El alza de la demanda y la actividad comercial en junio provocan la mayor subida de precios en 2 décadas en España en paralelo a la recuperación del empleo

Supermercado

Getty Images

  • Junio registra la mayor subida de precios en España en más de 2 décadas, según Markit, que lo atribuye al alza de la demanda interna y de las materias primas.
  • Las empresas españolas, a pesar del alza de precios, no han conseguido elevar de forma proporcional sus márgenes de beneficio, pero sí han elevado sus contrataciones para afrontar la mayor demanda interna, según Vozpópuli.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inflación sigue aumentando en España al mismo ritmo que la economía comienza a mostrar señales claras de recuperación en lo que respecta al consumo, la actividad comercial y el mercado laboral, registrando un alza del 2,7% en mayo que, como en los meses anteriores, se atribuye al alza de precios de las materias primas ante la mayor demanda empresarial y al encarecimiento de la electricidad y los carburantes.

Mientras, en junio, el Índice de Precios  de Consumo repuntó un 2,6% anual y la consultora IHS Markit ha destacado en un informe que las empresas españolas han llevado a cabo en junio la mayor subida de precios desde febrero de 2000 al repercutir en los consumidores sus mayores costes energéticos, de transporte, servicios públicos y de empleo que ha provocado el aumento de la demanda, especialmente interna, según recoge Vozpópuli.

"En respuesta a los mayores costes operativos y beneficiándose de una demanda del mercado más firme, las empresas de servicios subieron sus tarifas medias cobradas a la tasa más fuerte desde febrero del 2000", asegura el estudio, que destaca que el aumento de costes "sirvió para afianzar el aumento más pronunciado de los precios pagados en general desde julio de 2008".

De este modo, Markit señala que en junio se registró el aumento más rápido de la actividad comercial en 21 años debido a la desescalada de las restricciones por coronavirus, de la que considera que se han visto especialmente beneficiados los negocios de hostelería, restauración y transporte, del mismo modo que el aumento de nuevos pedidos ha sido el más alto desde junio de 2000 debido al repunte de la demanda interna.

Este fenómeno ha tenido además un impacto positivo en el empleo, como se refleja en las cifras de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de junio. "Las expectativas de un aumento de la actividad también ayudaron a soportar la contratación", destaca el informe, que refleja que el empleo ha registrado su tercer mes consecutivo al alza y, además, alcanzando su mayor crecimiento desde 2018.

Los precios de los alimentos básicos se disparan un 40% en la última década y comprometen el futuro de los países pobres

"Cabe destacar que los sectores relacionados con la hostelería y restauración están disfrutando de una reactivación en la actividad, aunque quizás haya un poco de preocupación con respecto a la relativa debilidad del turismo, puesto que las restricciones y los desafíos en el sector de los viajes desde mercados clave como el Reino Unido están afectando el crecimiento", destaca el director económico de Markit, Paul Smith.

"Si estos problemas se pueden resolver, España estará en camino de un perfil de crecimiento aún más fuerte en los próximos meses", considera Smith, señalando que las empresas son optimistas respecto a sus perspectivas y que el aumento de los precios refleja el fortalecimiento del entorno económico, lo que se traduce en más actividad, más empleo y precios más altos, aunque en este último caso también se resalta el impacto de materias primas más caras.

Otros artículos interesantes:

La inflación crece un punto en marzo por el impacto de los precios energéticos y deja atrás las bajadas de la pandemia alcanzando su mayor nivel en casi 2 años

El riesgo de desabastecimiento y de subida de la inflación crece al mismo ritmo que se dispara la demanda de materias primas de las empresas

El paro registra en mayo su mayor bajada mensual de la historia, la Seguridad Social recupera más de 210.000 afiliados medios y se reducen un 15% los afectados por ERTE