Amazon contamina cada vez más: en 2021 su huella de carbono creció un 18%

Amazon

Reuters

Amazon perdió 5.872 millones en los 6 primeros meses de 2022 debido al aumento de costes, la inflación, los problemas de la cadena de suministro y la guerra de Ucrania, aunque facturando 123.234 millones, 2.000 millones más de lo esperado. Sin embargo, 2021 fue un gran año para los de Jeff Bezos, algo que también se tradujo en un aumento de la contaminación generada.

En concreto, Amazon logró en su ejercicio fiscal de 2021 un beneficio neto de 33.364 millones de dólares, lo que supuso una subida del 56% respecto al año anterior, que saldó con una ganancia de 21.331 millones. La pandemia y sus medidas restrictivas le sentaron bien al gigante del comercio electrónico. Por ello, la huella de carbono de Amazon se elevó un 18% en 2021.

Son datos extraídos del informe anual de sustentabilidad emitido por la compañía este lunes. En él, se detalla que las actividades de Amazon emitieron el equivalente a 71,54 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono el año pasado, como respuesta a la ampliación de su negocio para satisfacer la mayor demanda de e-commerce generada por el coronavirus.

La cifra implica una subida del 18 % con respecto a 2020 y un aumento de casi el 40% con respecto a 2019, el año en que Amazon comenzó a divulgar por primera vez la información referente a su huella de carbono

Por otro lado, el documento detalla que Amazon redujo su intensidad de carbono, que mide las emisiones por dólar de ventas, en un 1,9 % en 2021, en comparación con una disminución del 16% en 2020.

No hay planeta B: 17 startups españolas que luchan contra el cambio climático y protegen el medio ambiente

La afluencia masiva de pedidos y el incremento del peso del comercio electrónico fueron rasgos que caracterizaron a los mercados por la pandemia. Amazon expandió su red logística de camionetas, aviones y camiones de reparto y abrió nuevos almacenes para procesar el flujo de pedidos. 

De hecho, solo en 2021 duplicó el tamaño de la red de cumplimiento que había construido durante los 25 años anteriores. Además, se centró en la nube y engordó con creces la capacidad de Amazon Web Services mediante la incorporación de nuevos centros de datos.

Las formas en las que Amazon registra su huella ambiental están bajo la lupa: este año un informe llevado a cabo por Reveal del Center for Investigative Reporting reveló que solamente contabilizan las emisiones de carbono del producto por el uso de productos de la marca Amazon, y no los que compra a los fabricantes y vende directamente al cliente, a diferencia de Walmart o Target. 

Según informa la CNBC, una portavoz de Amazon añadió que los vendedores externos de Amazon “controlan su propia contabilidad de emisiones de carbono”. Para establecer sus mediciones, la compañía estadounidense se guía por el Estándar de Contabilidad e Informes Corporativos del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero.

El propósito de Amazon es ser neutral en carbono para 2040, como parte de su plan de compromiso climático anunciado en 2019. 

Entre sus movimientos encaminados a tal fin están la compra de 100.000 furgonetas eléctricas de reparto de Rivian Automotive que estarán en carretera en Estados Unidos en 2030 o la inversión de 2.000 millones de dólares de un fondo de capital riesgo para invertir en nuevas tecnologías climáticas. 

No obstante, Amazon es de las empresas que más contaminan: un informe —recogido por The Verge— la sitúa como la octava del planeta que más gases invernadero emite por el envío de carga marítima. En 2019, las 15 compañías generaron la misma cantidad de emisiones que 1,5 millones de hogares estadounidenses en un año. 

Otros artículos interesantes:

Amazon continúa 2022 en números rojos con pérdidas de 5.872 millones, pero salva el trimestre gracias a una facturación mayor a la esperada

La guadaña está en el aire: la contaminación mata a 9 millones de personas al año, una sexta parte de todos los decesos

Pesticidas, plásticos y antibióticos: la ciencia advierte que la contaminación química ha superado el "límite planetario" seguro para la humanidad

Te recomendamos