Un viaje al interior del metaverso: qué es esta nueva dimensión digital en la que las grandes compañías quieren meter a sus usuarios y cómo te afectará

  • Desde que el CEO y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunciara la construcción del metaverso, la palabra no para de aparecer por todos lados. Pero, ¿qué es?
  • Esto es todo lo que necesitas saber sobre los mundos digitales en los que las grandes multinacionales quieren introducir a sus usuarios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Para entender cómo puede ser el futuro con el metaverso, puedes ver Tron, Ready Player One o capítulos de Black Mirror como San Junípero.

Si no has visto ninguna de esas películas o series, sigue leyendo.

El futuro de internet está en el aire. Sobre todo, después de que Mark Zuckerberg confirmara en octubre de este año los planes de que su compañía, antes Facebook, ahora Meta, sea la encargada de construir el próximo gran metaverso.

Metaverso es una palabra que no para de aparecer en todos los medios, pero muchas personas todavía desconocen sus verdaderas implicaciones. Hay expertos que afirman que el metaverso es la evolución natural de internet. Otros recuerdan metaversos que ya existieron antes y cuyo éxito puede ser cuestionado.

Lo que está claro es que desde hace años la industria se encamina hacia esta nueva dimensión digital. Una dimensión que será posible tanto por el desarrollo de las tecnologías de realidad aumentada (AR) o realidad virtual (RV) como por el despliegue de la nube y conexiones a la red con menos latencia.

Pero, ¿qué es exactamente el metaverso?

De Apple a Walt Disney: qué piensan los directivos de las empresas tecnológicas más importantes del mundo sobre el metaverso de Facebook

El concepto aparece por primera vez en 1992, en una novela de Neal Stephenson llamada Snow Crash. El título da algunas pistas: la obra de ficción narra, con tintes apocalípticos, la persecución que cruza al protagonista y al antagonista en un mundo virtual que se presenta como un videojuego. Otra aportación de Stephenson es la del término avatar para referirse a representaciones digitales.

Mark Zuckerberg anunció en octubre que Facebook pasaría a llamarse Meta y que buscaría la construcción de ese metaverso. Ahora, los usuarios de Meta no se ceñirán al uso de su popularísima red social. Podrán interactuar en un mundo digital, en el que se verán representados como avatares.

Pero Zuckerberg quiere garantizarle a sus usuarios una "sensación de presencialidad". ¿Cómo lo conseguirá? Convirtiendo su metaverso en un auténtico mundo digital de una inmersión absoluta. Para ello empleará las gafas Oculus de realidad virtual que Facebook lleva años desarrollando.

No solo gafas. El metaverso de Meta será "descentralizado" e "interoperable" entre dispositivos, por lo que es fácil imaginar que, además de por Oculus, será posible acceder a este nuevo mundo en línea desde otros dispositivos más convencionales, como el ordenador o el teléfono móvil. 

Pero la compañía ya está trabajando en unos guantes hápticos para garantizar que la sensación del tacto también esté presente en la red.

No es el primer acercamiento de Facebook al metaverso. La compañía presentó Horizon Workroom en agosto de 2021, con la idea de que la gente pudiese teletrabajar con dispositivos de realidad virtual. Este es, junto al de su inmersión, otro de los componentes clave de este nuevo mundo: no solo se va a jugar.

El metaverso que promueve Meta es uno en el que Zuckerberg quiere que sus usuarios socialicen, jueguen, trabajen. Que vivan.

Los metaversos que ya existen

En realidad, el concepto de metaverso no es nuevo. Un investigador español prefiere referirse al mundo que diseña Meta como cibermundo, ya que etimológicamente es más apropiado: el prefijo cíber proviene del griego kyberneo (el arte de pilotar una nave) que se trasladó al latín como gubernare (gobernar).

De este modo, Israel V. Márquez explica en este artículo que el concepto de cibermundo es más propio, al recordar que estos metaversos son en realidad universos digitales controlados por alguien. En este caso ese alguien será Facebook. ¿Será Zuckerberg el encargado de poner las normas en esta nueva dimensión?

Por supuesto, Meta no es la única compañía interesada en la construcción de este metaverso. De hecho, estos metaversos ya existen, pero todavía no son compatibles con nuevas tecnologías como el AR o el VR. Un buen ejemplo de ello es Second Life, una popular plataforma desarrollada por Nimen Lab que lleva en funcionamiento casi 20 años.

