Esta es la medida de la Reserva Federal que podría desatascar la tramitación del ingreso mínimo y los ERTE

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.
REUTERS/Sarah Silbiger
  • La Reserva Federal de EEUU propone inyectar directamente dólares digitales en los bolsillos de cada ciudadano en caso de que suba la inflación o aumente el paro, siguiendo una propuesta de 2 antiguos economistas de la Fed para agilizar el reparto de ayudas públicas.
  • Esta propuesta supone un cambio drástico en la política monetaria, según asegura a Business Insider España el profesor de Finanzas de ICADE Business School, Luis Garvía, que destaca que se pasa de un modelo planificado a "automatizar los procesos de salvaguarda".
  • Si se aplicase una iniciativa similar en España, Garvía considera que se agilizaría la tramitación y el cobro de ayudas como el ingreso mínimo vital o los ERTE, "como un bidón de oxígeno que llegaría automáticamente a la cuenta del ciudadano que lo necesite".
  • No obstante, el experto señala que "supone una amenaza más para el negocio bancario", al igual que los tipos de interés negativos, "porque reduce su margen de intermediación".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una de las mayores dificultades que han afrontado muchos gobiernos durante la pandemia es la de distribuir de manera adecuada las ayudas puestas en marcha para paliar los efectos económicos del coronavirus, como ha sucedido en España con la tramitación y el cobro del ingreso mínimo vital (IMV) o los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que han provocado retrasos que todavía persisten.

Para paliar esa deficiencia, 2 antiguos economistas de la Reserva Federal de Estados Unidos, Julia Coronado y Simon Potter, han propuesto recientemente la creación de una herramienta monetaria, denominada bonos de seguro de recesión, que permita hacer llegar las ayudas directamente al bolsillo de cada ciudadano, aprovechando los últimos avances en pagos digitales.

Coronado y Potter explicaron su propuesta el mes pasado en una entrevista en Bloomberg, detallando que el Congreso de Estados Unidos podría a disposición de la Reserva Federal un porcentaje del PIB para repartirlo equitativamente entre todos los hogares a través de los bonos de seguro de recesión, que permanecerían inactivos hasta que aumente la inflación o el desempleo, momento en el que se activarían automáticamente, dando acceso a sus fondos.

Este miércoles, la presidenta de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, ha asegurado en un simposio que la institución ha asumido la propuesta de Coronado y Potter, afirmando que cada estadounidense podría contar con una cuenta en la Fed en la que pueda recibir ayudas de emergencia en dinero electrónico.

Ayudas inmediatas mediante dinero digital

"La experiencia con los pagos de emergencia durante la pandemia", ha señalado Mester, "ha puesto de relieve una idea que ya estaba ganando mayor atención en los bancos centrales de todo el mundo, como son las Central Bank Digital Currency (CBDC)", es decir, divisas electrónicas basadas en tecnología blockchain y bajo el control de los bancos centrales, como el proyecto de euro digital que está desarrollando el Banco Central Europeo (BCE).

Esta propuesta supone un cambio drástico en la política monetaria, según asegura a Business Insider España el profesor de Finanzas de ICADE Business School, Luis Garvía, que señala que implicaría pasar del modelo planificado tradicional a "automatizar los procesos de salvaguarda" mediante "un sistema que realmente consigue trasladar el impacto de la política monetaria directamente al ciudadano".

Garvía afirma que esta propuesta de la Reserva Federal "abre una puerta a programar la política monetaria, que es un cambio brutal, pero totalmente adecuado y razonable con los tiempos que corren", destacando la importancia de contar con una respuesta automatizada ante un impacto "como puede ser el coronavirus, cualquier flash crash asociado con internet, un ataque terrorista o un shock que haga que el mundo cambie en muy poco tiempo".

El profesor explica que la herramienta monetaria que propone la Fed se activaría si los tipos de interés llegan a cero o si la tasa de desempleo aumenta un 0,5%. "Realmente lo que están diciendo es que tienen la pistola cargada para disparar y ahí hay 2 mensajes importantes: por un lado, que es inminente que lo vayan a hacer y que hacerlo responde a cambios sociales que hagan que aumente la desigualdad", asegura.

Leer más: Una medida crucial contra la pobreza, aunque con limitaciones más o menos decisivas para sus objetivos: qué opinan los expertos del ingreso mínimo vital que acaba de aprobar el Consejo de Ministros

Este planteamiento supone que "la política monetaria va a actuar en función de cómo funcione el mundo", según Garvía, que destaca que esta idea de inmediatez supone una novedad, dado que "hasta ahora pasaban las cosas, pasaba el tiempo y el banco central actuaba, ahora lo que están diciendo es tomar la decisión antes de que sucedan, y es una decisión muy importante, que es inyectar dinero directamente en el bolsillo del contribuyente". 

No obstante, el profesor de Finanzas advierte de que este nuevo sistema "supone una amenaza más para el negocio bancario, dado que hasta ahora el banco central inyectaba dinero a través de los bancos y los bancos eran los que lo repartían". Esa amenaza, según Garvía, se suma a los tipos de interés negativos, que señala que "hacen mucho daño a la banca porque reducen el margen de intermediación".

Luis Garvía anticipa que la puesta en marcha de las ayudas directas en dinero electrónico podría dar pie a ciberataques, afirmando que "en cuanto a la Fed tenga montado este sistema, probablemente antes de un mes haya un ataque hacker". Sin embargo, resta importancia a este riesgo, destacando que cuando EEUU repartió cheques de ayuda directa ante el coronavirus, se dieron casos de austríacos que recibieron esos cheques y "nadie se entera y no pasa nada porque el sistema sigue teniendo confianza".

Un remedio a los retrasos de los ERTE y el ingreso mínimo

Si se aplicase una iniciativa similar en España, Garvía considera que se agilizaría la tramitación y el cobro de ayudas como el ingreso mínimo vital o los ERTE, "como un bidón de oxígeno que llegaría automáticamente a la cuenta del ciudadano que lo necesite", reduciendo los problemas burocráticos y de financiación que han lastrado la distribución de los fondos entre los beneficiarios.

El profesor de ICADE Business School asegura que "el ciudadano que está esperando ingresar o recibir el ingreso del Ingreso Mínimo Vital, que no lo está recibiendo por 2 motivos, por la burocracia y porque aunque la burocracia funcionase bien, España no tiene dinero y se lo tienen que pedir a Europa y Europa se lo pide al BCE".

Aplicar esa medida a Europa, sin embargo, supondría un choque para la mentalidad alemana, según Luis Garvía, que asegura que "que tiene miedo a la inflación y le gustan las cosas planificadas", al estilo de la política monetaria tradicional. Sin embargo, la propuesta de la Fed da a entender el potencial del dinero digital para hacer llegar la política monetaria directamente a los ciudadanos, eliminando problemas técnicos y trabas burocráticas.

LEER TAMBIÉN: Así será el euro digital: Europa pone en fase de pruebas su alternativa a las criptomonedas y a las divisas electrónicas de China y Rusia

LEER TAMBIÉN: Qué es, cómo se solicita y cuáles son las condiciones del ingreso mínimo vital

LEER TAMBIÉN: El pago de las prestaciones de la Seguridad Social acumula retrasos de hasta 3 meses

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Reserva Federal
  2. Banco Central Europeo
  3. Dinero
  4. Criptomonedas
  5. Banca
  6. Trending
  7. Top