Aplacar un 'otoño caliente' del que ya avisan los sindicatos y sintonizar con sus socios de cara al año electoral: el saldo de Pedro Sánchez en el debate del estado de la nación

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el debate del estado de la nación.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el debate del estado de la nación.

Moncloa Pool

Pedro Sánchez participó este martes en su primer debate del estado de la nación con un propósito: explicar su diagnóstico sobre las causas de la inflación, disparada en España, y explicar que los razonamientos que se hacen desde la oposición sobre la misma no tienen razón de ser.

Así lo explicitó el jefe del Ejecutivo, que en el discurso de apertura enfatizó cómo los ciudadanos pueden oír o bien a "curanderos" o bien a "médicos especialistas" sobre las causas de la espiral inflacionista. A juicio de Sánchez, los "curanderos" son aquellas voces que denuncian que la inflación supera los dos dígitos por culpa del Gobierno, extremo que el presidente del Gobierno rechazó de plano.

Pero, más allá de esos dardos a la oposición ?llegó a bromear con la idea de que Alberto Núñez Feijóo no podría intervenir por el Partido Popular, al no ser diputado en la Cámara Baja?, el discurso de Sánchez, así como las medidas anunciadas, demuestran cómo Moncloa ya está poniendo la vista en el año que viene. 2023 será año de elecciones, también a Cortes Generales.

Muchas de las medidas avanzadas este martes en el Hemiciclo se suman a las explicitadas en las últimas semanas en el marco del plan de respuesta a las consecuencias económicas derivadas de la guerra en Ucrania. Por ejemplo, gratuidad en los abonos para trenes de Renfe en Cercanías o Media Distancia, o dos nuevos impuestos para eléctricas y banca.

Estas iniciativas tienen carácter provisional, y a excepción de los nuevos gravámenes ?que se extenderán dos años, 2022 y 2023, y esperan recaudar 4 millones y 3 millones, respectivamente? se extenderán hasta el 31 de diciembre, después de que el Gobierno prorrogase el plan de choque esos 6 meses. La primera fecha de vencimiento era finales de junio.

Nuevos impuestos a eléctricas y bancos, más becas y trenes gratis: todas las medidas que Sánchez ha anunciado en el debate sobre el estado de la nación

Las medidas prorrogadas hasta finales de año incluyen el desacople de la revalorización de los alquileres al IPC, las ayudas al combustible o el nuevo cheque de 200 euros. A ello hay que sumar lo conocido este martes: esos abonos gratuitos para trenes, por ejemplo, y la confianza en que sean las autonomías las que también anuncien descuentos para el transporte público.

Precisamente algunas de estas medidas buscan también aplacar la idea de un otoño caliente que algunos expertos y sindicatos ya vaticinan. Hace tan solo unas semanas, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, llamaba a ignorar los mensajes pesimistas.

"Nos dicen un día sí y otro también que vamos a entrar en una situación de crisis, que hay recesión, que la guerra, que después del verano vamos a saber qué es lo que pasa... quieren hasta que no pasemos bien el verano... ¡que se vayan a hacer puñetas! Vamos a disfrutar del verano porque es nuestro, nos lo hemos ganado, que no nos quiten lo que hemos ganado".

En lo que va de año, el precio de la cesta de la compra se ha disparado un 8,45%, pero los salarios por convenio apenas suben un 2,45%. Con todo, Unai Sordo, secretario general de CCOO, también advirtió de que la conflictividad social aumentaría después de verano si la patronal seguía sin querer pactar un acuerdo salarial marco que garantice el poder adquisitivo de los trabajadores.

Álvarez, de UGT, incidió en que esos planteamientos sindicales son "perfectamente posibles", y que seguirán "reclamando" ese pacto de rentas. Para Sordo, las huelgas siguen siendo una opción "indiscutible".

