Netflix justifica su primera caída de suscriptores en una década en la posibilidad de compartir contraseña y trabaja en medidas para poner fin a esta práctica

Reed Hastings y Ted Sarandos, los CEO de Netflix, en una foto de archivo de 2016.
Reed Hastings y Ted Sarandos, los CEO de Netflix, en una foto de archivo de 2016.

Reuters

Por primera vez en los últimos 10 años, Netflix ha perdido suscriptores. 

Así se desprende de su cuenta de resultados del primer trimestre del año, donde el gigante del streaming tampoco es muy positivo con respecto al próximo trimestre y espera perder 2 millones de suscriptores más. 

¿El motivo principal? Netflix tiene claro que se debe a la posibilidad de compartir contraseña que tienen los usuarios. Algo que impide sumar nuevos suscriptores y como es lógico, más ingresos. 

"Nos dimos cuenta de todo el intercambio de cuentas, que siempre hemos tenido, eso no es algo nuevo, pero cuando sumas eso, estamos obteniendo una penetración de mercado bastante alta", apunta Reed Hastings el CO-CEO de Netflix, en la carta a los accionistas. 

"Y eso, combinado con la competencia, es realmente lo que creemos que está impulsando la menor adquisición y el menor crecimiento", agrega. 

Hay que dejar claro que esta bajada de usuarios también se debe al bloqueo total en Rusia, por la guerra con Ucrania, que ha eliminado por completo 700.000 cuentas de suscriptores, pero hay algo que Netflix no cuenta: el aumento de precios que hace año tras año

Desde enero de este año, el coste de la suscripción básica es de 15 dólares, mientras que la premium está en casi 20 dólares en Estados Unidos y Canadá —algo que se reflejará en más países en el futuro—, y que ha provocado la caída de 600.000 cuentas en territorio americano

Actualmente, Netflix tiene 222 millones de suscriptores en todo el mundo y se estima que 100 millones de hogares adicionales están utilizando el servicio a través de una contraseña compartida y el gigante del streaming tiene la intención de acabar con esta práctica. 

Uno de los analistas más escépticos con Netflix eleva sus previsiones en plena ralentización del aumento de suscriptores: cuáles son los grandes retos para la empresa, según los expertos

En marzo de este año, Netflix comenzó a probar una nueva función en Chile, Costa Rica y Perú que tiene la clara intención de acabar con el intercambio de contraseñas

Su funcionamiento es muy simple: permite a los clientes agregar cuentas para hasta 2 personas que no viven en la misma casa por un cargo mensual adicional

"Hay una amplia gama de compromisos cuando se trata de compartir hogares, desde una visualización alta hasta una ocasional", revela la compañía en su carta a los accionistas. "Entonces, si bien no podremos monetizar todo en este momento, creemos que es una gran oportunidad a corto y mediano plazo".

"Estamos tratando de encontrar un enfoque equilibrado", añade Greg Peters, director de operaciones y productos, en la entrevista de ganancias. "Para establecer sus expectativas, creo que vamos a pasar un año más o menos iterando y luego implementando todo eso para que podamos lanzar esa solución a nivel mundial, incluidos mercados como Estados Unidos".

"A medida que trabajamos para monetizar el intercambio, el crecimiento [del ingreso promedio por membresía], los ingresos y la visualización se convertirán en indicadores más importantes de nuestro éxito que el crecimiento de la membresía", sentencia la compañía en la carta.

Otros artículos interesantes:

Netflix lanza un botón de doble pulgar arriba para afinar todavía más las recomendaciones

Netflix estudiará lanzar un plan más barato con anuncios, pero ese modelo podría no ser rentable según los expertos, incluso con 8.000 millones en ingresos potenciales

Un ejecutivo de Netflix revela la estrategia detrás de 'Preguntados' y cómo los contenidos interactivos encajan en la apuesta de la compañía por los juegos

Te recomendamos