Pasar al contenido principal

Por qué a los mosquitos les atraen más unas personas que otras

  • Si alguna vez te han picado los mosquitos, es probable que te sientas especialmente señalado, sobre todo si estás con más gente a la que no han picado. Sí, te tienen manía.
  • Las hembras de los mosquitos (que son las únicas que se alimentan de sangre) efectivamente se sienten atraídas por algunos humanos más que por otros.
  • Se trata de una combinación de tu olor corporal, la temperatura de tu cuerpo, tu tipo sanguíneo o los perfumes que utilices que acaban provocando que una mayor o menos atracción. 

Esta es la transcripción del vídeo.

Por favor, no te sientas ni señalado, ni especial  ni te veas a ti mismo como uno de los “elegidos”. Muerden a todo el mundo, es solo la naturaleza inherente a la bestia. 
No hay absolutamente ninguna verdad en los persistentes mitos de que los mosquitos prefieren picar a la chicas más que a los chicos, que prefieren a la rubias y a las pelirrojas más que a las que tienen el pelo más oscuro, o que cuánto más oscuro o más coriáceo sea tu piel, más seguro estarás frente a su mordedura.

Es cierto, sin embargo, que tienen favoritos y se deleitan con algunos más que con otros. El tipo sanguíneo 0 parece ser la elección sobre los tipos A y B, o su mezcla. Las personas con sangre tipo 0 son mordidas dos veces más que las personas con sangre tipo A, y el tipo B suele estar en medio. 

Disney-Pixar hizo bien sus tareas cuando mostró a un mosquito borracho pidiendo un Bloody Mary 0-positivo en la película “Bichos” de 1998. Aquellos que tienen niveles naturales más altos de ciertos elementos químicos en su piel, particularmente el ácido láctico, también parecen ser más atractivos. A partir de estos elementos, pueden analizar qué tipo de sangre tienes.

Leer más: Inventan el truco definitivo para acabar con los mosquitos: un láser que los localiza estén donde estén

Estos son los mismos químicos que determinan el nivel de bacterias en la piel y el olor corporal único de cada individuo. Puede que molestes a los demás, o incluso a ti mismo pero tener un ligero olor a rancio es algo bueno, ya que aumenta el nivel de bacterias en la piel, lo que te hace menos atractivo para los mosquitos.

La limpieza es un ligero respiro, excepto por los pies apestosos, que emiten una bacteria, la misma que madura y desmenuza ciertos quesos, y que es un afrodisíaco para los mosquitos. 
A los mosquitos también les atrae los desodorantes, los perfumes, los jabones y todas las fragancias que te apliques. Aunque esto pueda parecer injusto en muchos sentidos, tienen mucha afinidad por los bebedores de cerveza.

El uso de colores brillantes tampoco es una sabia elección, ya que caza tanto por la vista como por el olfato, este último dependiendo principalmente de la cantidad de dióxido de carbono exhalado por el objetivo potencial.

Por lo tanto, todas tus exhalaciones y resoplidos solo atraen más a los mosquitos y te pone en mayor riesgo. Puede oler el dióxido de carbono a más de 200 pies de distancia (60 metros). Cuando haces ejercicio, por ejemplo, emites más dióxido de carbono al aumentar la frecuencia de entrada y salida de aire.  También sudas, liberando esos apetitosos productos químicos, principalmente ácido láctico, que suele llamar la atención del mosquito. Por último, la temperatura de tu cuerpo aumenta, lo que es una señal de calor fácilmente identificable para tu futuro atormentador.

De media, las mujeres embarazadas sufren el doble de mordeduras, ya que respiran un 20% más de dióxido de carbono y tuenen una temperatura corporal ligeramente elevada. Como ves, son malas noticias para la madre y para el feto cuando hablamos de infecciones por Zika y malaria

Por favor, no te duches, no uses desodorantes y haz menos ejercicios, deja de lado la cerveza y aléjate de tus queridas camisetas brillantes por un momento. Desafortunadamente, el 85% de lo que te hace atractivo para los mosquitos está "preinstalado" en tu carga genética, ya sea el tipo sanguíneo, los químicos naturales, bacterias o niveles de CO2, metabolismo, el olor y el hedor. 

Al final, el mosquito encontrará la sangre en cualquier objetivo con el que tenga la mínima oportunidad. 
 

Y además