Ante la amenaza de la recesión, Sánchez se acerca a sus socios

Complementos a becas para el estudio, tope a la revalorización del alquiler, cheque de 200 euros, trenes gratuitos. Son todas medidas de urgencia hasta diciembre (aunque los complementos a becas se prorrogarán hasta finales de curso) que buscan aplacar la posibilidad de que ese otoño caliente se llegue a dar.

Las reacciones de los secretarios generales de UGT y CCOO no tardaron en llegar este martes, poco después de que Sánchez terminase su intervención. Pepe Álvarez, de UGT, compartía desde Bruselas sus primeras impresiones. "Valoración positiva del análisis e intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el debate del estado de la nación", tuiteaba.

"La fiscalidad y los salarios son elemento fundamental de reparto de la riqueza, es necesario concertar las medidas tanto política como socialmente", incidió. Sordo, por su parte, tildó de "pedagógica" la intervención de Sánchez "ante la inflación", aunque lamentó la falta de concreción "de nuevas medidas para contenerla en materia de limitación de precios".

"Compartimos la lógica de exigencia fiscal a empresas con beneficios para proteger a la población vulnerable", expuso, aunque también le pareció "mejorable" la intensidad de esa protección. "Las medidas sobre las eléctricas o el sector financiero, siendo positivas, no podrán obviar una reforma fiscal de calado antes o después".

También se refirió al pacto de rentas que continúa sujeto a debate con la patronal. Si el Gobierno quiere favorecerlo, advirtió, "no debe actuar desde la unilateralidad". "Muchas de estas medidas son demandas de CCOO pero se gestionan al margen del diálogo social. Sin subida de salarios, la crisis recaerá en los de siempre".

Más allá de los sindicatos, donde Sánchez encontró aplausos también fue en sus socios del Ejecutivo. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, valoró "muy positivamente" lo que tildó de "giro del Gobierno". "Llevamos meses diciendo que algunos mensajes del Gobierno desorientan al electorado progresista, que tocaba reorientar el rumbo y retomar las medidas valientes".

El Gobierno aprueba el nuevo plan de medidas anticrisis con la novedad de un cheque de 200 euros para rentas bajas, una subida del 15% de las pensiones no contributivas y la reducción del precio del abono de transportes

Reivindicó algunas medidas como propias de Unidas Podemos, "como rebajar el abono transporte o establecer impuestos extraordinarios a las grandes eléctricas. Somos gente insistente, alguna ministra nos ha llamado con cariño cabezones. Efectivamente lo somos".

El portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, reconoció que en una anterior intervención le pidió valentía a Sánchez. "Hoy lo ha hecho. Hoy ha habido un golpe de timón progresista. Hasta hace poco muchos decían que era imposible, como era imposible este Gobierno de coalición o subir el Salario Mínimo Interprofesional. Creo que ese es el camino, señor presidente".

Sánchez subió a la tribuna para reconocer también a todos los ministros del Gobierno, con énfasis en los ministros de Unidas Podemos: "Desde las izquierdas subrayamos más nuestras diferencias que las conquistas comunes, que son muchas y hay que ponerlas en valor. Todas las políticas que hemos puesto en marcha han sido en favor de la clase media trabajadora".

Íñigo Errejón, dirigente de Más País, intervendrá este miércoles, pero sí avanzó su opinión en Twitter. "Llevamos meses diciendo que el punto de bifurcación para este Gobierno es decidir cómo reparte de manera justa las cargas y los sacrificios de una situación complicada. Hoy por fin Sánchez parece marcar un rumbo adecuado. Ahora las promesas tienen que llegar a la vida cotidiana".

Este acercamiento se produce además apenas unos días después de que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, presentase en Madrid su nueva plataforma, Sumar, que aspira a ser una candidatura de confluencia y sin siglas de cara a las elecciones del año que viene.

