Por qué es más atractivo invertir en tecnológicas como Amazon, Google o Facebook que en Tesla: "No sé si dominará el mercado de coches autónomos", según el presidente de Buy & Hold

Julián Pascual, presidente de Buy & Hold.
Julián Pascual, presidente de Buy & Hold.

Buy & Hold

  • La industria tecnológica presenta oportunidades, aunque no todas son iguales de cara al largo plazo.
  • Business Insider España entrevista a Julián Pascual, presidente de Buy & Hold, para hablar de su modelo de inversión y de la situación del sector tecnológico en el plano de la inversión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector tecnológico es el segmento que más ha crecido en Wall Street en la última década. Muestra de ello es el comportamiento de empresas como Amazon, Google o Facebook

No obstante, no todas las empresas tienen los mismos fundamentales detrás, ni tienen como principal característica la dominación completa de un segmento del mercado. Algunas firmas, como es el caso de Tesla, están descontando en el precio de sus acciones en la actualidad un futuro prometedor. 

Business Insider España ha podido conversar con Julián Pascual, presidente de Buy & Hold, gestora independiente española con su mayor parte de activos invertidos en renta variable y que ha cambiado de un sesgo value hacia una apuesta por compañías de calidad, para repasar su modelo de inversión y la situación del sector tecnológico desde el prisma de la inversión. 

Pascual explica cómo la gestora ha virado su filosofía de inversión desde una estrategia tradicional orientada el value hacia una orientación focalizada en la calidad. “Empezamos en 2004, hace ya 17 años con un sesgo de comprar valores más baratos, por debajo de su valor intrínseco”, recuerda. “Con los años nos dimos cuenta de que esa estrategia fuimos aprendiendo de que esa filosofía daba rentabilidades no tan buenas como centrarnos más en cosas de calidad”, añade. 

Es decir, pasaron a implementar una táctica de no centrarse tanto en el precio, sino en la calidad. “Descubrimos el mercado americano, donde están las grandes empresas, los grandes compounders: compañías en las que los beneficios crecen constantemente y que se componen multiplicándose entre sí y no sumando”, describe Pascual. Eso hace que los retornos a largo plazo de los compounders sean muy altos y no sean intuitivos. 

Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

El presidente de Buy & Hold relata cómo hasta el 2018 decidían comprar cuando estaba barato y vender cuando estaba caro, pero justo en ese año, donde el valor de sus inversiones cayó un 18%, tomaron la decisión de indagar qué cambios podían aplicar para revertir la situación de cara al futuro. 

“Vimos que la tecnología estaba cambiando los negocios, modificando los fundamentales: una cosa que parece muy barata, con la irrupción tecnológica no sucede así, ya que hay algo que ha cambiado fundamentalmente”, dice. 

“Un ejemplo se puede ver con el sector de la publicidad, que es un área en el que cuando llegaba una crisis importante colapsaba y las empresas ganaban menos dinero, pero cuando se recuperaba la economía otra vez volvía a encarecerse; con el mayor auge de internet esto cambió, ya que se produce una caída de la demanda de los medios tradicionales, pero no es una caída coyuntural cíclica, sino que es estructural”, analiza. 

Otro ejemplo es el área de retail o distribución. “Antiguamente compañías como El Corte Inglés o Marks & Spencer, clásica cotizada inglesa, funcionaban por los ciclos económicos por lo que, cuando las cosas iban bien la gente gastaba y compraba más, y cuando iban mal al contrario”, reconoce. “Pero eso ha cambiado, puesto que los usuarios ahora no compran en Marks & Spencer, sino que lo hacen en Amazon: por eso, la firma británica cae una y otra vez en los mercados”, asegura. 

Pascual profundiza su análisis deteniéndose en la banca, en la que observa un comportamiento similar. Cuando en el año 1993 todos los bancos se hundieron en bolsa por la crisis luego se recuperaron. Lo mismo ocurrió en 2001. Sin embargo, la situación ahora mismo es diferente. 

“Han cambiado los fundamentales porque las entidades financieras compiten con empresas tecnológicas como son las fintech, que les están quitando la parte de negocio más interesante: la banca privada, las transferencias internacionales, etc.”, afirma.

Inversión en tecnológicas

Este paradigma es lo que le empuja a centrarse en el sector tecnológico, donde puede haber compañías de elevada calidad. Eso sí, con el matiz de que tiene una dificultad intrínseca: la comprensión.