El metaverso de Mark Zuckerberg podría fracturar el mundo tal como lo conocemos al permitir que las personas "bloqueen la realidad" y hacer que empeore la polarización

Es un mundo tridimensional a través del cual los usuarios pueden charlar y moverse en entornos creados por ellos mismos. Un departamento de la Universidad de Málaga imparte incluso clases de radiología y medicina a través de este sistema desde hace una década.

Pero otros servicios de los que quizás hayas oído hablar también puedan ser equiparables al concepto de metaverso. Por ejemplo, el videojuego desarrollado por Epic Games, Fortnite. En él, 99 jugadores se enfrentan en una isla que se va estrechando y gana el último en pie. Pero, además de competir y dispararse, los jugadores pueden comprar accesorios para sus avatares. Incluso bailes.

Más allá: Second Life albergó un concierto de U2 y un mitin de Gaspar Llamazares cuando este era candidato a la presidencia del Gobierno por Izquierda Unida. Fortnite, por su parte, ha celebrado conciertos como el de Marshmello o Ariana Grande.

¿Qué los hace asimilables al metaverso? La idea de que varios usuarios interactúan entre ellos mismos en un espacio tridimensional mediante unos avatares. Solo que el metaverso que llegará en los próximos años será algo más que un juego: también será un espacio para socializar y trabajar.

Lo cierto es que el metaverso resulta atractivo para muchas marcas. Uno de los mayores sellos discográficos ha aprovechado la tecnología de los tokens no fungibles (NFT) para registrar el que sería el primer conjunto musical del metaverso. Ya se están vendiendo parcelas en estos universos digitales. Los trabajos del futuro podrían ir desde cuidadores de mascotas digitales a modistas de avatares.

Las posibilidades son infinitas y eso lo saben títulos como Fortnite o Roblox, un juego en el que participan cada mes más de 200.000 niños y adolescentes. 

Un metaverso con un sinfín de oportunidades de inversión

Mark Zuckerberg mostrando su avatar del "metaverso" durante Connect 2021.
Mark Zuckerberg mostrando su avatar del "metaverso" durante Connect 2021.

Facebook

El metaverso aún se encuentra en sus etapas iniciales, pero la infraestructura se está construyendo pieza por pieza y las actitudes sociales están cambiando de tal modo que pronto podremos estar listos para experimentar una nueva era de internet. 

Aunque se puede demorar varios años para que las experiencias del metaverso completamente formadas e inmersivas se vuelvan omnipresentes, están surgiendo oportunidades de inversión en etapas más tempranas en múltiples segmentos relaciones con este negocio, como las redes sociales, los videojuegos, el comercio electrónico y el blockchain. 

Las oportunidades del lado de la inversión parece que serán cada vez más amplias. Y van más allá de Facebook y su apuesta por este avance en el espectro de la tecnología.

Ya hay ejemplos más representativos sobre el metaverso que han sido dibujados estos años. La popular experiencia de Roblox, Adopt Me!, cuenta con un promedio de 6.200 millones de visitas anuales desde su lanzamiento, en julio de 2017. 

El metaverso será el gran tema de moda para los inversores y muchas acciones ya se están beneficiando de ello, según Morgan Stanley

En la medida en que viajar por mundos virtuales y el mundo real son casi comparables, el metaverso podría convertirse en una forma económica de transporte masivo a demanda para conocer nuevos lugares, personas y culturas.

En agosto de 2021, Facebook dio un gran paso hacia una oferta de metaverso cuando presentó Horizon Workrooms, el espacio para teletrabajar en la realidad virtual. Para entrar en la sala de trabajo se necesitan unas lentes de realidad virtual de Oculus y descargar la app gratuita. 

Todo esto evidencia el potencial que puede trasladarse en todo lo referente a los mercados.

El desarrollo del metaverso puede producir experiencias más centralizadas y diferenciadas en la actualidad, pero está trabajando hacia un estado final que está totalmente descentralizado. Y, a diferencia de Ready Player One, representa un metaverso donde el mundo real se queda atrás para dejar paso a un mundo virtual infinito. De ahí a que sea probable que surjan varios metaversos.

Así como Apple construyó un ecosistema donde los desarrolladores venden sus aplicaciones, un próspero metaverso requiere una sólida base de desarrolladores de terceros que venda experiencias y accesorios. 

Si los 200.000 millones de dólares (177.417 millones de euros) obtenidos por los desarrolladores de la App Store de Apple entre 2008 y 2020 sirven como indicación, la economía para los desarrolladores en el metaverso podría ser masiva.

