Me han despedido de Coinbase: trabajar en una criptostartup era un sueño para mí, pero ahora estoy frustrado y enfadado por las promesas incumplidas

Miguel Cuevas, exempleado de Coinbase.
Miguel Cuevas, exempleado de Coinbase.

Miguel Cuevas

Este artículo se basa en una conversación entre la autora y Miguel Cuevas, de 35 años, responsable del programa global de aprendizaje y desarrollo de BPO en Coinbase. El martes, después de que Coinbase anunciara que iba a despedir a cientos de empleados, Cuevas fue informado de que él estaría entre los que la empresa iba a dejar marchar. Describe la sorpresa y la decepción de ser despedido de un trabajo de ensueño.  

Llevaba poco más de un año trabajando en Coinbase en el área de aprendizaje y desarrollo global. Allí dirigía un equipo de 5 personas especializado en la creación de iniciativas de formación y educación en los diferentes sitios globales de Coinbase.  

Hoy, solo una semana después de que la empresa rescindiera más de 300 contratos, me enteré de que era una de las 1.100 personas que la empresa iba a despedir

Esta última semana las tensiones en la empresa han sido elevadas. Muchas personas a través de Slack o a través de sus jefes directos han querido saber si los despidos eran inminentes. 

Las preguntas dieron lugar a una reunión organizada un par de días después de que la firma anunciara que iba a despedir a la gente.

El CEO, Brian Armstrong, y el director de personal, L.J. Brock, asumieron la responsabilidad de la situación en la que se encuentra de la empresa, pero, aun así, nos pidieron que nos mantuviéramos concentrados y que no nos distrajéramos. 

'Muchas empresas van a evaporarse': los titanes tecnológicos de Silicon Valley tienen graves problemas, y van a arrastrar al resto del mercado

Desde Facebook y Twitter a Tesla y Uber, los fundadores de empresas tecnológicas dominaron el mundo de los negocios y cultivaron una reputación de genios

Nos pidieron además que siguiéramos trabajando como si no estuviera pasando nada. Sin embargo, la gente abandonaba sus puestos de trabajo a diestro y siniestro. 

Mi propio responsable fue despedido inmediatamente después de que Coinbase anunciara la batería de despidos.

Debido a esto, mi equipo tuvo que celebrar una reunión de emergencia.

Mis subordinados directos tenían muchas preguntas: sobre la situación financiera, sobre la dirección de la empresa y, lo que es más importante, sobre si tendrían trabajo en las próximas semanas. 

Tuve que decirles que no tenía información. Pero les dije que a mí no me iban a echar, que pensaba aguantar este criptoinvierno y que seríamos capaces de superarlo todo. 

Dicho esto, la mañana del martes, mientras comprobaba cómo estaba uno de mis subordinados directos en la India, recibí un mensaje de un compañero de equipo diciendo que el CEO nos había enviado a su vez un mensaje sobre una actualización en toda la empresa. 

Pero entonces, antes de que pudiera averiguar de qué se trataba, de repente, todos mis dispositivos se bloquearon y no pude comprobar mi correo electrónico.

A continuación, recibí un mensaje de texto de recursos humanos pidiéndome que mirara mi correo electrónico personal. El correo electrónico me decía que me habían despedido. 

Ojalá pudiera decir que me sorprendió. 

En vez de eso, me sentí frustrado, enfadado y decepcionado. Vi lo mal que la empresa estaba gestionando la situación.

Gran parte de la frustración de los empleados provenía del hecho de que Coinbase tenía previsto triplicar su plantilla hace apenas un año. 

La empresa me reclutó activamente desde Uber. Me atrajeron con un paquete de remuneración increíble: me permitían trabajar desde donde quisiera y me iban a pagar más de lo que había ganado nunca en ninguna empresa.

Siempre me han interesado mucho las criptomonedas, así que la oportunidad de trabajar en un lugar así y ganar dinero en un campo que me apasiona parecía un sueño hecho realidad.

Sin embargo, pronto vi cómo la dirección incumplía sistemáticamente sus promesas. 

En este tiempo han ido de un fracaso en fracaso: desde la congelación de la contratación la semana pasada hasta los despidos de esta semana. 

A través de LinkedIn, hablé con todos los miembros de mi equipo. Les hice saber que era una situación de mierda, pero que era el mejor resultado posible. Yo fui el único miembro de mi equipo que fue despedido, todos los demás conservaron sus puestos de trabajo. 

Sin embargo, nunca había experimentado tanta falta de empatía, transparencia, habilidad y cuidado de los empleados. Esto es irónico: me encantaba lo que hacía en Coinbase por su promesa de proporcionar descentralización y transparencia para todos.

Otros artículos interesantes:

Coinbase lanzará su propio mercado de NFT a finales de 2021

"Las criptomonedas podrían tener 1.000 millones de usuarios en una década", según el CEO de Coinbase

Coinbase anuncia el despido de 1.100 empleados mientras se reestructura en medio del baño de sangre que sufren las criptomonedas

Te recomendamos