Todo esto ocurre apenas una semana después de que se conociese el barómetro de julio de la firma demoscópica 40db para El País y la Ser: en estimación de voto, el PP superaba al PSOE. En el Gobierno son conscientes de que las fuerzas tendrán que entenderse de querer evitar que otro bloque se imponga en las elecciones generales del año que viene.

'Operación Campamento', una medida no tan celebrada: ni es nueva, ni alivia la inflación, y olvida al resto de España

Dentro del nuevo plan de choque para capear la tormenta de precios, el presidente Pedro Sánchez anunció una medida que no pasó desapercibida, pero por una razón curiosa: ni es nueva, ni ayuda a aplacar la inflación y, además, se circunscribe a Madrid, dejando al margen al resto de España.

Precisamente, esta medida no fue referenciada por Unidas Podemos o Más País. De hecho, en materia de vivienda, solo arrancaron al presidente que la futura Ley de Vivienda está en tramitación parlamentaria, en fase de enmiendas.

Se trata del desbloqueo de la Operación Campamento. Un proyecto urbanístico concebido para la ciudad de Madrid hace 17 años.

En 2005, el entonces alcalde del PP, Alberto Ruiz Gallardón, anunció la construcción de 10.700 viviendas en terrenos que el Ministerio de Defensa tenía al sur de Madrid, en el distrito Latina. Se trata de más de 8 millones de metros cuadrados ubicados en los alrededores de la A-5, propiedad de Defensa desde 1856, cuando se instaló un almacén de pólvora y unos cuarteles.

A pesar de haber sido concebido hace casi 2 décadas, el proyecto llevaba años paralizado. Lo que Sánchez anunció ayer fue el ?desbloqueo? de esta operación, que implicará la construcción de 12.000 viviendas, un 60% de las cuales serán públicas.

Alerta burbuja inmobiliaria: 12 países que tienen mayor riesgo de 'boom' ahora que en 2008

"Espero que esta vez, aparte de anuncios, nos encontremos con hechos", criticó ayer la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que se queja de que el Gobierno municipal lleva trabajando 2 años en el proyecto, pero que "de momento" sólo ha encontrado bloqueos.

En los últimos años, el exministro José Luis Ábalos y el gobierno municipal de Madrid ya iniciaron un grupo de trabajo para desarrollar el proyecto. Sin embargo, no había salido adelante. 

"Puede ser una cuestión de trámites urbanísticos, o de que falte el visto bueno de Defensa", comenta Gonzalo Bernardos, profesor titular de Economía y director del Máster Inmobiliario de la Universidad de Barcelona.

Pero la medida no sólo no es nueva, sino que tampoco alivia el impacto de la inflación en el bolsillo de los hogares. "Desde ahora hasta que se hagan las viviendas puede pasar mucho tiempo", explica Bernardos: "Ese suelo no debe estar ni urbanizado, hará falta un plan especial?".

Ampliar la oferta es la manera más efectiva de solucionar el problema de la vivienda en zonas tensionadas, como Madrid. El problema es que también es el método más lento, ya que estas promociones pueden tardar años en ponerse en marcha. Para cuando los ciudadanos pudieran beneficiarse de estas unidades, puede que ya no exista un problema con la inflación.

"No sabemos cuándo llegará esto y, mientras tanto, tienes desde hace 2 años paralizada una operación que podría poner 30.000 viviendas a disposición de los ciudadanos", afirma José García Montalvo, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra, en referencia a las negociaciones, también paradas, con grandes propietarios para que destinen sus inmuebles a alquiler social.

Otros artículos interesantes:

Sánchez avanza que las medidas del plan anticrisis durarán más de lo previsto: hasta el 31 de diciembre

Una ola de sindicalismo sacude a las grandes tecnológicas: Amazon, Tesla y Apple se las ven con los sindicatos, mientras España tiene mucho que enseñar y aprender

El Gobierno pide a sindicatos y empresarios un pacto de rentas a 3 años para “contener la inflación y repartir cargas” que incluiría una subida del SMI

Te recomendamos