Redes sociales y videojuegos, las mejor situadas

Los desarrolladores de Roblox ganaron 328,7 millones de dólares en 2020 y 248,7 millones solo en el primer semestre de 2021.

Hay potencial de crecimiento similar del lado del creador: YouTube, de Alphabet, pagó a los creadores un total de 30.000 millones de dólares en los últimos tres años. A menudo, los ingresos de los desarrolladores a menudo se comparten con las propias redes sociales o plataformas de videojuegos. 

Del mismo modo que Apple recibe un 3 % de los ingresos de las tiendas de aplicaciones, es probable que las plataformas de metaversos extraigan un modelo económico similar.

“En el centro de este potencial están las empresas de redes sociales y videojuegos, que aprovechan sus grandes bases de usuarios, plataformas de creadores, experiencias con eventos digitales en vivo y hardware de vanguardia para construir los cimientos del metaverso”, asegura Pedro Palandrani, analista de Global X. 

La carrera por el metaverso ya ha empezado: el gigante detrás de WeChat o 'Fortnite' tiene potencial para plantar cara a Meta, pero primero deberá esquivar al Gobierno chino

Además de eso, es probable que las poderosas empresas de comercio electrónico se beneficien de nuevos canales y características de ventas, mientras que las empresas de cadena de bloques serán esenciales para proporcionar la infraestructura financiera subyacente a la economía del metaverso. 

"Aunque en el mundo real cada uno de estos temas sigue ocasionando disrupción y redefiniendo el statu quo, creemos que el metaverso presenta miles de millones de dólares de nuevas oportunidades para cada uno de estos temas", dice Palandrini.

En un informe reciente, el banco de inversión Jefferies reconoce pone nombre a las compañías que pueden aprovechar este empuje del metaverso más allá de Roblox, como Epic Games, creador de Fortnite, o Activision Blizzard Electronic Arts, y el software interactivo Take-Two con Grand Theft Auto.

"Lo que todos estos juegos multijugador tienen en común es que se están convirtiendo rápidamente en redes sociales de gran dimensión y por lo que Mark Zuckerberg ha mostrado un gran interés en dar una gran vuelta de tuerca al metaverso", asegura Jefferies.

El papel del 'blockchain'

Pero el potencial en los mercados trasciende las compañías cotizadas. El advenimiento de los activos digitales y las criptomonedas, como el bitcoin, marcó el comienzo de una nueva fase en este proceso de  cambio tecnológico. 

“Un ejemplo es Sandbox (piensa que Runescape se encuentra con Minecraft) donde el token criptográfico nativo (SAND) tiene una capitalización de mercado actual equivalente a unos 2.000 millones de dólares”, concreta Benjamin Dean, director de activos digitales en WisdomTree. 

La 'madrina del metaverso' lidera una academia en el que la enseñanza se vende como NFT: 4 maneras de diversificar para aprovecharse del 'boom' del metaverso como inversor

Otro mundo virtual, Decentraland, tiene un token (MANA) valorado 4.400 millones de dólares en términos de capitalización de mercado. Y esta es una tendencia que, según el experto de WisdomTree, continuará durante los próximos años.

A medida que las transacciones financieras se pasen al metaverso, surgirán nuevos servicios. Los usuarios deberán convertir fácilmente entre divisas fiduciarias y digitales, realizar transacciones en divisas digitales para comprar bienes y custodiar sus compras digitales en algún lugar. 

Las empresas de tecnología financiera, especialmente aquellas que se centran en la cadena de bloques, podrían desempeñar un papel fundamental a la hora de facilitar estas transacciones y en la garantía de una propiedad legítima. A cambio, es probable que estas empresas cobren por transacciones, las conversiones de divisas extranjeras/virtuales y, o también, servicios de custodia.

Jefferies cree que las criptomonedas y los tokens no fungibles, o NFT, que pueden demostrar la propiedad de imágenes digitales, serán útiles en el metaverso. Morgan Stanley, por su parte, señala que las funciones del metaverso se extenderán más allá de los juegos y las redes sociales: desde compras a conciertos, pasando por educación, viajes virtuales e incluso citas.

El viaje no ha hecho más que empezar.

Otros artículos interesantes:

Disney apuesta por uno de los campos más fértiles para el entretenimiento del futuro: el metaverso

Por qué el metaverso es una oportunidad de negocio de un billón de dólares, según el gigante de las criptomonedas Grayscale

El buscador de Google y no el metaverso será la pieza clave para el futuro del gigante tecnológico, según Sundar Pichai

Te recomendamos

Y además