“Es fundamental, como inversores clásicos como Warren Buffett han explicado muchas veces, conocer aquello en lo que inviertes”, apunta Pascual. 

“Es recomendable no invertir en cosas que salgan dentro de nuestros conocimientos y, por ejemplo, raramente invertiremos en compañías de biotecnología, porque se necesita tener unos conocimientos técnicos muy concretos”, comenta. 

Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Eso les hace que se inclinen más hacia empresas grandes. “No necesitas un experto en programación para saber que, si queremos algo que buscar lo harás a través de Google”, ejemplifica. “Tampoco es necesario conocer la ecuación ni los algoritmos Google para comprenderlo; simplemente entiendes que es una empresa que tiene un monopolio total de las búsquedas por internet”, agrega. 

“De igual modo, tampoco has de ser un especialista en ingeniería informática para saber que Facebook, que también posee WhatsApp o Instagram, es el monopolio de las redes sociales”. Por tanto, son ideas que entran dentro de su ámbito de competencia. 

“Que Amazon se está comiendo a la industria retail o que Google es la plataforma dominante en su segmento; o que Facebook es una plataforma única en redes sociales es innegable”, ahonda el experto.

Lo que no entendemos

Por el contrario, Pascual avisa que no invierten en aquellas empresas que no saben su grado de éxito a futuro en un área concreta. “Por ejemplo, no tenemos claro qué empresa va a ser ganadora en el tema del coche eléctrico”, expone. 

El presidente de Buy & Hold explica que no hace falta ser un experto en tecnología para saber que con el vehículo autónomo se va a imponer, aunque desconoce cuál va a ser la que va a terminar triunfando. 

“Requiere conocimiento técnicos muy amplios y muchos expertos teorizan sobre cuáles van a ser los dominadores, leo sus análisis, pero no los entiendo”, señala. 

En este sentido, describe que hay algunos analistas que dicen que la dominadora será Tesla, mientras que otros concretan que será Google, con sus razones de peso. 

Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

“Personalmente, no tengo ni idea de quién va a triunfar y por eso no voy a invertir en Google o Tesla basándome en pensar que su coche autónomo se va a imponer”, asevera. 

Pascual se detiene en Tesla, que vale más de 500.000 millones de dólares en bolsa, 10 veces más que una marca como Ferrari o Porsche por separado. ¿Por qué? A su juicio porque se está descontando que va a ganar la carrera por el coche autónomo y se va a imponer a Google, Apple u otros competidores del sector automotriz. “Bien, pues esto es algo que yo no lo sé… Para comprar tienes que estar seguro de ello y si no lo estás la valoración no se sustenta”, advierte.  

Salidas a bolsa

Por último, Pascual habla sobre el último apetito por las salidas a bolsa y lo que los datos pueden estar descontando. Desde su punto de vista, uno de los mejores indicadores de que los mercados están sobrevalorados es el número de IPOs. “Los tres años de más volumen de IPOs han sido 2020, 2007 y 1999… Después del 1999 tuvimos el fin de la burbuja puntocom y la gran corrección de la bolsa del 2000 al 2002; mientras que tras el 2007, llegó la gran crisis, con una caída del mercado del 40%”, indica.

Por eso, según comenta, para invertir en salidas a bolsa, hay que analizar caso por caso. “Lamentablemente las IPOs que mejor suelen salir el día del estreno son las que están muy sobresuscritas aunque los fundamentales de la empresa a largo plazo no sean buenos”, dice.

En resumen, Pascual opina que, si quieres ganar dinero a largo plazo, hay que analizar detalladamente los fundamentales de la empresa y mantener la acción en el tiempo en cartera. 
“En tiempos de muchas IPOs, la mayoría son del primer grupo, es decir suben mucho el día del estreno, aunque a largo plazo no den buenos resultados”, termina.
 

LEER TAMBIÉN: Ni hablar de burbujas: por qué las bolsas tienen margen para crecer durante los próximos 2 años, según el responsable de renta variable de EEUU de Lazard AM

LEER TAMBIÉN: La fórmula del listado directo seduce a cada vez más unicornios de Silicon Valley para salir a bolsa: qué ventajas tiene frente a una OPV o al boom de las SPAC

LEER TAMBIÉN: Los analistas que anticiparon la caída de Tesla en bolsa no descartan nuevos sustos: "Los accionistas deben prepararse para una volatilidad continua"

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”