El descubrimiento de un nuevo agujero negro supermasivo en miniatura podría ser la clave para averiguar cómo y por qué crecen tan rápido

Representación de un agujero negro.
Representación de un agujero negro.
Reuters / NASA
  • El descubrimiento de un nuevo agujero negro supermasivo mini podría explicar por qué existen estos elementos con una masa tan descomunal.
  • Hasta ahora no hay una explicación temporal que responda correctamente a la formación tan rápida de estos monstruos del universo.
  • Una de las hipótesis que más fuerza ha cogido es que los agujeros negros se forman a raíz de una semilla de masa estelar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los agujeros negros negros son de las cosas más aterradoras del universo. No solo por el hecho de se 'tragan' todo lo que le echen, si no también porque apenas se sabe muy poco sobre de ellos. Menos aún de los agujeros negros supermasivos que se encuentran en el centro de todas las galaxias.

Se sabe que los agujeros negros se forman tras el colapso gravitatorio de una estrella gigante que agota su combustible. Pero también se sabe que, desde que se cree que existen los agujeros negros, no ha habido tiempo suficiente como para que crezcan al tamaño supermasivo que han llegado a alcanzar.

Una de la teorías que más peso ha cogido sugiere que los agujeros negros aparecieron no mucho después del Big Bang, en la llamada edad oscura, mucho antes que las estrellas y planetas. A raíz de ir creciendo poco a poco, aumentaron su masa y, por tanto, su capacidad de atracción, formando en última instancia las galaxias con su característica forma de espiral.

Usando las ecuaciones de Kepler hay varias señales que indican que en el centro de todas las galaxias hay un agujero negro supermasivo de una masa tan descomunal que es capaz de hacer orbitar toda una galaxia a su alrededor. Cuanto más grande es la galaxia, más grande es el agujero negro que la sostiene.

Pero si los agujeros negros nacen de la muerte de estrellas gigantes y éstos ya existían antes de la formación de las primeras estrellas, ¿de dónde salieron estos supuestos agujeros negros primordiales?

Arrojar más luz sobre el misterio de cómo se forman estos agujeros negros sigue siendo un trabajo difícil para los astrónomos.

Entrar a un agujero negro supondría no poder predecir el futuro, una teoría que rompe con el determinismo de la relatividad general de Einstein

Sin embargo, el reciente descubrimiento de un agujero negro supermasivo en miniatura —apenas tiene 200.000 veces la masa del Sol—  en el centro de una galaxia enana trae nuevas esperanzas a los científicos.

A una distancia de apenas unos 110 millones de años luz se encuentra la galaxia enana de Mrk 462 y en el centro de ella está este nuevo mini descubrimiento, según recoge Science Alert.

"Este agujero negro en Mrk 462 se encuentra entre los más pequeños de los agujeros negros supermasivos o monstruosos", dice el astrónomo Jack Parker del Dartmouth College (Estados Unidos) en la 239ª reunión de la Sociedad Americana de Astronomía. "Los agujeros negros como este son claramente difíciles de encontrar".

Pero entonces, ¿esto qué significa? Este descubrimiento sugiere que algunos de los agujeros negros supermasivos se originarían a partir de semillas de masa estelar con una masa de hasta 100 veces menor a la masa del Sol.

La otra posibilidad que hay sobre la mesa es que, en el universo primitivo, las enormes y densas nubes de gas y polvo colapsaran gravitacionalmente formando esos agujeros negros primordiales

Esto choca con la hipótesis de la semilla de masa estelar y sugiere que las galaxias enanas son una rara avis dentro de la inmensidad del espacio.

Pero también se debe tener en cuenta que las galaxias enanas también son difíciles de encontrar debido a su tamaño y poco brillo en comparación con sus hermanas más grandes y brillantes.

Los astrónomos que descubrieron este agujero negro supermasivo en miniatura usaron el observatorio de rayos X Chandra de la NASA para estudiar 8 galaxias enanas en busca de agujeros negros supermasivos que estén activos. Solo Mrk 462 mostró datos de albergar uno en alimentación, según Science Alert.

La NASA recluta a varios sacerdotes para averiguar cómo reaccionaría la humanidad al descubrimiento de vida extraterrestre

Pero es que además, la medición de rayos X de alta y baja energía sugería que este agujero negro supermasivo estaba "oculto" o "enterrado" en una espesa nube de polvo. Apoyando, en teoría, el modelo de la formación de agujeros negros por semillas de masa estelar.

"Debido a que los agujeros negros enterrados son aún más difíciles de detectar que los expuestos, encontrar este ejemplo podría significar que hay muchas más galaxias enanas con agujeros negros similares", opina el astrónomo Ryan Hickox del Dartmouth College.

En los últimos años, se han anunciado nuevos descubrimientos de agujeros negros de tamaño medio en el centro de galaxias enanas y restos de galaxias enanas. Esto respaldaría la hipótesis de que estos agujeros negros supermasivos que nacen de semillas de masa estelar y crecen con una mayor rapidez.

No obstante, muchos de estos descubrimientos se encuentran limitados por la tecnología actual. Se espera que con el lanzamiento de mejores telescopios, como el reciente James Webb que observará el universo lejano y primigenio, además de buscar rastros de elementos de vida esparcidos por el cosmos.

"No podemos sacar conclusiones sólidas de un ejemplo, pero este resultado debería alentar búsquedas mucho más extensas de agujeros negros enterrados en galaxias enanas", sostiene Parker . "Estamos entusiasmados con lo que podríamos aprender".

Otros artículos interesantes:

Las imágenes espaciales más impresionantes de lo que llevamos de 2021 incluyen un fascinante agujero negro, una "galaxia perdida" y las increíbles corrientes en chorro de Júpiter

La ciencia podría haber dado por fin con la forma de extraer energía de un agujero negro

Una fascinante foto muestra cómo se mueven los potentes campos magnéticos alrededor de un agujero negro

Te recomendamos