Pasar al contenido principal

El Huawei Mate X y el Samsung Galaxy Fold muestran que los móviles se están volviendo cada vez más raros, y eso puede ser una señal de que se avecina un gran cambio en la industria

The Huawei Mate X.
El Huawei Mate X. Reuters
  • En los últimos años, nuevos smartphones de compañías como Apple y Samsung parecían repetitivas mejoras más que lanzamientos revolucionarios.
  • Pero en este Mobile World Congress, marcas como Huawei y Nokia han presentado nuevos teléfonos con características poco convencionales y nuevas formas.
  • Todavía no está claro si estos nuevos teléfonos tendrán éxito, pero es señal de que las compañías tecnológicas se están planteando seriamente qué viene después del smartphone moderno.

Cuando Steve Jobs desveló el primer iPhone hace más de 10 años, mostró su habilidad para funcionar como tres dispositivos en uno: un móvil, un iPod y una manera sencilla de conectarse a Internet. Pero los hitos que fueron viniendo en los años posteriores al lanzamiento del iPhone tuvieron casi el mismo impacto: el lanzamiento de la App Store en 2008, la llegada de dispositivos con pantallas de mayor tamaño tras el primer Galaxy Note de Samsung en 2011, el auge de control por voz con el lanzamiento de Siri en 2011 seguido por el original Moto X en 2013, y el botón de home con TouchID del iPhone 5s que hizo que las contraseñas parecieran obsoletas en 2012.

Pero se ha vuelto cada vez más complicado ─por no decir imposible─ encontrar nuevos smartphones que hayan tenido un impacto similar. Los nuevos modelos que han presentado las compañías más influyentes de la industria, como Apple y Samsung, han resultado ser más repetitivos que revolucionarios en los últimos años.

Por ejemplo, las mayores diferencias entre el iPhone XS Max de última gama, lanzado por Apple en septiembre de 2018, comparado con el iPhone X de 2017 son una pantalla más grande y definida, mayor resistencia al agua, un procesador más sofisticado y un sistema de cámara realzado; mejoras que se agradecen pero sin duda no cambian como se usan los smartphones. Lo mismo se puede decir del nuevo Galaxy S10 de Samsung, que ofrece una pantalla superior que, según la compañía, garantiza una representación del color más precisa que su predecesor junto a un diseño renovado y mejor cámara.

La gama Samsung Galaxy S10
La gama Samsung Galaxy S10. YouTube/UnboxTherapy

Pero si las noticias anunciadas en el Mobile World Congress este año indican cómo será el futuro, parece que los smartphones están a punto de cambiar de manera importante. Nuevos teléfonos poco convencionales lanzados por Huawei, Energizer y Nokia han destacado en la feria esta semana, mostrando características y formas que al menos son refrescantes y emocionantes.

El nuevo móvil plegable de Huawei, el Mate X, tiene un diseño flexible que hace que el teléfono parezca un papel plegado al doblarse, mientras que el Energizer P18K Pop de Avenir Telecom tiene una enorme batería de 18.000 mAh que garantiza 50 días de batería en standby.

El Nokia 9 PureView tiene cinco cámaras traseras. Y poco antes del Mobile World Congress, Samsung desveló su primer smartphone plegable, el Galaxy Fold, que puede ejecutar tres apps en su pantalla simultáneamente. 

El Avenir Telecom Energizer P18K Pop
El Avenir Telecom Energizer P18K Pop. Shona Ghosh/Business Insider

El declive de la innovación en los smartphones se ha visto reflejado en las ventas, según reflejan los datos. Las ventas globales de smartphones se ralentizaron en el cuarto trimestre de 2018, aumentando tan solo un 0,1% en comparación con el mismo trimestre en 2017, según Gartner.

Un equipo de analistas de UBS liderado por David Mulholland recientemente estimó que las unidades de smartphones bajarán un 5% en 2019, mencionando un cambio en los patrones de consumo y una falta de características innovadoras.

"Reconocemos que las nuevas características siempre tardan tiempo en captar la atención de los consumidores, pero si miramos a algunas de las nuevas características claves en los últimos años, como FaceID e inteligencia artificial, han tardado mucho más en ganar su interés en comparación con características como el lector de huellas y la cámara dual", citaba una publicación de UBS del 14 de febrero.

El Nokia 9 PureView
El Nokia 9 PureView. Shona Ghosh/Business Insider

Esto no quiere decir que todos estos inusuales dispositivos vayan a disparar las ventas en la industria, y posiblemente no sean representativos de la próxima gran evolución del smartphone. Al final, todos los móviles con teclados retráctiles que dominaron los principios del 2000, como la N-Gage de Nokia, no se parecen en nada a los elegantes smartphones con pantalla táctil que usamos hoy en día.

Pero la N-Gage y otros dispositivos de la época sentaron las bases para una era en la que usamos nuestros móviles para mucho más que escribir mensajes. Estos nuevos dispositivos plegables podrían poner los cimientos para lo que venga después. Aunque lo que esto conlleva no está claro, hay una cosa que sí lo está: estos dispositivos ya no son prototipos o conceptos, están en el horizonte.

Te puede interesar