Qué es la huella de carbono y cómo puedes reducirla: 13 apuntes para contaminar menos (casi) sin darte cuenta

Reducir huella de carbono

Getty Images

En el ecosistema en el que el ser humano se mueve, todo deja marca: tirando del hilo de cada actividad económica, cada gesto cotidiano, cada transacción en el supermercado, hay detrás un proceso de producción, un impacto ambiental y un peso: el de las emisiones que van a parar a la atmósfera. Es la huella de carbono. 

¿Qué es la huella de carbono?

El filete que te comes, las zapatillas con las que pisas el asfalto, tu coche, ese billete de avión, o la ropa low cost que viene del otro lado del planeta tienen detrás su huella de carbono. Esta puede definirse como el volumen total de gases de efecto invernadero producidos por las actividades humanas. 

Hasta ahora, la huella de carbono no ha parado de crecer. Desde 1961 se ha multiplicado por 11 y constituye el 60 % del impacto total del hombre en el medio ambiente, según datos de Global Footprint Network.

Las cifras son responsables de que cada año el dióxido de carbono alcance nuevos récords en la atmósfera y engorde el ya asfixiante problema del cambio climático, traducido en sequías, inundaciones mortales, incendios, acidificación de los océanos, extinción masiva de especies, subida del nivel del mar y por supuesto, 1 °C de calentamiento con respecto a la época preindustrial. 

Si se habla de culpas, no se reparten por igual: un estudio de Oxfam Intermon señala que las emisiones de CO₂ del 1 % más rico en 2030 serán 30 veces superiores al nivel necesario para no superar 1,5 °C. Pagan justos por pecadores el alto precio del calentamiento global. 

Entre las conclusiones de la investigación, la mitad más pobre de la población mundial seguirá produciendo emisiones muy por debajo de los niveles requeridos para no superar 1,5 °C durante la próxima década. 

Mientras, las emisiones del 1% y 10% más ricos serán 30 y 9 veces superiores a los niveles requeridos, respectivamente. ¿Qué quiere decir esto? Que una persona del 1% más rico debería reducir las emisiones de su huella de carbono un 97% para cumplir con las exigencias del Pacto de París. 

Emisiones per cápita en España.

En cuanto a la huella ambiental de la sociedad española, las emisiones promedio de los residentes en nuestro país son de 5.5 ton CO₂/año. 

Dado que los gases de efecto invernadero se emiten a través de la producción y el consumo de bienes y servicios, tú también puedes poner en práctica pequeñas acciones cotidianas para reducir tu huella de carbono. 

Pequeños cambios pueden marcar la diferencia a largo plazo, especialmente teniendo en cuenta que a mitad de siglo habrá en el planeta 9.700 millones de personas en el mundo, lo que implica una mayor demanda de recursos naturales como agua, cultivos, ganado o tierra. 

Todo cuenta: desde ir en bicicleta al trabajo a comprar alimentos de temporada o reutilizar los objetos, tratando de desactivar su obsolescencia programada. 

Estos son algunas recomendaciones de la propia Unión Europea para tratar de reducir tu huella de carbono. 

13 cosas que puedes hacer para reducir tu huella de carbono

Camiseta
  • Come local y de temporada: Los largos kilómetros que hace un alimento hasta llegar a tus manos influyen con creces en su huella de carbono. Apuesta por la proximidad. 
  • Prioriza la alimentación vegetal: Un estudio publicado en Science demuestra que la dieta vegana reduce la huella de carbono en un 73%, siendo "la forma más importante de reducir tu impacto en el planeta Tierra".
  • Limita el consumo de lácteos y carne, especialmente de res. Si el mundo dejara de comer carne y lácteos, el uso global de las tierras agrícolas se reduciría en un 75%, lo que equivale a los Estados Unidos, China, Australia y la UE combinados. La ganadería es responsable del 18% de gases de efecto invernadero. 
  • Evita en lo posible el plástico de todos los envases, optando por la compra a granel, y las bolsas reutilizables.
  • Calcula bien los productos frescos que necesitas para evitar el desperdicio de alimentos. Los hogares españoles tiran de media 1.000 euros al año en comida.
  • Cuida tu ropa. Compra de manera responsable y consciente, apuesta por la moda elaborada con materiales orgánicos y reciclados o con etiqueta ecológica. Infórmate sobre la contaminación de la industria low cost y presta, vende o regala aquella que ya no uses. Se ha calculado que para fabricar una camiseta de algodón de 250 gramos de peso se requieren unos 2.700 litros de agua.
  • Siempre que puedas, desplázate caminando, en bicicleta o en transporte público, evitando cuando no sean necesarios los viajes de avión. 
  • Apuesta por el tren: La Agencia Ambiental Europea recalca que viajar en tren es el medio de transporte más sostenible. Un pasajero emite 14 gramos de dióxido de carbono (CO₂) por kilómetro, infinitamente menos que los 285 gramos emitidos al desplazarse en avión.
  • Haz un uso inteligente de la calefacción, del aire acondicionado y del agua.
  • No dejes dispositivos cargando cuando ya tienen la batería completa, desenchufa tus dispositivos electrónicos y no almacenes datos innecesarios en la nube.
  • Aboga por electrodomésticos con una elevada eficiencia energética. Los reconocerás porque tienen la etiqueta A.
  • Vigila la huella de carbono digital, o cantidad de CO₂ que genera la utilización de la tecnología. Se calcula que ya supone el 2% de la emisión mundial de gases con efecto invernadero. Puedes hacer cosas para reducirla: borrar correos y suscripciones que no utilices, reduce el tamaño de los documentos, apuesta por empresas de hosting verde, optimiza la energía de tus dispositivos o usa buscadores como Ecosia, el motor de búsqueda que planta árboles. 
  • Limita y recicla tus residuos, asegurándote de que los depositas en el contenedor correspondiente.

Recuerda que hay muchas actividades con una huella de carbono ínfima y que no beben del consumismo voraz ni de la vorágine de la hiperproducción: pasear, bailar, charlar, pintar, leer, hacer teatro, pasar tiempo con tus seres queridos o descubrir todos los rincones de tu ciudad. 

Otros artículos interesantes:

La parte más rica del mundo debe reducir su huella de carbono 30 veces para mitigar el cambio climático, alerta la ONU

Así es como reduce su impacto ambiental una ciudad de Islandia: Akureyri, un ejemplo de sostenibilidad mundial

Primavera precoz: el cambio climático también desconcierta a los pájaros, que anidan y ponen huevos un mes antes que hace un siglo

Te recomendamos