El Consejo de Ministros aprueba hoy la ley de startups con novedades en la tributación de las 'stock options' y un marco para el "emprendedor en serie"

Nadia Calviño

Reuters

  • El Consejo de Ministros aprobará este viernes la ley de startups después de un período de audiencia pública que comenzó en verano de 2021.
  • Fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos esperan que la norma entre en vigor a mediados de 2022 gracias a una tramitación parlamentaria ágil.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El anteproyecto de ley de startups salió a audiencia pública este verano. Casi medio año después, el texto llegará este viernes al Consejo de Ministros para que se apruebe definitivamente e inicie su travesía parlamentaria, con la esperanza puesta en que acabe entrando en vigor poco después del verano de 2022. Lo hace además con ligeros cambios.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital han reconocido que el ecosistema emprendedor español dio "una buena acogida" al texto que se presentó en verano, aunque "pidió un esfuerzo adicional" y elevar "el nivel de ambición". 

Algo que ya reconoció la propia secretaria de Estado de Digitalización, Carme Artigas, en una entrevista con Business Insider España semanas después de que se presentara aquel anteproyecto. De esa falta de ambición nace el proyecto de ley definitivo que recibirá luz verde en la reunión del Gobierno de hoy.

España lidera la carrera tecnológica en el sur de Europa tras alumbrar 12 unicornios y ya es el sexto país europeo con más financiación para startups

El texto, que ha contado con la participación de hasta diez ministerios como coproponentes, presentará dos importantes novedades en materia fiscal. Una afectará a los trabajadores de las empresas emergentes que serán tildadas de startups, mientras que el otro beneficio, que en realidad se trataría de "una clarificación", según fuentes del Ministerio, la disfrutarán los inversores.

Tienen que ver con las stock options y con los carried interests.

Las 'stock options' solo se liquidarán al vender

Las stock options son un mecanismo que permite a la compañía incluir dentro de la remuneración de un empleado "opciones para adquirir acciones de la empresa durante un periodo de tiempo" y "habitualmente a un precio inferior a mercado", explicaba Ignasi Costas, socio responsable del Área de Innovación y Emprendimiento del despacho de abogados DWF-RCD.

Ya el anteproyecto que trascendió a audiencia pública contemplaba un aumento en la exención de su tributación como rendimientos del trabajo a estas stock options en startups: de los 12.000 a los 45.000 euros anuales, que fuentes del Ministerio ahora elevan a 50.000. 

Más allá de la cuantía de la exención, otro de los problemas a los que se enfrentan las startups españolas en caso de que quieran ofrecer estas opciones sobre acciones es su tributación por parte de los trabajadores que las perciban. Ahora, el Ministerio de Asuntos Económicos ha introducido cambios.

El devengo de los rendimientos del trabajo, igual que con los rendimientos del capital, se retrasará hasta el evento de liquidez, resumían las mismas fuentes del departamento que dirige Nadia Calviño. El trabajador que reciba las stock options no cotizará cuando las reciba o cuando las compre. Solo las liquidará cuando las venda.

143 startups españolas que los fondos y expertos tienen en su radar en 2021

Para entender la pertinencia de esta medida hay que distinguir tres momentos sobre estas stock options: el primero, cuando se entregan estas opciones al empleado. El segundo, cuando el trabajador decide ejecutarlas (y por ende, comprarlas). El tercero, cuando las vende. En el primer caso no se tributaban, siempre y cuando no fuesen transmisibles.

En el segundo momento, los trabajadores debían tributar al Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) por la diferencia entre el precio marcado de la acción y el precio al que puede comprarla, que generalmente será menor, y como una retribución en especie. 

"El principal inconveniente de este régimen es que debe pagarse el impuesto aunque no comporte un rendimiento líquido", resumía Iñaki Silva, también de DWF-RCD.

Aclaraciones sobre los 'carried interest' y los emprendedores en serie

Los gestores de los fondos, además de los beneficios que obtienen por sus inversiones a título particular, también pueden obtener una comisión conocida como carried interest. Se trata de una comisión que los gestores ganan cuando hacen bien su trabajo. En el anteproyecto que se conoció durante la audiencia pública no se hizo mención alguna a los mismos.

Ahora fuentes del Ministerio avanzan que el proyecto que se conocerá hoy incluirá aclaraciones sobre el concepto de carried interest. Disfrutarán de una exención del 50% sin límite y como rendimientos del ahorro. 

