Pasar al contenido principal

Huawei espera un contraataque a los vetos de Trump mientras sus beneficios crecen a menor ritmo: "El Gobierno chino no se quedará mirando"

Eric Xu, presidente rotatorio de Huawei.
Eric Xu, presidente rotatorio de Huawei. REUTERS/Nigel Treblin
  • Huawei cree que China tomará medidas para contraatacar a EEUU: "El Gobierno chino no se quedará mirando cómo despiezan a Huawei en una tabla de cortar", ha advertido su presidente rotatorio, Eric Xu.
  • Xu ha afirmado que la producción ya se ha restablecido tras la epidemia de coronavirus en China, pero que habrá incertidumbres sobre la cadena de suministros a largo plazo.
  • Los beneficios netos de la multinacional siguen creciendo, pero lo hacen a un ritmo menor: en 2019 se registró un incremento del 5,6% con respecto a los beneficios de 2018.
  • El directivo no ha aclarado cuánto ha facturado por equipamientos 5G fuera de China, solo defiende que ha facturado más de 3.000 millones de dólares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Huawei cree que el Gobierno chino no se quedará quieto viendo "cómo despiezan la compañía en una tabla de cortar".

Es lo que ha considerado el presidente rotativo de Huawei, Eric Xu, al presentar los resultados financieros de 2019 de la multinacional. Huawei sigue creciendo, pero lo hace a menor ritmo tras un dificilísimo año marcado por los vetos de Trump y por, ahora, la epidemia del coronavirus. "A pesar de la enorme presión externa, el negocio continúa sólido", ha defendido.

El beneficio neto de la compañía todavía supera los 62.700 millones de yuanes (más de 8.000 millones de euros), pero la cifra solo crece un 5,6% con respecto a los datos del año pasado (59.300 millones de yuanes). Es el menor crecimiento registrado en los últimos 3 años: en 2018 sus beneficios se dispararon en un 25,1% con respecto a 2017.

Leer más: Huawei P40, P40 Pro y P40 Pro+: mejor cámara y más potencia para luchar en lo más alto de la gama alta

Los ingresos de la firma en 2019 superaron los 858.800 millones de yuanes (más de 110.000 millones de euros), un 19,1% más que la facturación de 2018. Esto fue gracias al incremento de su cuota en China. La facturación en el país asiático supuso el 59% del total, mientras que el 24% dependió del negocio en Europa, Oriente Medio y África. La facturación en América fue un 6,1% del total.

Por segmentos, el negocio destinado al consumidor creció un 34%, el de empresas un 8,6%, y el de redes solo un 3,8%. Es en esta última línea de negocio donde Huawei enmarca el despliegue de sus redes 5G, después de un año fatídico en este sentido: la Administración Trump ha intentado por todos los medios torpedear las instalaciones 5G de la china.

El propio Xu ha admitido que en 2019 solo facturaron 3.000 millones de dólares en equipamiento 5G, apenas un 1% del negocio de redes. Sin embargo, el directivo ha explicado, a preguntas de Reuters, que no tenía los datos sobre cuánto de estos 3.000 millones de dólares se han facturado fuera de China.

Leer más: Un análisis del nuevo P40 demuestra que Huawei sigue utilizando componentes de marcas estadounidenses, a pesar del veto de Trump

Xu reconoció a mediados del año pasado, también durante la presentación de unos resultados financieros de Huawei, que la compañía ya se había acostumbrado a trabajar vetada por el gobierno estadounidense. En aquel momento descartó que "factores externos" determinasen que se acelerara el desarrollo de algunos de sus productos.

Esta vez, el presidente rotativo de Huawei ha reconocido que el negocio de la firma sigue siendo sólido a pesar de, precisamente, esos factores "externos". Y ha empleado por primera vez terminología de contraataque. "El Gobierno chino no se quedará quieto viendo cómo despiezan a Huawei en una tabla de cortar", cree el directivo.

Sobre el coronavirus, Eric Xu ha advertido que la epidemia "no distingue fronteras nacionales", ni hace "distinciones entre individuos". Por eso, ha defendido que, aunque la producción de la firma ya se ha restablecido "al completo", la prioridad de la firma sigue siendo la salud y la seguridad de sus empleados.

Esta es la razón que el presidente Xu ha esgrimido para aclarar que "a corto plazo" la cadena de suministros está "asegurada" tanto para sus clientes como para sus socios. Pero a largo plazo "habrá incertidumbre" sobre la afección que la pandemia del COVID-19 tendrá en los mercados de todo el mundo. 

Y además