Pasar al contenido principal

El rey concretará cómo será la ronda de consultas este jueves: qué significa y qué va a pasar ahora

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al rey Felipe VI.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al rey Felipe VI. REUTERS/Enrique Calvo
  • Felipe VI se reunirá este jueves a las 09.00 con Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados, para conocer "el estado" de las negociaciones.
  • En función de cómo se desarrolle esta reunión, cabe esperar que el monarca convoque una nueva ronda de consultas con todos los grupos.
  • Si prospera esta ronda de consultas y el rey lo estima necesario, Sánchez podría recibir un nuevo encargo de formar Gobierno y afrontar una nueva sesión de investidura.
  • Si Sánchez acepta, no habrá marcha atrás: tendrá que afrontarse a un nuevo debate de investidura que debe terminar antes del 23 de septiembre.
  • Si rechaza, cabe la posibilidad de que el rey haga este encargo a otra fuerza mayoritaria del Congreso, algo en cualquier caso improbable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El rey ha visto como un español más el desencuentro que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han escenificado este miércoles en el Congreso de los Diputados. Con la salvedad de que él juega un rol importante en la improbable investidura del socialista antes del 23 de septiembre.

Por este motivo, el monarca ha convocado a la presidenta del Congreso, Mertixell Batet, a una reunión este jueves a las 09.00 horas. De esta manera, el jefe de Estado activa el mecanismo para convocar una sesión de investidura dentro del plazo legal: el 23 de septiembre se disolverán Cortes y se convocarán elecciones si no hay presidente electo.

La Casa Real ha confirmado que el rey arrancará la ronda de consultas con los portavoces de los distintos grupos parlamentarios del hemiciclo. La reunión con Batet a las 09.00 horas es a fin de conocer "el estado actual de las negociaciones".

Del rey dependerá que se realice un nuevo encargo a Sánchez a fin de que se enfrente a una nueva sesión de investidura. El presidente del Gobierno en funciones podría ser el primer mandatario en perder dos sesiones de investidura. La primera fue en marzo de 2016, cuando el expresidente Mariano Rajoy rechazó el encargo del monarca, y la asumió él.

Fue, además, la primera vez que en la democracia española un candidato a presidente del Gobierno no superaba una sesión de investidura.

Cómo es una ronda de consultas y qué cabe esperar de ella

La última ronda de consultas tuvo lugar entre los días 5 y 6 de junio. Es la presidenta del Congreso la personalidad encargada de darle al monarca una lista con las formaciones representadas en la Cámara y los portavoces que acudirán a la audiencia con el jefe de Estado.

En 2016, la ronda de consultas se extendió hasta tres días. Este jueves se conocerá si habrá, si es que la hay, ronda de consultas y cuándo será convocada. Del rey depende, en última instancia. La ronda de junio duró dos días.

Leer más: Así han reaccionado los partidos políticos a la petición del rey Felipe VI de formar Gobierno

En un comunicado publicado por la Casa Real a finales del pasado mes de julio, Felipe VI decidía no convocar inmediatamente una nueva ronda de consultas "de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes". Se refería de este modo a que prosperaran las negociaciones.

Cosa que no ha sucedido.

Qué pasa si Sánchez recibe el nuevo encargo de formar Gobierno

Si Sánchez acepta un eventual encargo del rey para formar Gobierno, tendrá que enfrentarse sí o sí a una sesión de investidura. No podrá dar marcha atrás: la Constitución no prevé que un candidato se pueda resistir a acudir si ya le ha dado el sí a Felipe VI.

En función de cuando tenga lugar esta ronda de consultas se desvelará también la fecha de la nueva sesión de investidura.

Si Sanchez dice no, y decide no aceptar el encargo, podría evitar el trámite de afrontar su enésima sesión de investidura fallida —por ahora, Unidas Podemos descarta apoyar un Gobierno de Sánchez sin que este acepte una coalición con ellos—.

Lo podría hacer para evitar esta circunstancia, pero también podría suceder que otro de los portavoces —Pablo Casado, por ser la segunda fuerza mayoritaria en la Cámara Baja— reciba este encargo del jefe de Estado.

En caso de que un político distinto a Sánchez acepte el encargo del monarca podría tener lugar un escenario surrealista: una quimera en la que la sesión de investidura sería prácticamente fallida antes de comenzar.

Y además