La industria de la moda emite más carbono que los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos: estas son sus mayores consecuencias en el planeta

Una clienta compra durante la gran apertura de una tienda 'flagship' de Forever 21 en Nueva York
Una clienta compra durante la gran apertura de una tienda 'flagship' de Forever 21 en Nueva York
Lily Bowers/Reuters

Lily Bowers/Reuters

Ya se sabe que algunas cosas de la vida moderna, como los vuelos internacionales, el uso de plásticos o incluso conducir hasta el trabajo, por ejemplo, tienen un impacto medioambiental. Pero en lo que respecta a la ropa, su impacto es menos evidente.

Mientras los consumidores de todo el mundo compran más ropa, el creciente mercado de artículos baratos y nuevos estilos está afectando al planeta. De media, la gente compró un 60% más de prendas en 2014 respecto a lo que compraron en 2000. Los productos de moda representan un 10% de las emisiones de carbono del mundo, pero esta industria seca los recursos hídricos y contamina ríos y arroyos.

Lo que es más, un 85% de los textiles van al vertedero cada año. Y lavar cierto tipo de prendas envía miles de microplásticos al océano.

Leer más: Del 'fast fashion' al 'slow fashion': esta es la startup española que te permite alquilar ropa para que estrenes cada mes y así reducir el impacto medioambiental

 Aquí puedes cer las consecuencias más significativas que tiene la industria de la moda en el planeta.

La producción de ropa casi se ha duplicado desde el 2000

Empleados cosen ropa en una fábrica de ropa en la India.

Fuente: McKinsey & Company

Mientras los consumidores compraron un 60% más de ropa en 2014 que en el 2000, sólo conservaron las prendas la mitad del tiempo.

Un hombre iraquí se mira en el espejo mientras compra.

Fuente: McKinsey & Company, Ellen MacArthur Foundation

En Europa, las empresas de moda pasaron de una oferta promedio de dos colecciones por año en el 2000 a cinco en 2011.

Las modelos Gigi Hadid,  Bella Hadid y Kaia Gerber en un desfile de Max Mara.

Fuente: European Parliament

Algunas marcas ofrecen incluso más. Zara saca 24 colecciones al año, mientras que H&M ofrece entre 12 y 16.

Filas de chaquetas en la sede de Zara en Arteixo.

Fuente: European Parliament

Muchas de estas prendas terminan en el vertedero. El equivalente a un camión de basura lleno de ropa se quema o se tira a un vertedero cada segundo.

Un camión tira la basura en un vertedero en Beirut.

Fuente: United Nations Environment Programme (UNEP)

En total, casi un 85% de la ropa va al vertedero cada año. Es suficiente para llenar el puerto de Sydney cada año.

El puerto de Sydney

Fuente: United Nations Economic Commission for Europe (UNECE), World Resources Institute (WRI)

Lavar la ropa envía hasta 500.000 toneladas de microfibras al océano cada año, el equivalente a 50.000 botellas de plástico.

Un hombre espera por su colada en un anuncio de Adidas

Fuente: UNEP, Ellen MacArthur Foundation

Muchas de estas fibras son de poliéster, un plástico que se encuentra en el 60% de las prendas. La fabricación de poliéster produce entre dos y tres veces más carbono que el algodón y el poliéster no se desintegra en el océano.

Un empleado trabaja en una fábrica de hilos

Fuente: Greenpeace, WRI

Un informe de 2017 de International Union for Conservation of Nature (IUCN) estimó que el 35% de los microplásticos, pequeños trozos de plástico que no se descomponen, en el océano proceden del lavado de textiles sintéticos como el poliéster.

Un niño en Filipinas recoge plástico cerca de la costa

Fuente: IUCN

Después de todo, se estima que los microplásticos componen el 31% de la contaminación por plástico en el océano.

Una tortuga verde gigante en un arrecife de coral.

Fuente: IUCN

La industria de la moda es responsable del 10% de las emisiones de carbono de la humanidad.

Un hombre utiliza su móvil mientras camina entre el 'smog' en Tianjin, China.

Fuente: UNEP

Esto implica más emisiones que los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos.

Un avión Airbus A350 de Cathay Pacific Airways.

Fuente: UNEP

Si el sector de la moda continúa esta trayectoria, esta proporción de carbono podría suponer el 26% en 2050, según un informe de 2017 de la Fundación Ellen MacArthur.

Trabajadores hacen una chaqueta en una fábrica de textil

Fuente: Ellen MacArthur Foundation

La industria de la moda es también el segundo mayor consumidor de agua del mundo.

Mujeres recogen agua en una grieta en un lago seco en Chennai, India.

Fuente: UNECE

Se necesitan más de 2.600 litros de agua para producir un jersey de algodón. Es agua suficiente para que una persona beba al menos 8 vasos de agua al día durante tres años y medio.

Un hombre bebe agua al lado de una fuente en Bruselas, Bélgica.

Fuente: WRI

Se necesitan más de 7.500 litros de agua para producir un par de pantalones. Es más que suficiente para que una persona beba ocho vasos de agua al día durante diez años.

It takes about 2,000 gallons of water to produce a pair of jeans. That's more than enough for one person to drink eight cups per day for 10 years.

Fuente: UNEP

Esto es porque tanto los pantalones como el jersey están hechos a partir de una planta intensiva en agua: el algodón.

Granjeros trabajan el algodón en Burkina Faso.

En Uzbekistan, por ejemplo, el cultivo de algodón consumió tanta agua del Mar de Aral que se secó después de 50 años. El que fue una vez uno de los cuatro lagos más grandes del mundo, el Mar de Aral, ahora es poco más que un desierto y algunos estanques pequeños

Una imagen del Mar de Aral de la NASA

Fuente: Business Insider

La moda provoca, también, problemas de contaminación en el agua. El teñido de textiles es el segundo mayor motivo de contaminación del agua, ya que a menudo se vierte en arroyos, zanjas o ríos.

Un trabajador tiñe hilos de una fábrica textil a las afueras de Agartala, India.

Fuente: UNEP, The New York Times, The Guardian

El proceso de teñir telas utiliza agua suficiente para llenar dos millones de piscinas olímpicas cada año.

El agua de una zanja se vuelve roja a medida que se vierten sustancias químicas y deshechos de una fábrica.

Fuente: WRI

Con todo, la industria de la moda es responsable del 20% de toda la contaminación industrial del agua en todo el mundo.

Un niño nada en agua contaminada en el río Buriganga en Dhaka (Bangladesh).

Fuente: WRI, UNEP

Algunas empresas de retail están empezando a contrarrestar estas tendencias con iniciativas para reducir la contaminación textil y cultivar algodón de manera sostenible. En marzo, la ONU lanzó la Alianza para la Moda Sostenible que coordina los esfuerzos de diversas agencias para que la industria sea menos contaminante.

Una embajadora de la marca compra vestidos durante el Boxing Day en la tienda de David Jones en Australia.

Fuente: Zero Discharge of Hazardous Chemicals, Better Cotton Initiative, UNEP

Otros artículos interesantes:

El ascenso y caída de Victoria's Secret, la marca de lencería más famosa del mundo: por qué ha perdido tanta popularidad

25 alternativas baratas y cómodas para sustituir el plástico en tu casa y cocina

Te recomendamos