Pasar al contenido principal

Los niños con coronavirus que necesitan hospitalización presentan síntomas digestivos, según un nuevo estudio

Los problemas digestivos fueron un síntoma temprano de coronavirus para 5 niños que necesitaban tratamiento hospitalario, según un estudio.
Getty Images
  • Un informe clínico publicado en Frontiers ha examinado a 5 niños que estaban enfermos con COVID-19 en Wuhan, China.
  • Al llegar a la sala de emergencias, los pequeños no evidenciaban problemas respiratorios, pero sí digestivos.
  • Según los autores del estudio, los niños pueden tener diferentes síntomas de COVID-19 que los adultos.
  • A su vez, el informe es otra de las pruebas de que estos pueden enfermarse gravemente con el nuevo coronavirus, aunque sigue siendo mucho más raro que en los adultos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los problemas digestivos fueron el primer síntoma del nuevo coronavirus en 5 niños admitidos en una de las salas de emergencias de Wuhan, China, según un nuevo informe clínico publicado en la revista Frontiers.

Ninguno de ellos había experimentado tos o dificultad para respirar, síntomas que se consideraban típicos en todos los pacientes con COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

El informe sugiere que los síntomas de COVID-19 de los niños pueden diferir al de los de los adultos, y es otra de las evidencias de que pueden enfermarse gravemente con el nuevo coronavirus, igual que las personas mayores —aunque la probabilidad de que ocurra es todavía excepcional.

Leer más: ¿Qué es el síndrome o enfermedad de Kawasaki en niños?

Tres de ellos, que tenían todos entre 2 meses y 5 años de edad, requirieron operaciones de emergencia durante la temprana aparición de la enfermedad.

Cuatro de los 5 niños tenían fiebre, mientras que 1 no presentaba ni fiebre ni tos. Además, en 3 de ellos fue imposible determinar claramente dónde o cómo habían estado expuestos al COVID-19.

Resultados que coinciden con el estudio publicado en Pediatrics en marzo, que concluía que los niños menores de 5 años suelen tener síntomas más graves debido a su inmadurez inmunológica por no haberse contagiado con ningún otro virus previamente. 

Los problemas digestivos fueron un síntoma temprano de coronavirus para 5 niños que necesitaban tratamiento hospitalario, según un estudio.
AP/Whitney Curtis

"Los 5 casos eran especialmente relevantes porque los pacientes no tenían inicialmente ningún síntoma respiratorio cuando se presentaron en urgencias. Sin embargo, necesitaban consejos médicos para problemas no relacionados con el departamento de emergencias", detalla los autores del estudio.

Los sistemas gastrointestinales podrían ser una ruta adicional de infección, teorizan los autores. De hecho, estudios anteriores han mostrado que el virus se adhiere al receptor ACE2, que se encuentra en las células del pulmón y los intestinos.

No obstante, hay claras limitaciones en el estudio. Sólo involucró a 5 niños, y las pruebas de COVID-19 pueden ocasionalmente producir falsos positivos.

Los investigadores concluyeron que los médicos deberían considerar la posibilidad de infección por COVID-19 si los niños muestran problemas digestivos y, más, si presentan fiebre o han sido expuestos al virus.

El estudio aporta más evidencias de que los niños pueden enfermarse gravemente con COVID-19

Aunque los niños tienen una tasa de infección relativamente baja la investigación forma parte de un creciente cúmulo de pruebas que analizan las formas en que los niños pueden enfermarse gravemente por el virus.

La gran mayoría de ellos tenían enfermedades subyacentes como el cáncer o la parálisis cerebral. Uno de los ejemplos que se reflejaron en el estudio publicado por JAMA que examinó a 48 niños enfermos críticos, y encontró que 40 de ellos tenían síntomas preexistentes.

Para otros, el COVID-19 parece estar relacionado con un síndrome no identificado que tiene síntomas similares a los de la enfermedad de Kawasaki.

Leer más: Los misterios médicos del coronavirus que siguen sin respuesta

Al menos 100 niños en Europa, y 99 en Estados Unidos —de los que 5 han fallecido en Nueva York—, están siendo tratados por lo que los médicos llaman "enfermedad inflamatoria multisistémica". Los síntomas incluyen ojos y labios rojos, erupciones y manos y pies hinchados.

Y, ante situaciones como esta, hay mucho que el sistema médico no entiende sobre el efecto del nuevo coronavirus en los más pequeños.

Un grupo de médicos ha establecido un nuevo registro para llevar un control de las pacientes embarazadas con COVID-19, y el Instituto Nacional de Salud de EEUU ha lanzado un nuevo estudio para exploras cómo el nuevo coronavirus afecta a los niños.

Y además