Pesticidas, plásticos y antibióticos: la ciencia advierte que la contaminación química ha superado el "límite planetario" seguro para la humanidad

Contaminación química

Getty Images

  • Los científicos advierten de que la contaminación química supera los límites del planeta en los últimos 10.000 años y amenaza la estabilidad de los ecosistemas globales.
  • El nuevo estudio, publicado en la revista Environmental Science & Technology, clama por la transición a una economía circular y recalca la importancia de límites fijos a la liberación de productos químicos.
  • El límite planetario de contaminación química es el quinto de los 9 que ya se han cruzado, como el calentamiento global, la destrucción de hábitats silvestres o la pérdida de biodiversidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La humanidad —y con ella, el planeta entero— se está ahogando en un peligroso cóctel de contaminación química, cuyos niveles nunca habían sido tan altos hasta la fecha en los últimos 10.000 años. Una nueva investigación publicada en la revista Environmental Science & Technology advierte que hemos cruzado el umbral, poniendo en peligro la estabilidad de los ecosistemas globales. 

Según alerta The Guardian, el motivo de preocupación va más allá del plástico —que ya ha sido hallado en órganos, cerebros, placentas, fosas marinas, islas remotas, aves, moluscos, peces, ríos, y cumbres montañosas como el Himalaya—, sino que salpica a 350.000 productos químicos sintéticos, incluidos pesticidas, compuestos industriales y antibióticos.

La principal conclusión de la que alerta el estudio es que se ha sobrepasado el "limite planetario" de la contaminación química, que ha cruzado el umbral del entorno estable de los últimos 10.000 años. 

La producción de químicos ha aumentado 50 veces desde 1950

“Ha habido un aumento de cincuenta veces en la producción de productos químicos desde 1950 y se prevé que esto se triplique nuevamente para 2050”, explica Patricia Villarrubia-Gómez, candidata a doctorado y asistente de investigación en el Centro de Resiliencia de Estocolmo (SRC).

Dicho de otro modo, el ritmo de producción y liberación de químicos a la naturaleza no es compatible con un futuro seguro para la humanidad y el resto de ecosistemas globales, ya que impide que el aire, el agua o los alimentos estén limpios, dañando los procesos físicos y biológicos que sustentan la vida.  

Algunas amenazas se han abordado en mayor medida, como los químicos CFC que destruyen la capa de ozono y su protección contra los dañinos rayos ultravioleta. Sin embargo, otras sustancias tóxicas, como los PCB, son de larga duración y están muy extendidas.

La investigación fue compleja debido a que solamente se ha evaluado la seguridad de una pequeña fracción de los compuestos químicos registrados para su uso, mientras que los límites planetarios son más ambiguos, puesto que no hay una línea previa, como sucede con los niveles preindustriales de CO₂ en la atmósfera

Para su análisis los científicos utilizaron la tasa de producción de productos químicos, en veloz aumento, y su liberación al medio ambiente, mucho más rápida que la capacidad de los gobiernos para rastrear los impactos e investigar las consecuencias para la salud. 

También se incluyeron los efectos de la extracción de combustibles fósiles y su liberación al medio ambiente. 

La masa total de plásticos es superior a la masa total de los mamíferos vivos

Es un dato aportado por una de las investigadoras, la profesora Bethanie Carney Almroth de la Universidad de Gotemburgo. "Es una indicación bastante clara de que hemos cruzado un límite. Estamos en problemas, pero hay cosas que podemos hacer para revertir la situación". 

Ante la situación de contaminación química alarmante, los investigadores recalcan la importancia de la economía circular, una regulación más estricta y fijar un límite en la producción y liberación de productos químicos, de forma paralela a los objetivos de carbono para las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Las principales voces expertas también piden la creación den organismo científico mundial para la contaminación química similar al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

La humanidad ya ha traspasado muchos umbrales peligrosos en esta era de expolio y explotación de los recursos de la Tierra: el límite planetario de contaminación química es el quinto de los 9 que ya se han atravesado.

Los restantes son el calentamiento global, la destrucción de hábitats silvestres, la pérdida de biodiversidad,  el exceso de nitrógeno y contaminación por fósforo. 

Otros artículos interesantes:

Una decena de países europeos, incluido España, siguen exportando pesticidas "asesinos de abejas", prohibidos en la UE desde 2018

La banca europea se hace de oro con la deforestación: gana 400 millones de euros anuales en contratos con empresas vinculadas a la tala

Tu próximo tatuaje negro peligra: la UE prohibe desde enero de 2022 químicos detrás de algunos de los colores más usados en las tintas

Te recomendamos