post que recoge este lunes Bloomberg, la campaña de la Administración Trump responde a que Huawei es una amenaza para la "hegemonía tecnológica estadounidense".

Es la primera reacción que llega por parte de un directivo de la multinacional china, después de que el pasado viernes se conociera la decisión del Gobierno de Estados Unidos de prorrogar por un año la ley que permite la inclusión de Huawei en una lista negra y que además el Departamento de Comercio norteamericano modificase una normativa de exportación.

El reglamento que se modificó el viernes abre la puerta a que los productores de chips tengan que tener una licencia para poder ensamblar semiconductores con tecnología estadounidense, explica Reuters. De este modo, muchas compañías, estadounidenses o extranjeras, no podrán enviar componentes ni a Huawei ni a su filial HiSilicon, la responsable de producir los chips Kirin que se montan en los smartphones de úlitma generación de la firma china.

Leer más: Cómo instalar los servicios de Google en un Huawei, paso a paso

Las palabras del CEO de Huawei, Richard Yu, se han conocido el mismo día en el que la compañía está reuniendo a su panel de analistas en Shenzhen. Cada año este consejo de expertos se reúne para discutir los nuevos productos que la marca lanzará al mercado, así como para dar novedades sobre el desarrollo de negocio de la multinacional.

Yu, según Bloomberg, también está compartiendo a través de las redes sociales un popular artículo chino que se pregunta en el titular "por qué Estados Unidos quiere matar a Huawei".

Un año desde que Estados Unidos incluyó a Huawei en una lista negra

Además de la prórroga de la ley de excepción que permite la inclusión de la marca asiática en una lista negra del Departamento de Comercio estadounidense, el pasado viernes también se conoció que los productores de componentes necesitarían una licencia operativa para poder seguir enviando suministros a las cadenas de montaje de Huawei. Esta decisión pone en riesgo, según la CNBC, miles de millones de dólares que factura la marca china.

La propia CNBC aseguraba el viernes que no había ningún indicio que permitiese pensar que EEUU dará estas licencias para que las marcas sigan trabajando con Huawei.

Leer más: Huawei lucha contra el coronavirus con una tienda sin empleados en Wuhan, gestionada únicamente por robots

Es una de las 2 decisiones que se conocieron el viernes pasado y que afectan directamente a la firma asiática. La otra es la prórroga de una ley estadounidense, gracias a la cual Trump puede mantener el marco necesario para dejar a Huawei en la lista negra. Esta lista impide a grandes tecnológicas norteamericanas como Google seguir trabajando con Huawei, razón por la cual los nuevos terminales chinos tienen un Android de código abierto pero no disfrutan de los servicios de Google, como la tienda de apps Google Play.

Mientras Huawei busca soluciones como AppSuche, la firma está relanzando teléfonos de 2019 como terminales de la familia P30. Ahora se espera el relanzamiento del P30 Pro con mejores prestaciones, pero con el mismo procesador —para evitar que el terminal pierda la licencia que le permite acceder a los servicios de Google—.

El mercado de los chips es uno de los más jugosos para Huawei, que en 2019 ganó más de 110.000 millones de euros.

Huawei responde en un comunicado

Poco después de que se publicara esta información, Huawei reaccionó con un comunicado:

"Huawei se opone categóricamente a las enmiendas realizadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos en su normativa relativa a los productos extranjeros (FDPR) que ataca directamente a Huawei", advierte la marca.

"El gobierno de los EE.UU. incluyó a Huawei en la Entity List el pasado 16 de mayo de 2019 sin justificación. Desde ese momento hemos mantenido nuestro compromiso de cumplir con todas las normas y regulaciones del gobierno de EE.UU, a pesar del hecho de que había elementos industriales y tecnológicos clave que no estaban disponibles para nosotros. Al mismo tiempo, hemos cumplido nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores, y hemos sobrevivido y seguido adelante a pesar de las circunstancias".

Para la firma china, el nuevo movimiento de la Administración Trump ha sido "arbitrario y pernicioso", "y amenaza con socavar a toda la industria a nivel global". "Este nuevo reglamento afectará a la expansión, el mantenimiento y la operativa de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países. También afectará a los servicios de comunicaciones para los más de 3.000 millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo".

"Nuestro negocio se verá inevitablemente afectado, pero haremos todo lo posible para buscar una solución". "A la larga, esto dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y las pérdidas dentro de estos sectores. Estados Unidos está aprovechando su fortaleza tecnológica para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras", zanja.

Y además