Límite a la subida de los alquileres: así te afecta la medida que el Gobierno va a alargar durante todo 2023

Pareja de jóvenes, de mudanza en alquiler de vivienda

Getty Images

  • El Gobierno blindará los alquileres de los inquilinos durante todo 2023: no podrán subir más de un 2%.
  • La medida irá incluida dentro del nuevo real decreto ley de medidas anticrisis, que se aprobará antes de final de año.

El Gobierno blindará los alquileres de los inquilinos durante 2023. Los propietarios de pisos alquilados seguirán sin poder subir el precio de la mensualidad más de un 2% el año que viene.

El Gobierno pactó ayer con EH Bildu prorrogar un año más el límite del 2% a la revalorización de los alquileres, actualmente en vigor. Esta medida iba a caducar en diciembre, pero ahora se extenderá durante todo 2023. 

El acuerdo, que también incluye una subida del 15% para las pensiones no contributivas, forma parte de las negociaciones del Ejecutivo para ganarse el apoyo parlamentario y poder aprobar los Presupuestos Generales de 2023.

El límite al precio de los alquileres se incluirá dentro del nuevo real decreto ley de medidas anticrisis, que el Gobierno espera aprobar a finales de este año

Lo que parecía una solución temporal está alargándose durante más de un año. A finales de marzo, el Ejecutivo aprobó la limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda. Hablando en plata: aquellos propietarios que tuvieran un piso alquilado, y cuyo contrato fuera a cumplir su renovación anual, no podrían subir el alquiler a sus inquilinos más de un 2%. 

Hasta entonces, la ley permitía a los propietarios que puedan subir el precio de la vivienda que tengan alquilada conforme a la subida de la inflación. El problema es cuando la inflación anda desbocada, como ahora: esas subidas pueden convertirse en un desembolso extra de más de 500 euros para el inquilino.

Inicialmente, la medida estaba destinada a durar 3 meses, entre abril y junio, dentro del plan de respuesta al impacto económico de la crisis de Ucrania. Pero la inflación continúa desbocada, y levantar el tope significaría que los alquileres podrían actualizarse con subidas de entorno al 8%. 

Por eso, el Consejo de Ministros la prorrogó en junio, hasta finales de este año, y ahora ha vuelto a alargarla, esta vez para todo lo que dure 2023.

Los 5 fallos de poner un límite del 2% a los alquileres: deja fuera a 3 de cada 4 inquilinos, puede provocar una batalla en los tribunales y carga el coste sobre los hogares

¿En qué consiste el límite del 2%?

Los propietarios de pisos alquilados no podrán subir el precio del alquiler más de un 2%. Se trata de "una limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda", señala el Gobierno.

Según fuentes del Ministerio de Agenda Urbana, no habrá límites a la renta, es decir, que no habrá un precio máximo a partir del cual los propietarios no puedan subir más el alquiler.

En Madrid o Barcelona, donde el alquiler mensual ronda los 1.200 - 1.300 euros, la vinculación al IPC supondría un aumento de unos 85 euros al mes, calcula el portal, lo que resultaría en el pago de casi una mensualidad extra a final de año. 

¿Cuánto durará?

La medida está en vigor desde abril de este año, y se extenderá durante todo 2023.

¿A quién afecta?

Desde el Ministerio calculan que hay alrededor de 3,5 millones de contratos de alquiler vigentes ahora mismo. 

La medida afectará a todos los contratos a los que le tocaba la revisión anual entre abril y junio. Es decir, aquellos contratos que fueron firmados en estos meses y que ahora cumplen un año más.

¿Cómo se aplica?

La cuantía del incremento a aplicar en la renta del contrato será la establecida en un nuevo pacto entre arrendador y arrendatario. "En caso de no alcanzarse nuevo pacto, el incremento de la renta no podrá exceder en ningún caso de la referida variación del 2%".

El tope se mantiene en el 2% 

En el real decreto de medidas extraordinarias de abril se señalaba que los propietarios no podrían incrementar la renta del alquiler que les cobren a sus inquilinos por encima de la "variación anual" del Índice de Garantía de Competitividad (IGC). Este índice estaba a principios de este año en el 2%, aunque ha subido y ahora supera el 7%.

Aunque este índice esté disparándose, fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana anunciaron que el tope se mantendría en el 2%. El departamento que dirige la ministra Raquel Sánchez se ampara en el preámbulo de la ley de desindexación de la economía española.

En el preámbulo de esa norma se estipula que cuando la tasa de variación del IGC esté por debajo del 0% se tomará ese valor como referencia, y cuando supere "el objetivo a medio plazo de inflación anual del Banco Central Europeo", que es del 2%, "se tomará este valor como referencia". 

De esta manera, la norma prevé "que los contratos a los que se aplique" este IGC contribuyan a garantizar "el mantenimiento de la competitividad de la economía en el medio plazo".

Hasta la entrada en vigor del tope del alquiler, muchos inquilinos vieron cómo sus rentas del alquiler se actualizaban con cifras astronómicas aparejadas al IPC. La última tasa de variación del Índice de Precios de Consumo fue del 7,3% correspondiente a octubre.

Otros artículos interesantes:

Se avecina un 2023 de tensión en los alquileres, frenazo en el precio de los pisos y vuelco en el perfil de compradores de vivienda

Desde pisos de lujo en ciudades hasta alquileres vacacionales: los mejores lugares para invertir en una segunda casa de toda Europa

Cómo pedir el bono joven de alquiler en tu ciudad: plazos y requisitos en cada comunidad autónoma de España

Te recomendamos