Del mismo modo, otro punto que se criticó mucho del anteproyecto anterior fue la propia definición de startup. Laura Urquizu, CEO de Red Points y una de las emprendedoras que acompañó al presidente Pedro Sánchez en su gira por EEUU hace unos meses, lo consideraba así en un evento organizado por este medio:

"Se excluye de inicio este perfil. Hay emprendedores en serie en toda Europa para los que España es un país atractivo por muchas razones. Podrían venir al país a montar su tercera o cuarta empresa. Igual no lo hacen a pesar de que en Londres el clima o la calidad de vida sean peores", lamentó.

Volver al barro cuando otros todavía están empezando: 5 emprendedores de éxito explican qué les llevó a empezar a invertir en otros proyectos antes de cumplir los 35 años

En palabras de Urquizu, el anteproyecto excluía la figura de "emprendedor en serie" ya que la norma no consideraría a una empresa "emergente" si su fundador había creado con anterioridad una sociedad que se hubiese beneficiado de esta ley.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos aclaran que se trató de un malentendido tal y como se había descrito en el texto: se formuló esa exclusión para evitar fraude, en el caso de que una empresa, cuando fuese a superar los cinco años acogida a la ley de startups, se disolviera y el empresario fundara una nueva compañía con los mismos activos para reiniciar esas ventajas.

Así, el nuevo proyecto de ley que saldrá aprobado este viernes contemplará ese concepto de emprendedor en serie: emprendedores que se podrán beneficiar de que su empresa sea certificada como startup hasta en tres ocasiones. Por su parte, fuentes del Ministerio han ratificado a la ENISA como el órgano que expedirá esos certificados.

Las mismas fuentes han aclarado que la Oficina Nacional de Emprendimiento que el Gobierno pondrá en marcha en 2022 también será una especie ventanilla única donde los emprendedores digitales podrán acceder a todo tipo de información y procesos sobre ayudas de distintas administraciones, como diferentes ministerios o comunidades autónomas.

Otras novedades

Muchos de los puntos del anteproyecto se mantendrán en la norma que saldrá hoy del Consejo de Ministros, y que iniciará su andadura parlamentaria en las próximas semanas. Se han mantenido contactos informales con grupos de la oposición para garantizar que la travesía por las Cortes sea lo más ágil posible.

Así, se espera que si no se logra aprobar antes de verano, que al menos su entrada en vigor llegue inmediatamente después de la temporada estival de 2022.

Algunas de las novedades que contemplará la norma que la vicepresidenta primera Nadia Calviño presentará este viernes es la de las ayudas a inversores. En el anteproyecto ya se establecía que se elevaría hasta los 100.000 euros anuales la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación.

¿Cuánto cuesta abrir un negocio? Esta es la inversión que se necesita en España y en cada país del mundo

En este marco en concreto, fuentes de Asuntos Económicos destacan que este beneficio fiscal también lo podrán disfrutar los propios emprendedores, y no solo los inversores. Además, se eliminarán las cotizaciones a la Seguridad Social duplicadas en caso de que haya emprendedores que estén montando una startup mientras trabajan por cuenta ajena en otra compañía durante 3 años.

También se concretan algunos beneficios fiscales que disfrutarán aquellos nómadas digitales que quieran venir a trabajar a España, también para trabajadores autónomos, emprendedores y trabajadores de empresas extranjeras del ámbito digital. Estos visados especiales también servirán para atraer el talento español que emigró hace años.

En el Ministerio de Asuntos Económicos entienden que el proyecto de ley de startups, conocido como Proyecto de Ley de Fomento del Ecosistema de Empresas Emergentes, satisfará al ecosistema y responde a unas particularidades muy concretas de estas compañías, ya que generan puestos de trabajo muy cualificados y disputan "una batalla global por el talento".

Por esa misma razón, las mismas fuentes aseveran que la ratificación de la fundación de una Asociación de Naciones Emprendedoras, de la que España será una de las 7 socias fundadoras, es otra demostración de este compromiso con el ecosistema emprendedor.

Otros artículos interesantes:

Cómo un par de fundadores de startups consiguieron su primer millón de dólares tras ser rechazados por 500 inversores

Nuevo 'exit' en el ecosistema español: la británica Cazoo compra la startup barcelonesa de 'renting' Swipcar por 30 millones de euros

La puerta inteligente que recibe tus compras cuando no estás en casa: así es la creación de una startup española

Te recomendamos

Y además