Pasar al contenido principal

Las razones por las que Chile renunció a la Cumbre del Clima que Madrid acoge desde este lunes

Manifestantes se cubren de la policía en Chile.
Manifestantes se cubren de la policía en Chile. REUTERS/Pilar Olivares
  • Los heridos se multiplican y el Gobierno anuncia medidas para frenar las protestas: así está viviendo Chile las protestas mientras comienza la Cumbre del Clima en Madrid.
  • Piñera descarta, por ahora, renunciar, aunque su Ejecutivo abre la puerta a una investigación por la violación de derechos humanos.
  • Mientras la COP25 arranca bajo la presidencia del país andino, éste sigue inmerso en graves disturbios y en medio de un estallido social sin precedentes recientes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¡Evadir, no pagar, otra forma de luchar! A mediados de octubre, cientos de estudiantes chilenos se conjuraron para saltar los tornos del metro de la capital del país, Santiago. Era su forma de protestar contra la enésima subida de precio que sufría el billete básico del suburbano por parte del Gobierno de Sebastián Piñera.

Mes y medio después, lo que comenzó como una protesta contra la subida del precio del transporte metropolitano se ha convertido en una de las mayores crisis que el país andino ha vivido en sus últimos años. La fuerza empleada por las autoridades ha dejado un reguero de muertos y ha obligado a trasladar la celebración de la Cumbre del Clima a otro continente.

Leer más: Todo lo que debes saber sobre la Cumbre del Clima de Madrid, explicado en menos de 4 minutos

En concreto, a Madrid. La COP25 está a punto de comenzar en la capital española, aunque la Cumbre continúa bajo la presidencia de Chile.

No obstante, el mandatario latinoamericano, Sebastián Piñera, no vendrá a España. Lejos de ello, esta misma semana anunció que había llegado el momento de decir "basta". De esta forma, el presidente de Chile trata de alcanzar un acuerdo parlamentario para endurecer las leyes y poner fin a las protestas.

El origen de las protestas de Chile está en el precio del metro, pero también en la desigualdad

Una manifestante chilena.
Una manifestante chilena. REUTERS/Iván Alvarado

Afirmar que las protestas en Chile comenzaron únicamente por una subida de 30 pesos en el billete sencillo del suburbano es caer en el reduccionismo.

Chile es un país desigual. Así lo reflejó un informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de 2017. Las razones: pensiones muy bajas, futuro laboral incierto, tratamientos médicos muy caros y, por ende, una sensación de injusticia que existe en el 64% de los consultados en dicho documento, según resumía el medio Publimetro.

Así, desde que estallaron las movilizaciones en octubre, en las calles se han visto sobre todo jóvenes, pero también pensionistas. El rostro del descontento chileno, como titulaba en un reciente reportaje France 24, es de lo más variopinto en el país andino.

También es una cuestión política por una nueva Constitución

Grafitis contra Piñera y a favor de una Constitución en Chile.
Grafitis contra Piñera y a favor de una Constitución en Chile. REUTERS/Jorge Silva

No obstante, las movilizaciones chilenas no están motivadas únicamente por las circunstancias sociales. También responden a una cuestión política: la vigente Constitución de Chile se votó y aprobó en los tiempos de la dictadura, a pesar de que ha sido constantemente reformada.

De hecho, algunos medios de comunicación del país ya han abordado la oportunidad de elaborar una nueva Carta Magna, protegiendo derechos de colectivos desfavorecidos, a las mujeres y también profundizando en políticas climáticas. Todo, en el maremagnum que está provocando la movilización en la calle y a las puertas de esta COP25 que se celebra en Madrid.

Cuando, a finales de octubre, el presidente chileno Sebastián Piñera anunció que renunciaba a organizar la Cumbre, dijo hacerlo con "dolor" y "considerando" que su "primera prioridad como Gobierno" es "concentrarnos absolutamente en restablecer el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social".

Era la primera vez en la historia de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de la ONU sobre el Cambio Climático que algo así ocurría.

Leer más: Chile y España critican que Trump y Bolsonaro no asistan a la Cumbre del Clima, pero el presidente chileno tampoco acudirá

No obstante, a los pocos días, fue la ministra de Medio Ambiente chilena, Carolina Schmidt, quien confirmó que su país mantendría la presidencia de la Cumbre. Finalmente ha sido la titular de esta cartera la que ha viajado en representación del Gobierno de Piñera a Madrid.

Mientras tanto, en Chile, las protestas continúan agitando la actualidad

Un hombre lee un periódico sobre las protestas de Chile.
Un hombre lee un periódico sobre las protestas de Chile. REUTERS/Jorge SIlva

Ya son más de una veintena los fallecidos fruto de las protestas. Las víctimas son trabajadores o clientes de establecimientos que han sido incendiados en la oleada de saqueos o personas que murieron tras recibir disparos de las autoridades.

Además de las víctimas mortales, hay cientos de heridos y miles de detenidos. De entre los heridos, hay al menos 230 personas con lesiones oculares que ya han anunciado una querella contra el Ejecutivo de Piñera.

En este ambiente de violencia, la organización internacional Human Right Watch —Observatorio de los Derechos Humanos— ha denunciado varias infracciones por parte de las autoridades chilenas, subrayando el uso indiscriminado e indebido de armas contra la población civil.

El Gobierno de Piñera ha encargado una investigación a la dirección de los Carabineros —la policía chilena— para esclarecer estas denuncias. Lo hizo apenas unos días después de rechazar las conclusiones de un informe similar, en este caso firmado por Amnistía Internacional.

Con este escenario en Chile comienza la COP25 en Madrid, en un momento además en el que el Senado del país alpino ha dado impuso a una nueva Ley de Seguridad Ciudadana que respalda a la Administración horas después de que el propio mandatario chileno advirtiese: "Ha llegado el momento de decir basta".

Todo lo que debes saber sobre la Cumbre del Clima 2019: COP25 en Madrid

Y además